Abren diligencias a una mujer por ocho denuncias falsas de malos tratos

ABC. SEVILLA
Actualizado:

El hombre que pasó once meses encarcelado por ocho denuncias de su ex pareja, que luego resultaron ser falsas, declarará el jueves ante el juez que ha abierto diligencias contra la mujer. José Antonio Santos Barragán no pudo cometer esas agresiones, según el archivo definitivo dictado por la Audiencia de Sevilla. En octubre de 2009, confirmó el auto de archivo dictado en mayo de 2009 por el juzgado de Violencia sobre la Mujer y levantó definitivamente la orden de protección de la supuesta víctima. Las lesiones que presentaba la denunciante consistieron en cortes superficiales que, por su localización y forma, parecían fruto de «un origen voluntario, no exento de cierto cuidado, y no de un violento y descontrolado acometimiento» por otra persona, según la Audiencia.

La mujer presentó ocho denuncias por agresiones y acudió a programas de televisión para afirmar, entre lágrimas, que no sabía «cómo pedir protección para no ser la próxima en la lista» de mujeres asesinadas por su pareja. La sentencia dice que ninguna de las agresiones sufridas tuvo testigos, pese a los lugares públicos donde se produjeron, y recoge que el médico que atendió a la denunciante en el hospital en una de sus denuncias no se creyó que hubiese perdido el conocimiento durante dos horas y media por un traumatismo craneoencefálico que ni siquiera apreció en la exploración médica. Los supuestos navajazos recibidos, resultaron ser en su mayor parte «heridas incisas muy superficiales», situadas en la parte anterior del cuerpo y que no respondían a las heridas defensivas».