Agustín Martínez Becerra con dos de sus representados - ABC
Condenados por abuso sexual

El abogado de La Manada sobre la sentencia: «Es la victoria de la muchedumbre, del gobierno de la calle»

Agustín Martínez anuncia recurso ante el Supremo y asegura que tendrán más posibilidades cuando el caso salga de Navarra

SevillaActualizado:

Al volante de su coche y con el manos libres activado ha atendido este miércoles el abogado de cuatro de los cinco integrantes de La Manada a ABC. Agustín Martínez Becerra regresaba por carretera a Sevilla tras celebrar juicio en Málaga y su teléfono echa humo tras conocerse la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), que confirma la pena de nueve años de prisión para sus representados por un delito de abusos sexuales, descartando la agresión sexual. Eso sí, en la toma de decisión el tribunal se ha dividido y dos de los jueces, entre ellos el presidente del TSJN, Joaquín Galve, han emitido un voto particular, postulándose a favor de una condena por violación. El debate sigue encendido.

«Es la victoria de la muchedumbre, del gobierno de la calle. Yo no estoy de acuerdo con esta sentencia y la voy a recurrir pero no me voy a poner a pegar patadas a la fachada del juzgado ni a amenazar a los jueces que la han firmado». El letrado no esconde su enfado, no tanto por la decisión del TSJN, «que está dentro de los riesgos que se asumen cuando se recurre a otra instancia», sino porque se indique que también participó en la exposición mediática del caso. «Sí no se atiende a los medios, malo; si se responde, peor».

La defensa de cuatro de los cinco condenados se enteró que salía la sentencia a las siete de la mañana y una hora y media después conocía el fallo. Asegura que no esperaba este resultado, y confiaba en que podría conseguir revocar la condena. «Sigo pensando que estos chicos son los cinco tipos más gilipollas de Europa, pero no violaron a esa chica. Por eso vamos a recurrir al Supremo».

«Ha habido un juez con escolta; cuando se conoció la primera sentencia, una turba embravecida saltó en la calle; el juicio ha tenido que celebrarse a puerta cerrada. ¿En serio que no ha habido presiones?»

En la sentencia se niega que existan presiones que hayan influido en los jueces que han participado en el procedimiento. «Ha habido un juez que ha necesitado escolta; cuando se conoció la primera sentencia, una turba embravecida saltó en la calle; el juicio ha tenido que celebrarse a puerta cerrada y una de las sesiones se tuvo que parar por el follón que había en el exterior. ¿En serio que no ha habido presiones?». Por eso, la defensa deposita su confianza en el nuevo recurso: «Desde el principio estábamos convencidos de que habría más posibilidades cuando salga el caso de Navarra».

Lo cierto es que desde que se ha conocido la decisión del TSJN ya se han pronunciado públicamente líderes políticos como Susana Díaz y Teresa Rodríguez o la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Y todos coinciden en rechazar que se mantenga la sentencia por abusos sexuales. La mayoría del tribunal considera que no hubo violencia ni la intimidación que acrediten el delito de violación, frente a los dos jueces discrepantes, que sostienen que los condenados ejercieron una «intimidación psicológica». Ante eso, el abogado responde: «No sé con qué pruebas se demuestra esa intimidación. La víctima ya dijo en el juicio que los chicos pudieron entender que ella quería practicar sexo».