La empresa de las facturas falsas, de dos interventores del PSOE

J. P. —luego Copam— factura miles de euros al Ayuntamiento pese a que su administradora forma parte de la junta del Distrito Este

EDUARDO BARBA
SEVILLA Actualizado:

Los vínculos se aclaran. Los dos responsables de la empresa que facturó al Distrito Este del Ayuntamiento de Sevilla obras que, como ha concluido la Policía Judicial, no han sido ejecutadas fueron interventores del PSOE en mesas electorales. Así, tanto Juan José Pérez Parra, ya fallecido, como su viuda, María Onia Rodríguez formaron parte de mesas electorales en 2007 representando a las candidaturas socialistas, según pudo constatar este periódico. Ambos eran los responsables de las sociedades J.P. Construcciones —aunque no aparecían en el registro oficialmente— y después de la compañía que sucedió a ésta, Copam Servicios Integrales, de la que Onia pasó a ser su administradora única tras el fallecimiento de su esposo. La primera de ellas, como avanzó ABC este lunes, es la que cobró al Distrito Este por unas supuestas obras en 2003 en Alcosa que están siendo investigadas en el Juzgado de Instrucción 20 —en las calles Ciudad de Chiva e Ildefonso Marañón Lavín— y que se han constatado

como no realizadas, pese a que J.P. Construcciones confeccionó las facturas y las endosó al Ayuntamiento. La denuncia por este asunto fue interpuesta por la organización de asociaciones vecinales CAIS en mayo de 2007. En total, esta empresa, según declaró su responsable a la Policía, facturó al Consistorio 269.400 euros, de los que hasta 140.000 se encuentran pendientes de justificar. Antes de ser responsable de esta compañía, Pérez Parra había fundado la sociedad Jaca Servicios Integrales S.L. Esta compañía, casualmente, se vio implicada en el amaño de expedientes del Distrito Macarena en la misma época, según denunció en su momento IU tras abrirse la comisión de investigación.

Hasta 156.300 euros

Después de Jaca y J.P., su mujer tomó el relevo en esa actividad de la construcción a pequeña escala en el distrito y, pese a su más que evidente vínculo con el PSOE local, facturó mucho dinero al Distrito. De hecho, según expedientes a los que ha podido tener acceso este periódico sobre las obras concedidas a Copam por parte de ese distrito, entre mayo de 2006 y mayo de 2008, sólo en dos años, el Ayuntamiento facturó con esa sociedad de Pérez Parra y Onia hasta 156.337 euros en obras menores, esto es, obras que, por su cuantía, no necesitaban pasar por concurso público y que se adjudicaban a dedo.

Pues a dedo se le dieron una veintena de obras sólo en dos años y a pesar de que la propia Onia, esposa del empresario y luego ella misma empresaria, formaba parte de la junta municipal del distrito como representante del AMPA del Vélez de Guevara de Torreblanca. Desde 2007 y hasta la fecha, la empresaria está en el distrito que otorga obras a su empresa. Pese a ello, el Consistorio otorgó a Copam un sinfín de obras menores. Desde mayo de 2009, la propia Onia, ya viuda, es administradora única de la sociedad —pese a formar parte de la junta de distrito— dedicada a las pequeñas obras, que van desde la limpieza y desbroce en parcelas hasta instalaciones para la velá de Torreblanca, la reparación de aceras o las reformas en campos de petanca. Un clásico en la «versión barrio» del PSOE.

Según han confirmado fuentes del propio partido, tanto Pérez Parra —«Pepe el albañil»— en su día como Onia han formado parte del «núcleo duro» del PSOE en Alcosa y Torreblanca, donde con distintas sociedades «se han hartado de hacer todo tipo de obras al distrito y han ganado mucho dinero, aunque es posible que el Ayuntamiento incluso les deba aún algo». Los dos formaban parte del círculo cercano al ahora concejal Francisco Fernández, que controlaba la Agrupación Julián Besteiro y que manejaba los hilos del partido en ese distrito hasta su segregación —ahora se ha quedado con Cerro-Amate—. En la etapa de las facturas falsas ahora sacadas a la luz por la Policía, Fernández era el «gran hermano» de esa zona de la ciudad con colaboradores como Ángel Cervera y Ángeles Nevado, ahora imputados por el «caso Unidad», también relacionado con facturas falsas.

En la investigación policial se determinó que las obras de Alcosa denunciadas por la CAIS y pagadas con dinero público no se realizaron y que la contabilidad de la empresa adjudicataria no coincide con los registros del distrito. Entre toda la documentación aparecen 67 cheques firmados por el entonces delegado del distrito, José Gallardo, y por la ex delegada de Hacienda, Inmaculada Muñoz.