El alcalde reconoció ayer que Sevilla no puede hacer frente a los «bonos samurai». ABC

El alcalde pide ayuda a Gobierno y Junta para pagar los «bonos samurai»

El alcalde de Sevilla afirmó ayer que el Ayuntamiento va a necesitar la colaboración del Gobierno central y de la Junta para saldar el crédito que contrajo con Japón en 1992, ya que debe hacer frente al pago de los «bonos samurai», cuya deuda se ha duplicado debido a las oscilaciones del yen.

ABC
Actualizado:

SEVILLA. El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, afirmó ayer que el Ayuntamiento de la capital hispalense «va a necesitar la colaboración del Gobierno de la nación y de la Junta de Andalucía» para saldar el crédito que contrajo con Japón en 1992, ya que debe hacer frente al pago de los «bonos samurai», cuya deuda se ha duplicado debido a las oscilaciones del yen.

En declaraciones a Europa Press, Monteseirín explicó que «cuando tomé posesión como alcalde y teniendo ya detalles de lo que podía suponer para las arcas del Ayuntamiento este crédito, planteé ante el Gobierno central y la Junta de Andalucía la necesidad de una colaboración de todo tipo».

En este sentido, dijo que «ya disponemos del dinero para el principal del crédito, que hemos venido ahorrando a lo largo de los años», si bien aclaró que «al ser una operación de carácter internacional, y como cuando se hizo el crédito no se hizo un seguro de cambio, eso obliga a tener que pagar ahora de un golpe, no sólo el principal, sino también los intereses», para lo que, reiteró, «vamos a necesitar la colaboración del Gobierno de la nación y la colaboración, de otro tipo, de la Junta de Andalucía». «Es una colaboración del Gobierno de la nación desde la perspectiva de ayudarnos a afrontar el pago de esos intereses por la situación excepcional que eso supone, y desde la Junta de Andalucía con el apoyo y el asesoramiento necesario para conseguir ese objetivo», concluyó.

El alcalde ratificó así la información ofrecida por el concejal de Hacienda, Carmelo Gómez, quien aseguró que el Consistorio pedirá una autorización al Ministerio de Economía para negociar un posible crédito y pagar los llamados «bonos samurai», que se suscribieron hace una década para financiar las obras con motivo de la Expo 92 y que vencen a finales del presente año 2002.

Gómez dijo en rueda de prensa que el Ayuntamiento ha reunido a lo largo de estos años unos 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas), aunque según sea la cotización del yen, moneda en la que se adquirieron los bonos, a final de este año, se podrían llegar a pagar 96 ó 102 millones de euros (unos 16 ó 17.000 millones de pesetas).

Precio doblado

En 1992 el Ayuntamiento suscribió una emisión de deuda exterior en yenes por valor de 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas) con un interés del seis por ciento anual que se pagarían en dos plazos.

En aquel momento la cotización de la moneda nipona era baja, aunque el posterior aumento de su valor ha hecho que se paguen tres millones de euros (500 millones de pesetas) por semestre en concepto de amortización.

Debido a las condiciones especiales de estos bonos la operación debe seguir los pasos marcados por la reciente Ley de Estabilidad Presupuestaria y, en lugar de pedir autorización a la Junta de Andalucía debe ser la Administración central la que dé el visto bueno. Según explicaron fuentes municipales, se pretende que esta operación no compute en el nivel de endeudamiento de las arcas locales.