Los dos American Staffordshire han encontrado un hogar de acogida
Los dos American Staffordshire han encontrado un hogar de acogida - ABC

Abandona a sus dos perros en la Ronda del Tamarguillo

La Policía ha detenido al dueño que ya había cometido infracciones anteriores con respecto a sus obligaciones con los animales

SEVILLAActualizado:

Agentes de la Policía Local de Sevilla han conseguido localizar al autor del abandono de dos perros de raza American Staffordshire, que quedaron atados a una valla en la confluencia de la calle Marqués de Pickman con Ronda del Tamarguillo.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la intervención policial se produjo a raíz de una llamada telefónica al servicio 092, donde un hombre informó de la existencia de dos perros abandonados y, según la persona denunciante, había visto cómo los arrojaban desde un coche rojo.

Estos agentes solicitaron la presencia de los operarios del Zoosanitario de Sevilla para que se hicieran cargo de los animales, que carecían de identificación alguna, y se les dio traslado a este centro municipal.

En el lugar había dos mujeres, una de ellas (la más joven) llorando junto a los perros, quien hizo fotos a los animales y las envió a la Federación Andaluza para la Defensa del Animal (Fadea), que las publicó para intentar la localización del propietario.

A la vez, una segunda pareja de agentes que patrullaba por la zona y que tuvo conocimiento de los hechos por la emisora, al pasar, reconoció a los animales, ya que con anterioridad habían intervenido contra su propietario por diversas infracciones cometidas con respecto a sus obligaciones con los animales.

Sin embargo, les llamó la atención que una desconocida estuviera llorando junto a los animales, que podrían estar nerviosos al haber sido arrojados de un vehículo. Por ello, comenzaron a sospechar que los denunciantes del abandono eran los propios dueños, puesto que, además, estaban atados con sus propias correas y collares, así como amarrados a una valla.

Tras numerosas gestiones, los policías consiguieron localizar al propietario de los animales y autor del abandono. Al ser preguntado por los animales, respondió que creía que los tenía su madre, pero tras ser informado de lo sucedido manifestó su expresa renuncia a los mismos.

Los agentes realizaron a su vez gestiones con Fadea y han conseguido buscar un hogar de acogida para ambos perros. Por su parte, el autor del abandono se enfrenta a una multa por abandono en cumplimiento de la legislación andaluza de protección de animales.