La soledad afecta cada vez a más personas
La soledad afecta cada vez a más personas - abc
sociedad

Crece el número de personas que viven solas en Sevilla

La proporción de hogares donde vive una sola persona pasa de 23,6% al 26,21% en cuatro años, según el INE

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El número de personas que viven solas en Sevilla ha aumentado en los últimos cuatro años. Así lo pone de manifiesto el Instituto Nacional de Estadística (INE), que publicó recientemente los indicadores urbanos, un estudio auspiciado por la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea donde se refleja la situación y evolución económica y social de buena parte de las ciudades europeas, entre ellas Sevilla.

Entre los datos destacados, señalan que, a pesar del descenso de la población en la ciudad, el número de hogares ha ido in crescendo, pasando de los 260.957 que había en 2010 a los 272.658 de 2014, es decir con casi ocho mil habitantes menos en Sevilla hay doce mil hogares más.

En parte ese fenómeno se explica porque la proporción de hogares en los que sólo vive una persona también ha crecido en estos años, de tal forma que si en 2010 representaban sólo un 23,64% del total, el año pasado ya alcanzaban el 26,21%, un incremento de casi tres puntos en apenas cinco años. En sólo un ejercicio, del 2013 al 2014 el incremento fue de un punto.

El estudio pone, además, de manifiesto dos hechos que alertan sobre situaciones que pueden condicionar, y mucho, el futuro de la capital hispalense. Por un lado resalta la progresiva disminución de la población residente en Sevilla, con la perdida de casi ocho mil habitantes en apenas cinco años, desde el 2010, y al mismo tiempo destaca en su análisis por edades de esa población cómo frente a un insignificante crecimiento de la población menor de catorce años, un 0,14%, continúa el descenso de la población activa de casi dos puntos y sigue aumentando los mayores de 65 años.

La tasa de natalidad de hecho descendió más de un punto entre 2010 y 2013, de un 10,7% bajó a un 9,5%, mientras la de mortalidad sufría en el mismo periodo leves altibajos pero manteniéndose en torno al 8%. Es decir continúa el envejecimiento progresivo de la población algo que viene a remarcarse con el crecimiento de la edad media de los sevillanos que ha pasado de los 40,85 años en 2010 a los casi 42 años (41,95) de 2014.