Ambiente en la caseta de turistas, en Pascual Márquez 225 - ABC

Feria de Abril de Sevilla 2019La Feria de Sevilla para los extranjeros: albero, sevillanas y manzanilla en todos los idiomas

Hoteles y Ayuntamiento ayudan a los turistas a integrarse en la fiesta sevillana con servicios especiales

Feria de Abril de Sevilla 2019: Todo lo que hay que saber

SevillaActualizado:

Que la Feria de Abril es una fiesta enfocada a los propios sevillanos está fuera de toda duda. De hecho, son los ciudadanos locales quienes, de un modo más o menos directo, la organizan y levantan. Pero los tiempos cambian y la globalización ha ido llevando en las fechas de este festejo a la ciudad en general y a las calles del real en particular a un creciente número de turistas extranjeros, para los que no resulta del todo fácil integrarse, entender y disfrutar de unos días.

La francesa (casi el 30% de los que vienen de fuera), la británica, la italiana y la norteamericana son las nacionalidades más presentes entre los forasteros en la ciudad durante los días de Feria, aunque cada vez crecen más la rusa, la brasileña, la mejicana, la japonesa y la china. Hay más turistas y gastan más dinero, en definitiva. El gran filón sevillano también vale para encajarlo esta semana.

Por todo ello, y en consonancia con los precios altos de la semana de farolillos (la tarifa media en la ciudad aumenta casi un 50%, de 104 euros a 150 la habitación por noche), los hoteles de la capital andaluza intentan ofrecer un valor añadido al cliente y poner en marcha estrategias para que la estancia sea lo más satisfactoria posible y logren vencer esa barrera invisible para integrarse mejor en la fiesta. «Una buena experiencia hará que los turistas extranjeros regresen, con lo que no se escatiman esfuerzos en este sentido», explicaba a este periódico el gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, Santiago Padilla.

Los servicios especiales que se disponen en los establecimientos hoteleros son muy variados, «tanto para facilitar la llegada y disfrute del propio real de Los Remedios como en la creación de espacios ambientados al uso en el propio recinto hotelero, especialmente en los hoteles de más estrellas y categoría, lógicamente». El abanico es muy amplio y con aspectos muy llamativos.

El hotel Alfonso XIII, por ejemplo, ha montado una enorme caseta que funciona desde el sábado con la cena del pescaíto. Las cocinas del hotel presentan un menú especial para estos días elaborado a base de marisco, jamón, queso y fritura sevillana, tan propia de esta fiesta.

Durante toda la Feria y a cualquier hora se puede disfrutar de la sensación de sentarse con amigos en las sillas sevillanas, bajo un cielo de farolillos, entre las gigantescas macetas de arcilla rebosantes de plantas, la fuente y los arcos del patio, donde estará montada la caseta; siendo la hora del aperitivo, un poco antes de los toros, y la cena, después de las corridas, los momentos más concurridos.

Este tipo de escenarios feriales se ha montado también en otros hoteles, como el Ayre, frente a Santa Justa, que ha usado sus enorme entorno porticado para colocar toldos al estilo de una caseta. Se suman a esta lista otros como el Vincci La Rábida. Su patio interior acoge su tradicional caseta, donde los protagonistas son el rebujito y la manzanilla, acompañados de platos típicos de la tierra y donde se cuenta con música en directo que ameniza estos días de fiesta.

Los aficionados al arte, además, tienen la opción de ver en el restaurante Los Patios de este hotel de cuatro estrellas parte de la obra de uno de los grandes maestros de la pintura sevillana, José González. Este establecimiento cuenta también con una interesante oferta para los turistas más aficionados a la tauromaquia, con tertulias diarias o la presentación de una revista taurina. Desde los hoteles, además, se refuerza el contacto tanto con los medios de transporte público para llevar a sus clientes a la Feria, incluidos los coches de caballo. Lo mismo ocurre con los pases y abonos para la Maestranza, que se gestionan para los clientes que lo solicitan

Rutas guiadas

El Ayuntamiento, por su lado, redobla sus esfuerzos en materia turística tanto en las oficinas de información como muy especialmente en el propio real, donde dispone de dos servicios principales para los forasteros. Por un lado, la caseta municipal para turistas, estrenada hace dos años con notable éxito, en Pascual Márquez 225. La caseta cuenta con un grupo flamenco que ameniza las noches con sevillanas y rumbas y la carta del bar es típicamente sevillana, con posibilidad incluso de reserva de mesas. En los hoteles de la ciudad se entregan a sus clientes los pases que distribuyó el Ayuntamiento para esta caseta, la única de todo el campo ferial que cuenta con cajero automático.

Turismo de Sevilla organizará tours dentro de la Feria, entre los puntos de información turística ubicados en el real y con final en la caseta turística. El recorrido de la visitas se inicia en el punto de información de la portada, pasa por el punto de información de la calle Costillares y termina en la citada caseta.

Esta visita guiada —para un máximo de 30 personas— contiene una explicación sobre la Feria de Sevilla en español, inglés o francés según procedencia de los visitantes. Se realizan unas treinta rutas por el recinto ferial, un proyecto de colaboración entre Fiestas Mayores, el Consorcio de Turismo y Fibes, un elemento que se ha consolidado con la asistencia el año pasado de casi 45.000 personas y tres pases de actuaciones sobre el tablao de la citada caseta. En la misma se concentran una veintena de recepciones de empresas y una media de 80 reservas diarias realizadas a través de hoteles. En éstos se distribuyen más de 40.000 invitaciones para los clientes, entre los que el éxito de esta iniciativa resulta indiscutible.