De izquierda a derecha, el secretario de Política de Podemos Sevilla, Jesús Jurado; el jurista Joaquín Urías, la secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez y el secretario de Estrategia y Discurso de Podemos Sevilla. José Candón
De izquierda a derecha, el secretario de Política de Podemos Sevilla, Jesús Jurado; el jurista Joaquín Urías, la secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez y el secretario de Estrategia y Discurso de Podemos Sevilla. José Candón - ABC
política

Guerra abierta en Podemos Sevilla: el perdedor Urías frente al aparato «ávido de control»

Los consejeros de Begoña Gutiérrez reprenden públicamente al profesor de derecho constitucional, cuya presencia intentaron vetar en un acto político organizado por terceros

Actualizado:

Las recientes declaraciones del que fuera candidato a liderar Podemos en Sevilla, Joaquín Urías, acerca de la «gente sin escrúpulos» y «ávida por conseguir una parcelita de control» que está «creando un aparato sucio» del partido en Andalucía han desatado lo que parece una ruptura definitiva entre las bases del partido y su recién elegida cúpula.

Tras las graves acusaciones del profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, miembros del Consejo Ciudadano de Podemos en la ciudad intentaban apagar el fuego a través una conocida plataforma de internet en que se abrió un intenso debate. Lo hacían cargando duramente contra Urías acusándolo de «no haber pensado nunca en Podemos».

Acusan a Urías de haber «envenenado» la campaña

De este modo, el secretario de Estrategia y Discurso de Podemos Sevilla, José Candón, acusaba al candidato de la lista «Sevilla Sí se Puede» –que se quedó a solo 60 votos de liderar al partido en la ciudad– de «haber envenenado una campaña que debería haber sido un debate honesto entre compañeros» y de «haber basado todo su discurso en atacar a los compañeros».

Con este contraataque, desde «Claro que Podemos Sevilla» salen a rebatir las cuestiones manifestadas desde buena parte de los círculos sevillanos de que la candidatura encabezada por Begoña Gutiérrez era la de «un grupo de amigos» puestos por Pablo Iglesias «desde Madrid». Igualmente, el que fuera responasble de campaña de Gutiérrez, justifica su ausencia de programa político a escasos cuatro meses de las municipales porque «lo que se votaba no era la alcaldía de Sevilla sino la organización interna de Podemos».

Además, desde el sector llamado «oficalista» niegan el posible pucherazo en el proceso de primarias ya que «todas las dudas sobre el proceso de voto surgieron el día en que se conocieron los resultados». Incluso acusan a Urías de que «ha llegado al insulto personal».

Por todo ello, desde el aparato de Podemos Sevilla celebran la marcha de Urías del partido al tiempo que niegan una brecha interna ya que «entre gente de ambas listas estamos trabajando codo con codo» y aunque «seguimos teniendo diferencias políticas, nos respetamos, nos apoyamos, nos admiramos y nos sentimos orgullosos de trabajar juntos».

La reacción de Urías, ¿una pataleta de mal perder?

Ante tales declaraciones, el polémico jurista y activista social que ya fue noticia por considerar que la Constitución Española la aprobaron las cortes franquistas, no quiso defenderse, avivando las dudas acerca de si sus duras críticas hacia Podemos estaban motivadas por a una simple «pataleta» de quién por dos veces ha intentado entrar en los órganos de decisión de Podemos sin haberlo logrado democráticamente.

Pese a que el profesor Urías no ha querido hacer declaraciones al respecto con el objeto de «parar las polémicas internas», ABC ha podido conocer el motivo por el que podría haberse desatado todo el entuerto: el supuesto veto de miembros de la ejecutiva de Podemos Sevilla a que Urías participase en un acto público impulsado por la plataforma «Andalucía con Syriza» celebrado este martes y que contó con la presencia de las principales fuerzas de la izquierda política y de destacados líderes como el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo.

¿Por qué Podemos no apoya a Syriza desde Andalucía?

Al encuentro no faltaron representantes de formaciones como Equo, Izquierda Abierta o la CUT. Si embargo es especialmente llamativa la ausencia de Podemos, cuyo líder Pablo Iglesias mantiene una estrecha relación con el líder de Syriza, Alexis Tsipras, pero que desde Andalucía ha rechazado mostrar su apoyo explícito al partido que podría gobernar Grecia a través de actos como el celebrado en Sevilla o el que tendrá lugar el próximo día 22 de enero en Córdoba, donde tampoco estará Podemos.

Preguntado por tan destacada ausencia, el secretario de Políticas de Podemos Sevilla, Jesús Jurado, ha dicho a ABC que el hecho de que miembros andaluces del partido de Iglesias no asistan a estos actos se debe a «ciertos problemas», pero que él no puede valorarlos porque «aún no ha sido constituida la organización andaluza de Podemos». Sin embargo, según ha conocido este periódico de fuentes próximas a la organización del evento, el propio Jurado intentó vetar la presencia del sector crítico y de imponer a la persona que debía representar a Podemos Andalucía en el acto.

Lo hizo después de que se hubiera cerrado el cartel del acto donde aparecía el nombre de Joaquín Urías junto al de Antonio Maíllo; el diputado autonómico de la CUT, Álvaro García; la delegada de Fomento en Sevilla, Granada Santos, el portavoz regional de Equo, Esteban de Manuel o la representante de Ganemos Sevilla, Mercedes García.

Urías, el sustituto de Teresa Rodríguez

Según cuentan desde la organización, las negociaciones con Podemos comenzaron con la invitación a la candidata a liderar la estructura andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez. Sin embargo, la eurodiputada gaditana «declinó asistir» dando su consentimiento para que Urías, conocedor de primera mano de la realidad griega, apareciera en el cartel como miembro de Podemos Andalucía. Urías fue por tanto invitado por la plataforma «Andalucía con Syriza» y aceptó participar con la condición de hacerlo como profesor y activista social y no como miembro de Podemos Andalucía porque su estructura «no está constituida aún».

Pese al acuerdo inicial, el secretario de Política de Podemos Sevilla entró en contacto con los promotores del debate asegurando que Podemos estaría «dispuesto a participar indicando ellos quien sería la persona que los representaría». Sin embargo, Jurado rechazó finalmente «mandar a nadie» de Podemos puesto que la presencia de Urías en la mesa de debate era indiscutible en su condición de profesror y activista social.

Tras todos estos hechos, que se produjeron a finales de la semana pasada, llegaron las descalificaciones de Urías a través de su perfil de Facebook al aparato de Podemos y, más tarde, la celebración de un acto de apoyo a las políticas de Syriza con la presencia del jurista sevillano y sin que los activos responsables ni las cuentas oficiales de Podemos Sevilla hayan siquiera mostrado su apoyo al evento a través de las redes sociales.