Exposición «Murillo. IV Centenario», que fue inaugurada en el museo de Bellas Artes el pasado mes de noviembre
Exposición «Murillo. IV Centenario», que fue inaugurada en el museo de Bellas Artes el pasado mes de noviembre - Efe

Agotadas todas las reservas de grupos para la exposición de Murillo en el Bellas Artes de Sevilla

Las asociaciones de guías acusan a las empresas culturales de acaparar casi todas las reservas de cuatro meses

El Museo de Bellas Artes de Sevilla, la guía para no perderte nada

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 29 de noviembre se inauguró en el Museo de Bellas Artes de Sevilla la exposición «Murillo. IV Centenario», que cerrará sus puertas el 17 de marzo de 2019. Para visitar la muestra -que está abierta desde las 9 a las 21 horas, de martes a domingo- se dio la posibilidad en la web del Museo de Bellas de reservar la entrada de grupos de 15 personas cada media hora: 21 grupos cada día.

En una semana se agotaron todas las reservas de grupos para los cuatro meses que durará la exposición dedicada a Bartolomé Esteban Murillo. Los guías han puesto el grito en el cielo y acusan directamente a las empresas culturales de acaparar las entradas, por las que después cobran entre 8 y 11 euros por personas en las visitas organizadas.

La exposición de Murillo, una muestra antológica del pintor sevillano que reúne 55 cuadros procedentes de pinacotecas de todo el mundo y 17 que formaban parte de la exposición anterior sobre el convento de Capuchinos de Sevilla, ha recibido hasta el día de hoy 54.574, según ha informado la directora del Museo de Bellas Artes, Valme Muñoz. En la página web del museo ha desaparecido ya en el apartado de reservas la posibilidad de hacerlo para la exposición de Murillo. Sólo se puede reservar para la exposición permanente del Museo de Bellas Artes.

Por contra, la visita a las web de las distintas empresas culturales que trabajan en Sevilla permite comprobar que ofrecen la posibilidad de reservar la entrada en grupo para la exposición de Murillo. Incluso, una de ellas ofrece hasta dos grupos por día en distintos meses.

Entrada gratuita

La entrada a la exposición es gratuita para los ciudadanos de la Unión Europea, que conforman el grueso de los visitantes de la muestra. Fuentes del museo han indicado que «por la experiencia que ya tuvimos con la muestra «Murillo y los Capuchinos», que se celebró entre el 28 de noviembre de 2017 y el 1 de abril de 2018, ya sabíamos que habría mucho interés para reservar por parte de las empresas organizadoras de visitas guiadas porque es una oportunidad de negocio importante, ya que el Bellas Artes no cobra nada y todo lo que cobren a sus clientes es para ellos».

Según fuentes del Museo de Bellas Artes, se avisó a través de un cartel -que aún permanece colgado- que se podía reservar la entrada de grupos para la exposición «Murillo. IV Centenario» desde el 19 de noviembre de 2018, diez días antes de la inauguración de la muestra.

«Asimismo, a todas las empresas y guías que llamaron para informarse les avisamos por teléfono que el plazo para reservar comenzaba el 19 de noviembre. Se puso como condición para todas las empresas que sólo podrían reservar tres grupos cada día, ya que en ocasiones llevan colectivos de 30 personas y un solo grupo no es suficiente. Hemos sido muy cuidadosos para no discriminar a nadie y dar toda la información por igual a todo el mundo», añaden las mismas fuentes.

Muestra sobre Murillo del Museo de Bellas Artes
Muestra sobre Murillo del Museo de Bellas Artes - Efe

«Las empresas más despiertas reservaron las mejores horas de los fines de semana y festivos. Ya están agotadas todas las reservas de grupo pero aún queda la posibilidad de reservar algunos días visitas guiadas organizadas por el propio Museo de Bellas Artes, que son también gratuitas», añaden. Se trata de visitas guiadas por el museo para escolares, que se realizan todos los lunes y se pueden reservar desde el domingo anterior. Para el público general también hay visitas guiadas por el museo los viernes (18,15 y 19,15 horas) y los sábados (10,30, 12, 18 y 19 horas), reservando el domingo anterior.

Mesa de los guías de Sevilla

La Mesa de los Guías de Sevilla, que aglutina a cinco asociaciones, presentará una queja por escrito en el Museo de Bellas Artes por no poder hacer reservas de grupos «y eso -dicen- que fuimos nosotros quienes hemos estado vendiendo esta exposición a las agencias de viajes desde hace más de un año».

Manuel Serrano, presidente de la agencia de guías Passiontours, explica que «como reservar es gratis y además no es necesario dar el nombre del visitante, las empresas culturales han copado la mayoría de las reservas de grupos y soltarán esas reservas si se les quedan colgadas las entradas porque no encuentren clientes. ¿Por qué no hemos hecho lo mismo los guías? No nos parecía ético si no teníamos los paquetes cerrados porque hubiera supuesto privar a otras personas o empresas de reservar».

Además, Serrano protesta porque si «ahora los guías oficiales estamos entrando con turistas es porque estamos esperando la cola, pero no resulta de recibo cuando hay empresas que tienen reservadas entradas de grupos que no saben si las usarán. Por otra parte, estamos viendo que muchas de las personas que están enseñando la exposición de Murillo paraclientes de empresas culturales no son guías oficiales pero a nosotros se nos pretende impedir explicar la muestra cuando entramos con grupos esperando la cola».

Más de 125.000 folletos impresos

Cuadro de Murillo, dentro de la muestra que ahora celebra el museo de Bellas Artes
Cuadro de Murillo, dentro de la muestra que ahora celebra el museo de Bellas Artes - Efe

Para la exposición, el Museo de Bellas Artes ha editado más de 100.000 libros en español y otros 25.000 inglés con explicaciones sobre cada cuadro. «Ha sido un gran esfuerzo económico para el museo pero permite que la exposición sea más fluida y se da la información que podría recibirse en una visita guiada. Siguiendo el ejemplo de museos como la National Galley, el Museo del Prado o el Thyssen, hemos eliminado así la cartelas que explicaban cada cuadro porque siempre había quejas de que la letra era pequeña», añade Ignacio Cano, comisario de la exposición y jefe del departamento de Difusión del Bellas Artes.

Además, el Bellas Artes de Sevilla ha incluido en esta muestra un sistema innovador respecto a cualquier otro museo para facilitar la información al visitante. «Gracias a una aplicación móvil, los visitantes -dice Ignacio Cano, conservador del museo- pueden acceder a una guía audiovisual con información de la exposición. Con el wifi del museo, un sistema de localización del visitante ofrece a cada visitante información de los cuadros en función de la sala en la que se encuentre».