El correo electrónico difundido por Izquierda Unida entre sus militantes para que voten en bloque que Podemos Sevilla sea una coalición de partidos
El correo electrónico difundido por Izquierda Unida entre sus militantes para que voten en bloque que Podemos Sevilla sea una coalición de partidos - ABC
politica

IU rompe con Podemos y exige a sus bases que Ganemos Sevilla sea coalición de partidos

La federación dice que se mantendrá al margen de la asamblea que decidirá el futuro de la plataforma pese a haber marcado el voto a sus bases a través de un correo masivo

Actualizado:

Las reconocidas negociaciones entre Podemos y Ganemos Sevilla parecen definitivamente rotas. Los posturas entre ambas formaciones para trabajar en una candidatura conjunta para las municipales de mayo no han terminado de encontrarse y ante la premura de los plazos, ambas trabajan ya de manera independiente en sus propios proyectos electorales.

Aunque desde Ganemos Sevilla aseguran que «la toalla no está arrojada» en su empeño por la confluencia, lo cierto es que la imposibilidad manifiesta de un acuerdo deja en una situación especialmente delicada a la plataforma que en septiembre impulsaran desde Izquierda Unida, Equo y otros partidos minoritarios con la clara intención de conseguir un contundente apoyo popular y sobre todo, de integrar a Podemos.

Pero según fuentes próximas a las negociaciones, las reuniones mantenidas y que solo hace algunos días apuntaban a la posibilidad de un «acuerdo inminente» no han dado finalmente los frutos que ambas fuerzas esperaban. Las exigencias de IU por dar lugar a una coalición electoral que permitiese que los votos logrados en la capital sumasen de cara a posibles nombramientos en la Diputación provincial chocaban con la idea de Podemos de conformar una «agrupación de electores» en que el partido de Pablo Iglesias ostentase «el control democrático de los representantes». Esto es, desde Podemos Sevilla exigían a Ganemos controlar el proceso por el que se conformaría la lista electoral a través de sus mecanismos de votación telemáticos, algo que también habrían rechazado de plano las formaciones que desde sus orígenes han controlado Ganemos Sevilla.

El voto será secreto o desde casa

Tras no cerrarse este fundamental acuerdo, Ganemos Sevilla celebró este pasado martes por la noche un pleno preparatorio a la asamblea general que la organización ha fijado para el viernes. Merced a las propuestas debatidas en el pleno, la asamblea habrá de decidir entre constituir una coalición de partidos, una agrupación de electores o formar una asociación pero sin concurrir a las municipales, según relata su portavoz Antonio Pachón.

Aunque la decisión definitiva sobre el futuro de la plataforma se decidirá en votación –tanto por voto físico secreto como telemático de los 5.000 inscritos– durante la cita del viernes, la intención evidente es la de convertir la plataforma de confluencia en una coalición de partidos. Según ha podido saber ABC, desde Izquierda Unida se ha remitido correos electrónicos a sus militantes para que apoyen única y exclusivamente esta configuración jurídica como formato para concurrir a las municipales de mayo.

Piden la asistencia y la votación en bloque

La citada misiva, difundida desde asambleas de distritos de Izquierda Unida en Sevilla, pide a la militancia y simpatizantes de la federación su asistencia a la que será la segunda Asamblea General de Ganemos Sevilla para defender una «línea roja fundamental», la de rechazar la postura defendida de Podemos de dar lugar a una agrupación de electores o la de crear un nuevo partido, aceptando que Ganemos se constituya como «una coalición de partidos en que no se pierda el referente de Izquierda Unida como organización motora de la izquierda de este país».

Así, la dirección de Izquierda Unida en Sevilla pide a sus bases que apoyen el «trabajo realizado por los compañeros que han estado trabajando con una posición leal, constructiva y de consenso» con otros ciudadanos y partidos políticos a través de su asistencia a una asamblea abierta en que se vote «unánimemente» el posicionamiento dictado la organización para así continuar con un proceso de convergencia social que ya venía siendo tutelado por el PCA.