El letrado Agustín Martínez, flanqueado por Jesús Escudero y José Ángel Prenda - EFE/ Raúl Caro Cadenas
La Manada

Agustín Martínez, sobre el vídeo: «lamento que se difundan cosas que no tienen sentido»

Para el letrado «parece que hay gente interesada en hacer ver que cometer un delito económico, que está muy mal, puede estar relacionado con lo que se les acusa en Pamplona»

SevillaActualizado:

Agustín Martínez, el abogado de cuatro de los cinco miembros de La Manada, ha pedido hoy que no se relacionen «acciones anteriores» de sus defendidos con el suceso por el que están condenados por abusos sexuales, rechazando que se difundan imágenes de hurtos cometidos por ellos.

En declaraciones a Efe, Martínez ha lamentado que se difundan «cosas que no tienen sentido», indicando que «parece que hay gente interesada en hacer ver que cometer un delito económico, que está muy mal, puede estar relacionado con lo que se les acusa en Pamplona».

Ha dicho, en este sentido, que en España se cometen unos 712.000 hurtos al año, «y que se retransmita uno es, cuando menos, peculiar», en relación a las imágenes difundidas de un presunto hurto de gafas el día antes del caso de abuso sexual por el que están condenados.

«Parece que se quiere sacar todo lo malo que hayan podido hacer», ha dicho el letrado, que ha recordado que el hurto o el caso de abuso sexual «no es causa efecto, es algo deplorable, pero no tiene vinculación».

Se ha referido también el caso de Ángel Boza, en prisión provisional tras el robo con violencia de unas gafas de sol el pasado 1 de agosto, y ha considerado una buena noticia que se cite a declarar el próximo domingo a los vigilantes de seguridad que intervinieron en el caso, «porque demuestra intención de juez de aclarar los hechos».

Así, ha valorado que el titular del juzgado de instrucción número 16 de Sevilla haya citado para declarar el próximo domingo a los cuatro vigilantes de seguridad del centro comercial sevillano donde Boza robó, presuntamente, las gafas de sol, por lo que fue imputado de un robo con violencia y enviado a prisión provisional.

Según el escrito de citación, el juez, Juan Gutiérrez Casillas, ha citado a los cuatro vigilantes que intervinieron en este caso, en el que al menos uno de ellos habría resultado lesionado tras intentar impedir que Boza saliese del aparcamiento del centro comercial, tras darse cuenta el vendedor de la sustracción, al colocar unas gafas de imitación en el expositor y llevarse las que había pedido para probarse.

El letrado ha valorado «el intento de averiguar a la mayor brevedad posible todo lo que pasó, teniendo en consideración que hay una persona presa por los hechos que se denuncian», restando importancia al hecho de que la declaración se realice un domingo, recordando que el magistrado está de guardia ese día y lo ha aprovechado para ello.

Ha señalado que espera que se aclaren todos los detalles del caso, del que ha dicho que «no es habitual» que se haya llevado a cabo el internamiento en prisión de su defendido, «ya que aunque se imputa un robo con violencia, no existen lesiones graves, son ínfimas».

«Parece lógico que el juez quiera aclarar si la violencia que se produjo es suficiente para una medida tan extrema como la privación de libertad», ha dicho el letrado, que ha explicado que Ángel Boza «mostró en su declaración que estaba arrepentido por estos hechos».

El juez cita además al representante legal del centro comercial, para que comparezcan a las 10:00 horas del próximo domingo en los juzgados para el mismo acto.

El juez decretó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por un delito de robo con violencia para Boza por estos hechos, que se encuentra internado desde entonces.

El magistrado atendió a la «especial gravedad» del delito, castigado con entre 2 y 5 años de cárcel, para justificar el ingreso.