Jorge Paradela e Inés Arnal.
Jorge Paradela e Inés Arnal. - j.spinola
estudio cruzcampo

Uno de cada tres sevillanos confiaría un secreto a su camarero antes que a su pareja

La empresa cervecera presenta un estudio basado en 30.000 entrevistas realizadas en toda España. La muestra arroja interesantes datos sociológicos sobre cómo somos en la barra de un bar

Actualizado:

¿A quién confiaría antes una confidencia, a su pareja o a su camarero? Uno de cada tres sevillanos prefieren apelar al secreto profesional del no escrito código deontológico de los camareros que despachar según qué asuntos con su esposa o esposo. Así lo arroja un estudio elaborado por la empresa cervecera Cruzcampo en el que se exponen datos sociológicos sobre cómo actúan los consumidores en la barra de un bar.

¿Ha ligado en la barra de un bar? ¿Conoce el nombre de pila de su camarero? ¿Ha cerrado algún acuerdo laboral entre cañas? ¿Cuántas veces ha publicado en Facebook, Twitter o Instagram alguna fotografía de una gélida cerveza? Las respuestas a todos estos interrogantes, y a otros muchos, está en el último estudio que Cruzcampo publica coincidiendo con el lanzamiento de su campaña ‘Somos de barra’, un homenaje a la cultura de bar que se estrena este viernes con un anuncio de televisión rodado en los sevillanos Casa Cuesta, Casa Morales, Casa Vizcaíno y en Zelai, templos donde rendir culto a la cerveza.

Y es que la cerveza en España es una cuestión de Estado. El consumo de esta refrescante bebida representa un 1,4 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB) nacional, cifra que sube hasta el 7,2 si se refiere a lo que movió el sector hostelero en 2014, que empleó a 1,4 millones de personas, según datos de la Federación Española de Hostelería y Restauración. La cerveza supone cuatro de cada diez euros que se factura en un bar.

Ante tales cifras, a nadie debe extrañar la presencia del presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla y Provincia, Pedro Sánchez-Cuerda, en la presentación de la nueva campaña de Cruzcampo, ‘Somos de barra’, presentada por el director de Relaciones Corporativas de Heineken España, Jorge Paradela, y la responsable de Marketing de Cruzcampo, Inés Arnal.

«Las barras son importantes para la sociedad», ha argumentado Arnal, que ha ido desglosando el estudio basado en 30.000 entrevistas realizadas en España. El 64 por ciento de los sevillanos prefieren consumir la caña en la barra antes que en una mesa, el 83 por ciento sabe de qué equipo de fútbol es su camarero y cuántos hijos tiene; el nivel de confianza es tal que el 88 por ciento sabe el nombre de su camarero y el 30 por ciento lo elegiría antes que a su pareja para compartir confidencias. «En lo que casi todos los sevillanos –de una muestra de 12.000 encuestados- coincide es que el día termina mejor su lo hace con sus amigos en la barra de un bar, como afirma el 92 por ciento», ha explicado Arnal.

Una barra, la gran red social

Siete de cada diez encuestados asegura haber ligado en un bar. Las barras granadinas son en las que más se liga. El flirteo ha concluido con éxito para el 72 por ciento de los hombres frente al 78 de las mujeres. Más allá de coqueteos, el 70 por ciento reconoce que ha entablado conversación con un desconocido ante una cerveza. En cuanto a las redes sociales, el 78 por ciento de los encuestados asegura haber colgado una fotografía de una caña en alguno de sus perfiles en Facebook, Twitter o Instagram.

En Sevilla, el 88 por ciento encuestados ha asegurado que ha recibido una noticia importante en un bar y el 66 por ciento ha cerrado un negocio en una barra. Y es que, según el director de Relaciones Corporativas de Heineken España, la cerveza es un producto «eminentemente social» y la barra es el «terreno natural» de la Cruzcampo, donde la marca incrementó su consumo en el último año frente a otros canales, siendo este el que más interesa a la empresa cervecera.

No es de extrañar que Cruzcampo centre su última campaña en los 280.000 bares que hay en España, uno por cada 180 habitantes. Y como es difícil incluir a todos estos establecimientos en los 30 segundos que dura el spot, la cervecera sevillana ha elegido las barras de cuatro establecimientos señeros de la capital andaluza: Casa Cuesta, Casa Morales, Casa Vizcaíno y en Zelai para loar las virtudes de los bares.