Zoido firma con Bellver el contrato de donación de la colección
Zoido firma con Bellver el contrato de donación de la colección - Millán herce
cultura

Sevilla ya es dueña de la colección Bellver

Las obras se expondrán a finales de 2016 en el Pabellón Real, que será restaurado para ello

Actualizado:

La colección de Mariano Bellver, de obras de arte de los siglos XVI al XIX, es desde ayer propiedad del Ayuntamiento de Sevilla tras el acto protocolario de la firma del contrato de donación por parte del mecenas y su esposa, Dolores Mejías, y el alcalde, Juan Ignacio Zoido.

Las obras de arte atesoradas durante años por el matrimonio, valoradas en catorce millones de euros, se expondrán, a partir de diciembre de 2016, en coincidencia con el 90 cumpleaños del coleccionista, en el Pabellón Real, cuya rehabilitación está en manos de la arquitecta Cristina Sánchez, autora de los proyectos del Palacio de los Marqueses de la Algaba y del Museo de la Cerámica de Triana.

La adaptación del Pabellón Real, creado por Aníbal González para la exposición del 29, tendrá un coste de tres millones de euros y un plazo de ejecución de catorce meses desde que se inicien los trabajos de adecuación museística, que tendrá el asesoramiento de un profesional designado por Mariano Bellver, a fin de que los trabajos estén acompasados con el criterio expositivo. La promesa hecha al mecenas es que todas las obras se expongan, que siempre haya entre un 70 y un 80 por ciento de ellas a la vista del público, de forma que el resto, que permanecerá en los sótanos habilitados, vayan rotando.

El acto contó con la presencia de la delegada de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, y de la presidenta de la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, Isabel de León, figura imprescindible en la donación «desinteresada y sin contraprestación» de la colección, que incomprensiblemente, ha tardado más de ocho años en ser aceptada. Recordó Mariano Bellver los años recorridos acudiendo a instancias para donar su colección, gestiones que «inexplicablemente» fueron «infructuosas».

El mecenas dijo que fue «surrealista» encontrar sólo «trabas, excusas, cortapisas y negativas» a recibir las obras de arte —364 pinturas, 38 tallas, 19 esculturas de mármol, 156 piezas cerámicas, 87 de orfebrería y 105 muebles—, que según el alcalde, amplía el itinerario museístico de Sevilla y contribuye a fomentar el turismo.