Fachada Hospital Virgen del Rocío
Fachada Hospital Virgen del Rocío - ABC
Tribunales

Absuelto un padre al que denunció la pediatra del SAS que será juzgada por inventar abusos

Los jueces rechazan que el hombre abusara de sus hijos y relaciona la denuncia con una disputa por la custodia de los hijos; el padre denunciará a la doctora que se sienta en el banquillo en marzo

SevillaActualizado:

Un hombre que había sido acusado de abusar de sus hijos tras un informe de la misma pediatra del hospital Virgen del Rocío de Sevilla denunciada por inventar falsos abusos, ha sido absuelto finalmente. La sentencia, dictada por la Audiencia de Sevilla el pasado mes de diciembre, absuelve a J.A.R.H. de los delitos de maltrato habitual y abusos sexuales contra sus dos hijos, un niño y una niña de tres y siete años respectivamente, de los que se le acusó tras un parte emitido por la unidad de urgencias pediátricas del Hospital Virgen del Rocío.

En este caso, la pediatra que denunció esos supuestos abusos es la misma doctora que se sentará en el banquillo a finales del próximo mes de marzo acusada de un supuesto delito de falsedad y otro de simulación por la «invención» de una denuncia de agresión o abusos sexuales a una niña de 14 años que, según otra prueba médica, no había sufrido tal agresión. La facultativa en cuestión, para la que la Fiscalía de Sevilla pide tres años y un mes de prisión y dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos tal y como informó ABC, se enfrentará a partir de ahora a una nueva denuncia ya que el hombre que ahora ha sido absuelto también la acusará de denuncia falsa.

La sentencia que absuelve al padre de los cargos que le había acusado la facultativa, considera que esos supuestos abusos contra sus hijos «no han quedado lo suficientemente acreditados. Porque, según el fallo al que ha tenido acceso ABC, provienen de las manifestaciones de la progenitora «que han sido cuestionados al relacionarlos con un contexto acreditado de una relevante conflictividad familiar por la custodia de los niños», ya que los padres se estaban separando.

Los jueces dejan claro que hubo discrepancias sobre «la entidad de los vestigios físicos y psicológicos alegados como datos que pudieran corroborar las situaciones de abuso y maltrato denunciadas». En ese sentido, se recuerda que en el relato de los menores se puso de manifiesto el contexto «de grave conflicto familiar por la custodia de los menores» ya que la madre no permitía al padre ver a los niños.

De hecho, en la sentencia se hace también referencia a un incidente ocurrido cuando la madre de los pequeños se puso delante del vehículo de su ex y comenzó a increparle y a decir que era su expareja la que había abusado de sus niños.

Los jueces insisten en que existen «contradicciones relevantes respecto a la entidad de los vestigios físicos y psicológicos alegados como datos que pudieran corroborar las situaciones de abuso y maltrato denunciado». En esta línea, la sentencia recoge que esos supuestos indicios de abusos denunciados por la doctora «podrían obedecer a lesiones producidas tanto por maniobras de autorrascado, como por tocamientos ajenos, pero también pueden surgir por un proceso inflamatorio o infeccioso» o incluso se habla de que las fisuras anales podría haber sido ocasionadas «por el paso de heces duras y voluminosas». Por ello, los jueces de la Audiencia de Sevilla han decidido absolver al hombre «ante las dudas suscitadas».

Ahora el hombre tiene la intención de presentar una denuncia contra la doctora en cuestión. Porque, según la letrada que lo representa, pudo cometer una falsedad documental ya que, en el caso en cuestión, existían tres informes del Instituto de Medicina Legal de Sevilla que decían que los menores no presentaban muestras de haber sido víctimas de abuso.