Un momento de la manifestación ayer en Plaza Nueva - JESÚS SPÍNOLA

ONG protestan por los recortes «inhumanos» de las ayudas municipales

En Juan XXIII y Amate peligran los programas de ayuda a colectivos drogodependientes

SEVILLA Actualizado:

Los programas de prevención y ayuda a drogodependientes que la ONG Brotes lleva a cabo en Amate y Juan XXIII están en peligro como consecuencia de los drásticos recortes de las subvenciones de la Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla que superan el 50%, concretamente de 14.000 euros a 6.000 en dos años, según el presidente de dicho colectivo, Alberto Bobo Blanco.

Eso quiere decir que las personas que ya están de alguna manera en camino de salir de la adicción podrían quedarse sin la ayuda de esa ONG que tiene su sede en la parroquia de Juan XXIII.

Bobo Blanco estuvo ayer en el Pleno municipal y en la manifestación que se celebró en la Plaza Nueva en la que más de una docena de ONG protestaban por los recortes sociales y le transmitió su queja a la titular de dicha delegación, Teresa Florido, la cual «no aportó solución alguna».

Por otra parte, las ONG Ingeniería sin Fronteras, Madre Coraje, Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui, Educación sin Fronteras e Intermón Oxfam pidieron al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que «la crisis no la paguen los de siempre» y que en 2011 «restituya el presupuesto de la Delegación de Cooperación al Desarrollo a los niveles de 2009».

Valentín Vilanova, portavoz de Intermón Oxfam ha explicado que «los recortes son infrahumanos».