Ambiente del real de los Remedios durante un día de Feria
Ambiente del real de los Remedios durante un día de Feria - Juan Flores
Turismo

Los hoteles de Sevilla estarán al 79% en la Feria, pero a precios más altos

La habitación es alrededor de un 50% más cara durante la semana de farolillos

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La semana de oro de los hoteles de Sevilla es, sin duda, la de la Feria de Abril. La coincidencia de la fiesta con la temporada alta de la ciudad se nota tanto en la ocupación como en los precios de los alojamientos, que llegan a aumentar hasta un 50 por ciento, dada la enorme demanda. El dato lo proporciona el portal de reservas Kayak que ha analizado el coste medio de una noche en establecimientos de tres y cuatro estrellas durante la semana de farolillos, comparado con el valor del resto del año. En las conclusiones del informe se deduce que el precio medio de la habitación alcanza los 152 euros, frente a los 104 euros que es la tarifa habitual.

Ese incremento se debe en exclusica a la tremenda demanda, que supera incluso a la Semana Santa. Para esta Feria, que se celebrará del 4 al 11 de mayo, los hoteles y apartamentos turísticos de la ciudad alcanzarán una ocupación del 79 por ciento, dos puntos por encima del año pasado, según la información del Centro de Gestión de Datos de Turismo de Sevilla. No obstante, el nivel variará en función de la jornada. Así, el día de mayor afluencia será el sábado del alumbrado, cuando se rozará el 90 por ciento en ambas modalidades, en base a las reservas ya existentes y se da por seguro el lleno técnico con las de última hora. Por el contrario, el miércoles de Feria será el de menor ocupación, con un 74,4 por ciento para los hoteles y un 67,7 por ciento para los apartamentos.

La afluencia de público de fuera de la ciudad volverá a crecer el segundo fin de semana, con niveles del 79,5 por ciento para despedir la fiesta el sábado 11 de mayo con el espectáculo de fuegos artificiales. Los datos del Centro de Gestión del antiguo Consorcio de Turismo revelan que las previsiones son superiores a la del año pasado en lo que toca a los hoteles, cuando la fiesta se celebró íntegramente en abril y con un tiempo más fresco. Para esta alternativa la ocupación será dos puntos superior, a pesar incluso del aumento de la planta hotelera, que suma nuevos negocios como el hotel Lobby y Kivir, ambos situados en el entorno del Paseo de Colón y la segunda fase del hotel de Torre Sevilla, que puso en el mercado las últimas cinco plantas el pasado otoño. Por el contrario, habrá un descenso en los apartamentos turísticos de hasta diez puntos, aunque también ha crecido la oferta en esta modalidad.

Los que llegan por el río

La Feria de Sevilla recibirá igualmente turistas que llegarán a la ciudad a través del río. El Puerto tiene previstas las escalas de los cruceros «SeaDream II», que atracará el lunes en el muelle de las Delicias; el «Corinthian», que llega el martes; el «Silver Wishper», el miércoles y el «Braemar», el sábado. Todos permanecerán una noche en la ciudad y en total traerán más de dos millares de pasajeros.

En cuanto a los yates, se esperan ocho embarcaciones de este tipo d elos que algunos llegan a superar los cuarenta metros de eslora. Debido a estas buenas previsiones y a la alta ocupación de atraques en el muelle de las Delicias, la Autoridad Portuaria habilitará el muelle de Tablada para la ampliación de los puntos de atraque. El espacio será la zona más inmediata al puente móvil, muy próxima al recinto ferial.

La estampa en el Guadalquivir será muy distinta a la de la Semana Santa, cuando apenas hubo un único crucero que permaneció unas horas. Las navieras evitan las escalas durante las procesiones por la dificultad para visitar los principales monumentos de la ciudad y por cuestiones de seguridad en vista de los retrasos que se pueden provocar.

La ciudad también se vuelca con el turismo durante la Feria, que atrae a muchos visitantes no sólo por el ambiente en el real de los Remedios, también por el inicio de la temporada taurina. El Ayuntamiento de Sevilla cuantificó el impacto económico el año pasado en 830 millones de euros para la ciudad y la presencia de casi cuatro millones de personas en el recinto ferial. El volumen supuso todo un récord, como reconoció el alcalde durante su comparecencia.