Castejón, el segundo por la izquierda, sentado, junto a unos soldados en Sevilla
Castejón, el segundo por la izquierda, sentado, junto a unos soldados en Sevilla - abc
POR UNANIMIDAD

El Ayuntamiento retira la medalla de Sevilla al comandante Castejón

Lideró la columna que sofocó a sangre y fuego la oposición al Alzamiento en barrios como Triana o La Macarena

Actualizado:

En julio de 1961, el Pleno del Ayuntamiento aprobó conceder la medalla de oro de Sevilla al entonces capitán general de la II Región, Antonio Castejón Espinosa. La moción municipal recordaba que Castejón acudió «al auxilio de la ciudad, cuyos barrios y arrabales eran teatro de los crímenes y desafueros de los marxistas».

ABC, en una crónica del 14 de julio de ese año, recordaba cómo Castejón llegó a Sevilla el 20 de julio de 1936; al día siguiente ocupó el barrio de Triana; el 22, San Julián y la Macarena y luego su columna recorrió Valencina, Castilleja de Guzmán, Camas, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado, Utrera, La Algaba, Morón de la Frontera, Osuna, Aguadulce, Lora de Estepa, Estepa, La Roda, Casariche y Herrera.

La medalla de oro de la ciudad de Sevilla se sumaba a su nombramiento como hijo adoptivo de la mayoría de «los pueblos liberados por su columna» y se produjo cuatro años después de recibir la medalla de oro de Morón de la Frontera. La medalla le fue impuesta ell 18 de julio de 1961, en el que Sevilla recordó el XXV aniversario del Alzamiento con un gran desfile militar. Según reflejan las crónicas, su mujer, Mercedes, recibió un año después la medalla de oro de la ciudad de Jerez.

Cincuenta y cuatro años después, el Pleno del Ayuntamiento democrático aprobó ayer por unanimidad retirarle esa medalla, a propuesta de IU. Su concejal, Luis Fernández, recordó que Castejón no sólo fue uno de los militares que se sublevaron contra la II República sino que lideró una columna militar de «mercenarios norteafricanos y soldados italianos» que en Triana, San Julián o la Macarena «pasó a cuchillo» a muchas de sus víctimas, y luego pasó por Camas, Santiponce, Lora de Estepa «llenando los caminos de gente que todavía está en las cunetas». «Fue apodado como el carnicero», resaltó Fernández, quien defendió que, dado el dolor y sufrimiento que causó, no merecía la condecoración de la ciudad.

La iniciativa fue respaldada por el PSOE, cuyo concejal Joaquín Díaz, señaló que el comportamiento del comandante Castejón durante la Guerra Civil, fue «especialmente deplorable». Díaz subrayó que la ley de Memoria Histórica obliga a retirar acuerdos que exalten el golpe de Estado contra la II República.

El PP apoyó la moción en un Pleno en que se aprobó también la propuesta del PSOE de retirar varios símbolos franquistas en espacios públicos de la ciudad:, una placa conmemorativa del Alzamiento en el Palacio de Yanduri, otra en la fachada del convento de la Encarnación, un escudo con el águila de San Juan en la antigua escuela de Magisterio en la calle Recaredo, un escudo en la entrada del Real Alcázar, una cerámica en las Reales Atarazanas y los escudos de la sede de Aduana o la subdelegación de Defensa. Asimismo se cambiarán los nombres de las calles de dos aviadores del bando nacional, Sebastián Recasens y Tomás Murube.