Llegada del pasajero seis millones a San Pablo
Llegada del pasajero seis millones a San Pablo - Vanessa Gómez
Tráfico aéreo

El aeropuerto de Sevilla, el que más crece de España

Cerró 2018 con 6,38 millones de pasajeros, el mejor año de su historia y un recórd en volumen de carga y operaciones

SevillaActualizado:

El aeropuerto de Sevilla ha vivido en 2018 el mejor año de su historia con 6,38 millones de pasajeros. La apuesta de las aerolíneas por el destino ha permitido un crecimiento sin precedentes, con un 24,9 por ciento más que el ejercicio anterior. Este balance supone una media diaria de casi 17.500 viajeros diarios en la terminal, convirtiendo a San Pablo en el aeródromo de tamaño mediano que más crece de España y ha logrado superar a Tenerife Norte y Bilbao.

Esta tendencia, que comenzó en 2016, se mantendrá, al menos, durante el primer trimestre del año cuando las compañías aéreas tienen programadas nuevas rutas y más frecuencias de los vuelos con mayor demanda. La recuperación del tráfico nacional ha sido fundamental para conseguir estos objetivos, aunque el foráneo ha logrado superarlo. De los 6,3 millones de pasajeros que llegaron o partieron desde Sevilla en 2018, un total de 3,172 millones lo hicieron con origen o destino a alguna ciudad española (un 16,9 por ciento más que en 2017), mientras que 3,18 millones lo hicieron en conexiones con el extranjero (un 34,3 por ciento más). Este es un hito para el aeropuerto de la capital andaluza

Durante este ejercicio de récord también es necesario destacar la gran variedad de aerolíneas que operan en el aeródromo sevillano, que a día de hoy son casi una treintena, la mayoría de ellas del segmento low cost.

En relación con el tráfico extranjero, Francia, Italia y Reino Unido fueron, en términos absolutos, los destinos con mayor demanda, seguidos muy de cerca por Alemania. Atendiendo al incremento en número de viajeros, resultó especialmente notable la evolución del mercado marroquí, al aumentar más de un 84 por ciento los viajeros que volaron desde o hacia ese país gracias al aumento de conexiones. Destacó, asimismo, el comportamiento de los vuelos con Alemania (63,2 por ciento más de usuarios), Reino Unido (un 51,6 por ciento más), Holanda (29,1 por ciento más) e Italia (un 26,3 por ciento más).

En el caso de Dinamarca y Polonia, la cifra de pasajeros se multiplicó por seis y por cuatro, respectivamente, aunque debido, en gran parte, a que las conexiones con esos países no estuvieron operativas durante todo 2017 –se estrenaron avanzado ya el ejercicio-. Portugal es otro de los destinos que más crece, un 41,1 por ciento con respecto al año anterior y en este punto hay que explicar que no es sólo por el tránsito de viajeros entre ambos destinos, sino por ser uno de los puntos de escala para desplezamientos de larga distancia a Estados Unidos y Brasil.

El buen comportamiento de las estadísticas durante el año pasado se sustentó en la diversificación de rutas y mercados –sólo en la temporada de invierno se han programado 16 destinos nuevos-, además de los altos índices de ocupación de las aeronaves.

En cuanto a las operaciones, en 2018 se registraron 57.909 vuelos, de los que 47.979 fueron comerciales (+24,3%). Por otra parte, el movimiento de mercancías se elevó un 17,2%, alcanzando una cota histórica, con 12.562 toneladas transportadas.

Las estadísticas de diciembre contribuyeron de forma notable a que el balance anual de tráfico en el aeropuerto de Sevilla fuera positivo. Concretamente, la cifra de usuarios ascendió el mes pasado a 542.650, un 22% más que en la misma fecha de 2017. En relación con las operaciones y las mercancías, en el aeropuerto se registraron durante diciembre 4.918 vuelos (4.135 de ellos, comerciales, un 19,5% más) y se movieron cerca de 703 toneladas de carga.

La colaboración con las instituciones locales encargadas de la promoción turística y de negocios de Sevilla ha sido fundamental en la consecución de los registros de 2018, así como las distintas líneas de trabajo que viene impulsando Aena para contribuir a la captación de conexiones. A lo largo de este ejercicio se seguirá trabajando para conseguir la primera ruta de larga distancia con Norteamérica o Asia.