El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas
El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas - j.m. serrano

La subida del IBI anunciada por Espadas afectará a 4.000 empresas

Tendrá una repercusión media sobre cada inmueble de 2.500 euros al año, ya que el alcalde asegura que la medida le permitirá recaudar entre ocho y doce millones de euros más

alberto garcía reyes
Actualizado:

La subida del Impuesto de Bienes Inmuebles que el gobierno de Juan Espadas tiene previsto aplicar a los edificios no residenciales afectará a 4.000 empresas de la ciudad, que son las que suponen el diez por ciento de los inmuebles con mayor valor catastral. La medida del gobierno socialista se aplicará siguiendo estrictamente lo estipulado por ley para las haciendas locales, ya que el alcalde pretende hacer una nueva ordenanza fiscal en la que se contemple la congelación del IBI residencial. «No habrá ninguna subida que afecte a las familias o que provoque pérdida de empleo», aclara Espadas tras la polémica surgida en el desayuno de Europa Press que protagonizó la semana pasada, en el que anunció esta medida. Los comerciantes y empresarios sevillanos se postularon inmediatamente en contra, pero el alcalde recalcó que sólo afectaría a grandes empresas y en ningún caso a pequeños comercios: «Cuando hablo de subir, hablo del Corte Inglés, no de la zapatería de la calle Tetuán», dijo durante la entrevista publicada por este periódico el domingo.

No obstante, el diez por ciento de los valores catrastrales no residenciales más altos no es una cifra pequeña. Según los datos oficiales de la Dirección General del Catastro, en Sevilla hay 40.734 inmuebles destinados a usos comerciales o industriales. El diez por ciento, por tanto, supone un total de 4.000 edificios, que serán los que se verán afectados por la medida. Esta cifra no coincide exactamente con el número de empresas a las que se subirá el IBI, ya que algunas tienen más de un inmueble de grandes dimensiones. Pero se aproxima mucho.

El alcalde también aclaró a ABC que la subida que practicará será del 0,9 al 1,15 como tipo impositivo, lo que le permitirá recaudar, según sus propias palabras, entre ocho y doce millones de euros más al año. Por lo tanto, la repercusión media que su decisión tendrá sobre estas empresas será de unos 2.500 euros anuales. «Con muy poco que toques ahí puedes alcanzar una recaudación de entorno a ocho, diez, doce millones de euros más que te permitan aliviar el ajuste financiero y tener algunos recursos más», explicó Espadas, para quien este encarecimiento del IBI para esas grandes empresas no supondrá un problema porque «significa una repercusión individual bastante razonable, incluso son gente que participan con patrocinios en la ciudad porque tienen recursos y su cuenta de resultados se lo permite y, además, lo desgravan, cuestión no menor».