Acción de gracias por el beato Juan Pablo II

El arzobispo preside mañana a las ocho de la tarde la eucaristía en la Catedral

sevilla Actualizado:

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha invitado a todas las parroquias, movimientos, asociaciones, comunidades religiosas y a todos los fieles de la Archidiócesis en general a participar en la misa de acción de gracias que se celebrará en la Catedral mañana domingo, a las ocho de la tarde, por la beatificación de Juan Pablo II, a manos del Papa Benedicto XVI en Roma el pasado día 1.

El prelado, en una carta convocando a sacerdotes y diáconos, consagrados, seminaristas y laicos, escribe: «A todos os esperamos, aunque tengáis que hacer un esfuerzo extraordinario. La figura de Juan Pablo II tiene especial significado para nuestra Archidiócesis», que visitó en dos ocasiones: la primera, en 1982, para beatificar a Santa Ángela de la Cruz, y la segunda, en 1993, para presidir el XLV Congreso Eucarístico Internacional. Él fue también quien canonizó a Santa Ángela, «tan querida por los sevillanos», y beatificó a Manuel González «El Pele», a la profesora Victoria Díez, de la Institución Teresiana, o al que fuera arzobispo de Sevilla, Marcelo Spínola.

Fue una huella tan honda la que dejó el Pontífice en nuestra ciudad que la devoción que hay al menos un milagro atribuido a Juan Pablo II en Sevilla. Entre los cientos que llegaron a Roma desde todas las partes del Mundo para su causa de Beatificación figuró el de Miriam Barón, una mujer que, tras dejar a sus hijos en el colegio, sufrió un terrible accidente que la dejó en coma. Tal era su estado, con la certeza de una muerte segura, que hasta su marido, que es médico, empezó a preparar los protocolos para la donación de órganos. Miriam, en el momento del fallecimiento de Juan Pablo II, en abril de 2005, despertó en la UCI y exclamó :«¡El Papa ha muerto!». Su curación no tiene explicación médica, que sí puede hallar razones en su profunda devoción hacia el que hoy ya es beato.

Por esa especialísima vinculación de Juan Pablo II con Sevilla se ha preparado con esmero la eucaristía que se celebrará en la nave del Crucero del templo metropolitano. Estará presidida por el arzobispo, monseñor Asenjo, y el obispo auxiliar, monseñor Santiago Gómez Sierra, que concelebrarán la misa con los sacerdotes de la Archidiócesis, y que contará con el acompañamiento musical a cargo de José Enrique Ayarra, organista titular de la Catedral, y de la Coral Polifónica de la Seo, dirigida por el canónigo Herminio González. Será una eucaristía en la que no faltarán recuerdos y alusiones expresas al paso del Papa beatificado por Sevilla.

Para el monumento

Precisamente, la colecta de esta misa se destinará al monumento a Juan Pablo II, que está siendo sufragado por iniciativa popular —la cuenta abierta en Cajasol es: 2071-0931-14-0213596031—. En este sentido, hay que recordar los problemas con los que está topando por parte de las administraciones la ubicación del monumento, que fue promovido por un colectivo de sevillanos que quisieron que la figura de Juan Pablo II estuviera siempre presente en la ciudad. Actualmente, la estatua, cuyo autor es el profesor e imaginero Juan Manuel Miñarro está prácticamente ultimada y en espera de un sitio será colocada en la Catedral, por decisión de monseñor Asenjo, en espera de que terminen todos los trámites y Sevilla pueda recordar en un lugar público al Papa beatificado que visitó dos veces la ciudad.