Carmen Tello ha salido este miércoles de la Casa de las Dueñas - JUAN FLORES / ATLAS

La duquesa de Alba se enfrenta a sus horas más críticas rodeada de todos sus hijos

Su estado de salud ha empeorado con varios fallos orgánicos, ya que la infección pulmonar no le remite con el tratamiento

Actualizado:

La duquesa de Alba se enfrenta actualmente a sus horas más críticas para tratar de superar la infección pulmonar que padece desde este fin de semana y que ha enlazado con otra afección digestiva que la mantiene en estado grave desde el jueves de la semana pasada. Tras su regreso a la Casa de las Dueñas en la noche de este miércoles por voluntad propia, su equipo médico ha instalado una UCI «doméstica» en su habitación para continuar con el tratamiento de antibióticos necesario para vencer la neumonía que tiene. Sin embargo, la infección no ha remitido a pesar de las dosis ya recibidas y, en las últimas horas, Cayetana Fitz-James ha sufrido ya algunos fallos orgánicos.

Por su parte, la expectación mediática frente a la Casa de las Dueñas se mantiene, donde durante la mañana de este miércoles ha llegado el confesor de la duquesa de Alba, el sacerdote Ignacio Sánchez-Dalp. La visita del sacerdote se esperaba porque además de confesor y amigo de la duquesa ejerce como capellán de la Casa de Alba en Sevilla.

Acompañada por todos sus hijos

También poco después de las once de la mañana ha llegado en coche Jacobo Martínez de Irujo, conde de Siruela, acompañado de su esposa Inka Martí, con lo que ya son los seis hijos de Cayetana los que la acompañan además de su esposo Alfonso Díez.

Antes de la llegada de Jacobo entró en el palacio de las Dueñas una furgoneta con varias botellas de oxígeno, y a la casa también ha sido trasladado material médico de la Clínica Quirón Sagrado Corazón.

En este centro fue ingresada la duquesa el pasado domingo aquejada de una neumonía que le causó una pequeña arritmia cardiaca y que sufrió inmediatamente después de haber padecido una gastroenteritis, un cuadro que provocó su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica sevillana.