Jóvenes bebiendo rebujito en la Feria de Abril
Jóvenes bebiendo rebujito en la Feria de Abril - REUTERS

Feria de Abril de Sevilla 2018: ¿Cuál es el origen del rebujito?

Una jarra de manzanilla combinada con «Seven Up», lo que conocemos como rebujito, pero ¿de dónde proviene?

SEVILLAActualizado:

Abril ya está aquí, con todo lo que ello significa para los sevillanos, su ansiada Feria, que llega para hacer pasar una semana de bailes, alegría y beber ese rebujito en las casetas. Algunos prefieren el montadito de lomo, a otros les encanta la Calle Infierno con los «cacharros» y los hay que se mueren por bailar unas sevillanas en la caseta. Sin embargo, no hay quien no esté deseando llegar al Real para tomarse una jarrita fresquita de rebujito. Por ello, es una cuestión esencial saber de dónde proviene la famosa bebida.

Nadie se queda sin su vaso de rebujito
Nadie se queda sin su vaso de rebujito- EFE

La mayoría de los sevillanos quizás no conozcan que el famoso rebujito no es originario del lugar donde más se consume, Sevilla, sino que fueron los ingleses quienes dieron con esta combinación. En la mitad del siglo XIX, los británicos ya se refrescaban con la bebida madre del rebujito, o como ellos la denominaban, «sherry cobler», un combinado compuesto básicamente por vino de Jerez, una mezcla de azúcar con soda, hielo por doquier, una rodaja de naranja y dos pajitas. Por lo que ellos llegaron con cien años de adelanto al consumo habitual de nuestro combinado feriante, una parte de manzanilla, dos de «Seven Up», hielo hasta arriba y el aporte andaluz para arraigarlo a nuestra tierra, un toque de hierbabuena.

Una teoría diferente

En Granada hace unos años surgió una corriente que afirmaba el origen granadino del rebujito. Según Antonio Baquero Olmos, farmaceutico granadino que ha declarado a ABC de Sevilla, que la famosa bebida surgió en 1985 en las Fiestas del Corpus Christi de Granada.

En el montaje de la caseta «La Rebotica» tras una jornada de duro trabajo de los socios, que eran del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, querían con todas sus ansias una bebida refrescante para paliar el calor y cansancio, «encontraron un par de cajas de botellas de vino amontillado del Laboratorio Calmante vitaminado». Aunque según ellos estaba algo picado el sabor, por lo que lo mezclaron con lo primero que encontraron «unas botellas de Seven Up», dando por suerte sin quererlo con la bebida feriante por excelencia. Así es como el farmaceútico andaluz asegura que el origen de la famosa bebida sevillana proviene de la región vecina, Granada.