Sede de iDental en la calle Federico García Lorca de Sevilla
Sede de iDental en la calle Federico García Lorca de Sevilla - J.M. Serrano
Estafa sanitaria

Afectados sevillanos de iDental estudian demandar a algunos dentistas por «negligencia médica»

Un despacho de abogados valorar abrir una nueva vía judicial, tras las que existen en curso contra la cadena de clínicas low cost y contra la financiera

SevillaActualizado:

Los afectados sevillanos por el cierre de las clínicas de odontologíaiDental, investigada por el Juzgado Central número cinco de Madrid por supuestos delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental, estudian demandar a algunos de los profesionales odontólogos que les atendieron en sus citas en estas clínicas de la capital andaluza por posible «negligencia médica».

Así lo ha trasladado a este periódico Fernando Soler, abogado del despacho que está llevando a cabo las distintas actuaciones de investigación con el firme propósito de recabar todas las pruebas posibles a este respecto.

Muchos pacientes han puesto en conocimiento de este bufete casos que podrían ser indiciarios de «negligencia médicas». Personas que iban para la extracción de una pieza y terminaban la cita con una intervención para sacarle tres o cuatro piezas de su dentadura, cambios de tratamientos sobre la marcha, en la mayoría de los casos por otro de mayor cuantía, o prescripciones de tratamientos más caros con el cambio total de la dentadura.

A esta situación de posible «mala praxis» hay que sumar la no existencia de los historiales médicos de estos pacientes, que casualmente coinciden que son pacientes con extracciones «innecesarias». En los referidos historiales clínicos debe recogerse el tratamiento establecido para cada paciente y el profesional que asistió al usuario en cada momento.

No son casos aislados

El juez del caso, José de la Mata, al inicio de la causa ordenó a la Policía Nacional requisar toda la documentación de las clínicas clausuradas, entre la que se encontraban los historiales clínicos de los pacientes. Éstos fueron los recopilados por los agentes y trasladados al hospital Virgen Macarena de Sevilla para su custodia allí.

Por tanto, los afectados que quieren acceder a su historial deben registrar una solicitud con tal fin al Servicio Andaluz de Salud. Y la respuesta, en muchos casos, es la siguiente: «No se ha encontrado documentación registrada a su nombre». Tampoco en los ficheros informáticos existe documentacion administrativa ni médica de algunos de los pacientes.

Tal panorama conlleva un mayor esfuerzo de investigación del despacho de abogados para recopilar todas las pruebas necesarias para corroborar lo que ellos consideran como posibles «negligencias médicas».

Si finalmente se hace realidad la demanda contra los facultativos se estaría abriendo una nueva vía judicial en esta estafa médica, tras la que ya está en curso por la jurisdicción penal en la Audiencia Nacional contra iDental y por la vía civil contra la financiera. No obstante, no se descarta solicitar antes al Colegio de Odontólogos la apertura de una investigación al respecto.

El despacho de abogados ya tiene «identificados» a varios doctores. Además, considera que los hechos que se enmarcan dentro de la negligencia médica eran una «práctica habitual, no casos aislados».

Fernando Soler, que ya está personado por algunos pacientes en la causa abierta en el Juzgado Central número cinco de Madrid, está trabajando para antes de agosto o a principio de septiembre hacerlo en representación de unos 400 afectados. En las declaraciones de éstos buscarán trasladar al juez estas posibles «negligencias médicas». Aunque, según el letrado, la Audiencia Nacional ya está investigando muchos aspectos relacionados con estas prácticas, con este «modus operandi».