Enrique Espinel, jefe de operaciones de Civitatis
Enrique Espinel, jefe de operaciones de Civitatis - Rául Doblado
Hi Southern Tourism Meeting

«El 65% de los turistas prefiere gastar más en actividades que en hoteles y vuelos»

El jefe de operaciones de la plataforma de reservas Civitatis, Enrique Espinel, aborda este cambio de tendencia que ha generado un nuevo negocio

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Casi siete de cada diez turistas prefieren gastar más en una visita guiada, una excursión o una degustación gastronómica que en hoteles y vuelos. Los datos los aporta el jefe de operaciones de la plataforma de reservas Civitatis, Enrique Espinel, quien ha ofrecido este martes una de las conferencias centrales del foro Hi Southern Tourism Meeting, que organiza ABC con el patrocinio de CaixaBank, Cruzcampo, City Expert, City Seightseeing, MA Abogados y el Real Club de Golf de Sevilla.

El joven directivo ha incidido durante su intervención en que la experiencia en el destino es ya la primera preocupación de los viajeros cuando preparan sus vacaciones y ha dado lugar a nuevos modelos de negocio que tienen base en internet. Es el caso de su propia empresa, que fundó en 2008 Alberto Gutiérrez con apenas tres trabajadores y hoy tiene 120 en todo el mundo y factura más de cien millones de euros. Esta nueva concepción «involucra a todos los actores del turismo, tanto del ámbito público como del privado», ha señalado.

«Es lógico que se empiece a dar más peso a las actividades que al resto, pues lo que la gente recuerda cuando regresa de sus vacaciones es precisamente eso, lo que ha hecho en el lugar, mucho más que el hotel en el que se ha hospedado o cómo fue el vuelo», ha resaltado Espinel. Esa demanda ha abierto un abanico completo de posibilidades que «está en constante cambio». «No hace falta hacer estudios, sólo echar un vistazo a las redes sociales para saber lo que realmente valora el público», ha destacado durante la jornada, que se ha celebrado en el auditorio de CaixaForum.

La compañía, especializada en ofrecer experiencias en español, no deja de innovar, pasando de los conciertos, entradas para parques temáticos y excursiones a experiencias personalizadas o tematizadas como los tour por los escenarios de Juego de Tronos en Sevilla, las rutas gastronómicas por el Trastévere en Roma, un paseo por el Perito Moreno en Argentina o una salida en barco por el Amazonas. Espinel ha asegurado que «los servicios en el destino crecen exponencialmente y cada vez se reserva más sobre la marcha». Por eso mismo hay que estar preparados. Esa circunstancia impide la planificación pero abre un margen de crecimiento y de oportunidades enorme.

La compañía a la que pertenece está destinando muchos recursos al conocimiento de los usuarios, como también lo hacen otras grandes plataformas. El directivo ha puesto como ejemplo Booking, Expedia, Tripadvisor o Tigets. Todos se caracterizan por basarse en la distribución on line, «que no va a parar de crecer en los próximos años». El jefe de operaciones de la firma española se muestra convencido y prevee que se extenderá a otros negocios. La prueba es que «ya vemos que aerolíneas y hoteles venden experiencias en sus páginas webs, a veces incluso las resaltan por encima de su propia oferta», ha señalado.

Y para el éxito de las plataformas de reserva de actividades ha considerado fundamental «cuidar la calidad ofreciendo los mejores servicios». «Nosotros no creamos esa experiencia, somos intermediarios, por eso trabajamos con socios y en cada caso buscamos siempre los mejores», ha insistido el directivo. Para ello «se hace una selección exhaustiva del producto, porque no queremos ofrecer quince o veinte propuestas, sino la que consideramos que es la mejor». Otro de los consejos que ha ofrecido es «buscar una paridad en los precios que se ofrecen a través de las plataformas y los que se obtienen en el destino». Si hay grandes diferencias se genera desconfianza entre los clientes y eso no es bueno para nadie.

La conectividad es la tercera pata de este negocio y, a su juicio, tan importante como las demás. Buenas aplicaciones y una respuesta inmediata a cada operación que quieran realizar el usuario. En un sector como el de las experiencias que está tan atomizado y lo forma un tejido muy diverso es fundamental facilitar las acciones. Y en último lugar, ha recordado la importancia de ofrecer los servicios en distintas lenguas, una cuestión que los viajeros valoran cada vez más. «Se entiende que el inglés es universal, pero todos queremos vivir la experiencia en nuestro idioma», ha señalado Enrique Espinel, quien a la hora de ponerlo en práctica apuesta por organizar un tour en un idioma y no en varios de forma simultánea porque eso genera cansancio al usuario.