El Teléfono de la Esperanza está disponible las 24 horas de los 365 días del año
El Teléfono de la Esperanza está disponible las 24 horas de los 365 días del año - AB
SOLIDARIDAD

El Teléfono de la Esperanza, que salva vidas en Sevilla, necesita voluntarios

Lleva más de 40 años prestando un servicio totalmente altruista cuyo objetivo es la mejora de la salud emocional

AMPARO BACA PÁEZ
Actualizado:

«Una de las llamadas que atendí era la de una señora que estaba a punto de tirarse por el balcón. Quería que le dijera algo, algún motivo por el que no hacerlo, porque ella quería vivir». Encontró ese motivo.Y vivió. Muy agradecida además a la persona que estaba al otro lado del teléfono preparada para hacerle ver ese resquicio de esperanza en el momento en el que la oscuridad inundaba su mundo. 

Esta es una de las muchas llamadas que ha atendido Antonio en el Teléfono de la Esperanza desde que hace siete años decidiera hacerse voluntario. Uno de los 99 que actualmente presta su servicio de forma totalmente altruista en una ONG que lleva casi 44 años ayudando desde que la fundara el inolvidable fray Serafín Madrid, infatigable hermano de San Juan de Dios que tanta huella dejó en Sevilla. 

En esta ocasión, se salvó literalmente una vida, pero también se salvan vidas en el sentido más amplio de la palabra. Se rescatan vidas de la soledad, el vacío, la angustia o la depresión. Durante 2014 se atendieron 3.752 llamadas y se recibieron 1.527 citas en la sede de la Avenida de la Cruz del Campo destinadas tanto al Departamento Psicológico, como al de Orientación Familiar o Jurista.

Descolgar el teléfono para impregnarte de los problemas del que llama pidiendo auxilio no es fácil. Por ello el período formativo de cualquier voluntario es esencial para prestar una buena ayuda y realizar una escucha empática a la vez que activa. No hace falta un perfil determinado; cualquiera puede ayudar. «Cuando vine a la reunión informativa me fui desilusionada porque creía que no podía aportar nada. Había muchos psicólogos y yo no tenía una formación en ese campo», explica María Dolores. «Pero me llamaron cuando vieron que no volví más y cuando les expliqué lo que sentí, me dijeron que aquí puede ayudar cualquiera». Lleva más de un año atendiendo llamadas y devolviendo al Teléfono lo mucho que asegura que este icono verde le ha dado a ella.

Para ello ha tenido que superar, como cualquier voluntario que quiera prestar su ayuda en el Teléfono, los tres cursos obligatorios para tener una madurez y equilibrio emocional necesarios para prestar esta ayuda.

Más allá de la línea

La labor del Teléfono de la Esperanza rompe los límites de su nombre. Va más allá de la mera atención telefónica. El objetivo de preservar una buena salud emocional, tan importante pero que en pocos sitios se enseña, se persigue además a través de los distintos cursos y talleres que cada mes se ponen en marcha y que, como todo en esta institución, se imparte por personal voluntario pero debidamente cualificado. 

Afrontar las dificultades, Cuidando al cuidador, Relajación y control de la ansiedad, Gestión de las emociones, Mejorando la autoestima, Vencer la dependencia emocional… son algunos de los títulos de estos talleres destinados a mejorar la vida de los que tienen dificultades. «En Sevilla no hay ningún otro sitio donde se ofrezca esta ayuda de una forma desinteresada y profesional. Es una joya», explica otra de las voluntarias, que también coincide en que la ayuda es bidireccional.

Actualmente la organización trabaja para hacer extensiva su ayuda en otros ámbitos, como por ejemplo realizando intervenciones en crisis en hospitales, aunque necesitarían ampliar el número de voluntarios. Ahora la llamada la realiza el Teléfono de la Esperanza a todos aquellos interesados en colaborar para que se pongan en contacto con la organización y que se puedan incorporar tanto atendiendo las llamadas telefónicas como ofreciendo ayuda más especializada en el apartado del Trabajo Social o la Orientación Familiar. 

Este fin de semana empieza uno de los cursos necesarios para formar parte del voluntariado, el de Crecimiento Personal, pero que también está abierto a todas aquellas personas que consideren que puede aportar algo positivo a su vida. La inscripción se puede realizar en ww.telefonodelaesperanza.org/sevilla. 

El Teléfono de la Esperanza, 954 576 800, presta atención las 24 horas de los 365 días del año.