Vista de la cárcel de Sevilla 1
Vista de la cárcel de Sevilla 1 - ABC

La Agencia de Protección de Datos abre expediente a la cárcel de Sevilla 1

En relación con un programa que permite acceder a datos sanitarios de los internos de la prisión

SEVILLAActualizado:

El coordinador de Prisiones de CSIF en Sevilla, Claudio Esteban, ha exigido este viernes que «se depuren responsabilidades» contra la prisión de Sevilla 1 después de que la Agencia Española de Protección de Datos «haya abierto expediente» contra ese centro penitenciario y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias «por una posible falta, calificada grave» a raíz de la denuncia de varios funcionarios de ese centro penitenciario.

Claudio Esteban ha precisado ABC que la directora de la Agencia Española de Protección de Datos «ha ordenado iniciar procedimiento de declaración de infracción» a la prisión de Sevilla 1, dirigida por Jesús Garrido. Según Esteban, desde el año 2000 todas las prisiones españolas llevan a cabo un programa sanitario que no garantiza el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos porque cualquier sanitario puede consultar los datos de presos aunque no los esté tratando. «Nosotros advertimos al director de que había datos personales de los presos que podían estar a disposición de personas sin las debidas garantías pero en lugar de modificar el programa, dio dos órdenes para obligar a seguir con el mismo», ha declarado este reponsable sindical, quien asegura que la Agencia de Protección de Datos cuenta con las dos órdenes por escrito que firmó el director de la cárcel para que se siguiera con el programa sanitario a pesar de las advertencias de que podría incumplir la Ley.

CSIF cree que se ha vulnerado el artículo 9.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), tipificada como «grave» en el artículo 44.3.h de la citada Ley Orgánica. En este sentido, la directora de la Agencia de Protección de Datos, Mar España Martín, ha nombrado ya a los instructores encargados de desarrollar el expediente, que visitaron el centro penitenciario para comprobar el funcionamiento del programa. «El director de la cárcel no se dignó a recibir a los instructores de la Agencia de Protección de Datos, quienes finalmente han abierto un expediente por infracción de la ley en el manejo de datos personales de presos», ha manifestado Claudio Esteban, quien señala que con el «agujero» que presenta el programa de marras cualquier sanitario podría acceder a información confidencial de enfermos seropositivos, con hepatitis, tratamiento de metadona u otros datos de carácter íntimo.

Por todo ello, Claudio Esteban ha exigido que «se depuren responsabilidades» contra la prisión sevillana, «que tantos hechos deleznables ha cometido y comete para perjuicio de todos los trabajadores». En ese sentido, se ha referido también a un episodio denunciado por CSIF, por el cual el director habría ordenado abrir taquillas de funcionarios. CSIF advierte que si la Agencia de Protección de Datos confirma finalmente que se habría producido una vulneración de la ley «ello afectaría a todas las cárceles de España, donde la dirección general de Instituciones Penitenciarias aplica el mismo programa sanitario»