El alcalde, Juan Espadas, durante su internveción este jueves en el pleno del Ayuntamiento
El alcalde, Juan Espadas, durante su internveción este jueves en el pleno del Ayuntamiento - Rocío Ruz

El alcalde de Sevilla destaca el «esfuerzo inversor» en los barrios con partidas de 100 millones de euros al año

El pleno monográfico del Ayuntamiento sobre el estado de la ciudad se centra en el arbolado, el paro y los retos de Sevilla

SEVILLAActualizado:

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este jueves en sesión extraordinaria, ha celebrado la sesión monográfica anual relativa al estado de la ciudad con un debate salpicado por la polémica de las talas, en el que el alcalde, el socialista Juan Espadas, ha defendido los «avances» alcanzados y ha expresado sentirse «razonablemente satisfecho», mientras que la oposición le ha reprochado su ausencia de «modelo de ciudad» y la falta de novedades en los grandes proyectos y retos de la ciudad.

Durante el debate plenario, el alcalde ha defendido el «esfuerzo inversor» del Ayuntamiento en los barrios, ya que «no hay ninguno en el que no haya habido actuaciones», con partidas de 100 millones de euros al año.

Espadas ha explicado que la deuda municipal se ha reducido en 93 millones de euros y el Ayuntamiento hispalense ha alcanzado en 2017 un superávit de 100, 6 millones de euros. El remanente de tesorería es positivo, superando los 33 millones de euros, y se han obtenido informes favorables de la Autoridad Fiscal Independiente en relación a la regla de gasto y a los principios de estabilidad. Según ha recordado, «en junio de 2015 había 24 millones de euros en facturas de ejercicios anteriores. Con la última modificación presupuestaria está previsto que se quede a cero». 

Para el periodo 2018-2019 están previstas inversiones por un importe de 15,6 millones de euros a través del superávit municipal. En ellas se contemplan un programa de inversión en los barrios a través de los distritos por más de 7 millones de euros, inversiones en el Alcázar, nuevos vehículos para reforzar las líneas nuevas de Tussam, programas de modernización e inversiones en Cultura, así como partidas para las mejoras de las instalaciones deportivas.

Espadas ha destacado que a lo largo de los tres primeros años del vigente mandato, «Sevilla ha vivido múltiples avances». Así, ha mencionado que se contabilizan aproximadamente «16.000 parados menos» que en 2015. Con todo, ha puntualizado que también ha cambiado la situación económica del conjunto de España.

No obstante, Espadas ha expuesto que el Ayuntamiento ha contribuido a la recuperación y reactivación económica con 5.100 contrataciones mediante programas de empleo propios o compartidos con otras administraciones, apoyando, además, a los más desfavorecidos con 12.000 ayudas al pago de suministros básicos para los hogares y un millón de euros al año para combatir la pobreza energética.

También ha recordado la creación de la Oficina Municipal de Vivienda y la atención de «unas 6.000 personas» en dicho organismo, la adjudicación de 593 viviendas públicas que esperaban destino y una inversión media de cuatro millones de euros al año en los colegios públicos.

Igualmente, ha puesto de manifiesto la promoción de una oferta cultural «potente» y la «continuación de un modelo deportivo», aunque «corrigiendo sus desequilibrios» y con proyectos como la reapertura definitiva de la piscina del Tiro de Línea.

«Acuerdos con todos los grupos»

En ese contexto, ha manifestado que para sacar adelante la gestión municipal, el Gobierno local socialista, en clara minoría, ha «llegado a acuerdos con todos los grupos». A este respecto, ha llamado al conjunto de los concejales a estar «razonablemente orgullosos» del mandato. «Hoy Sevilla cuenta mucho más en el panorama nacional», ha subrayado, al tiempo que ha sacado pecho por las cifras del turismo en la ciudad.

Frente a ello, el portavoz de IU, Daniel González Rojas, ha avisado de que aunque haya bajado el paro, Sevilla cuenta con unos 14.000 menos respecto a 2006 y el empleo generado es «precario y temporal». Además, ha alertado de que Sevilla sigue contando con «los barrios más pobres del país», según las estadísticas. «La desigualdad sigue siendo la tónica en la ciudad, el 13 por ciento de los hogares no tienen ingresos a fin de mes, hay una media de dos desalojos al día, continúan las privatizaciones de los servicios públicos y los barrios están olvidados, ha recordado.

Las talas

Daniel Rojas ha centrado su intervención a la controversia derivada de la tala de cientos de árboles a cuenta de su estado, acusando a Espadas de «inclinarse a la derecha continuando con las políticas del PP y de no querer molestar a las oligarquías de la ciudad».

Por parte de Participa, Susana Serrano ha admitido que a lo largo del mandato ha habido «avances en algunos aspectos», aunque ha acusado al alcalde de intentar «tapar las miserias de la ciudad, pues la pobreza sigue pesando en no pocos barrios, continúa el drama de los desahucios y persisten situaciones de emergencia social». Del mismo modo, ha criticado que el PSOE entiende la ciudad como «un producto, al haber alentado la burbuja de los centros comerciales y del turismo insostenible».

Igualmente, ha asegurado que sigue pendiente la promoción de políticas efectivas contra el cambio climático, criticando especialmente las recientes talas en el arbolado «cuando hay alternativas mejores».

El alcalde ha defendido su apuesta por «lo verde», alegando que «todas las talas responden a motivos técnicos» y ha asegurado que «al final del mandato se habrán plantado unos 8.000 nuevos árboles».

«Mandato plano»

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, ha puesto de relieve que está siendo un «mandato plano». «El gobierno local está siendo incapaz de avanzar en los grandes retos o asignaturas pendientes de la ciudad», lo que le he llevado a acusar al alcalde de «cobardía política» ante el Gobierno andaluz de Susana Díaz y ahora ante el Ejecutivo central de Pedro Sánchez.

Millán ha argumentado que Espadas «apenas ha ejecutado el 20 por ciento de las inversiones presupuestadas en los barrios, ha sido incapaz de ejecutar 12 millones en Parques y Jardines y sólo habría gastado el 16 por ciento del dinero destinado para el Año Murillo».

El portavoz de Ciudadanos ha lamentado que Espadas carezca de «modelo de ciudad o plan estratégico», reprochándole su «incapacidad de gestión» y su «podemización hacia posturas radicales».

El portavoz del PP, Beltrán Pérez, y la concejal popular Mar Sánchez Estrella
El portavoz del PP, Beltrán Pérez, y la concejal popular Mar Sánchez Estrella - Rocío Ruz

Durante su intervención, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha mantenido que «Sevilla está en el mismo sitio que cuando Espadas comenzó a gobernar, a causa de su falta de modelo de ciudad». Al respecto, ha criticado que las políticas turísticas son «desequilibradas y caminan hacia el turismo de bajo coste» y Sevilla es «la ciudad de más de 300.000 habitantes que más vecinos ha perdido en toda España». De todas las capitales de provincia, está en el puesto 38 en cuanto a reducción del paro y el PSOE «ha incumplido el 65 por ciento» de su propio programa electoral, según ha advertido.

Además, ha lamentado también las talas y ha avisado de que Sevilla sigue «estancada» en lo que a sus grandes proyectos y retos se refiere, con «calles cada vez más sucias y una evidente pérdida de calidad y eficacia de los servicios municipales y una ausencia de modelo definido para el casco histórico».

Beltrán Pérez ha reiterado que Espadas ha caído en «el inconformismo y la resignación, cediendo a los intereses del Gobierno autonómico de Susana Díaz y siendo un alcalde sumiso a la presidenta de la Junta en lugar de reivindicativo».

Beltrán Pérez ha desgranado cada uno de los objetivos que se marca el PP en su modelo de ciudad en los diferentes campos para que Sevilla «sea una ciudad líder», lanzando algunas promesas electorales en materia de climatización de colegios públicos y dando por «amortizado el actual mandato».

«La oposición siente coraje y frustración»

Frente a ello, el portavoz del grupo socialista, Antonio Muñoz, ha respondido a los diferentes grupos de oposición, aseverando que a estos partidos sienten «coraje y frustración», porque los socialistas, pese a gobernar en minoría, «han logrado dar estabilidad» a la gestión municipal y cosechar avance»s. Así, ha afirmado que el PP lleva «la mochila llena de incumplimientos de sus años de gobierno, Ciudadanos tiene una política inconsistente y Participa e IU se han convertido en una izquierda novelera».

Además, el alcalde ha apostado por «trabajar para mejorar la realidad» de los barrios desfavorecidos de Sevilla, señalando la aplicación de 12,5 millones de euros procedentes del Fondo Social Europeo y asegurando que en los próximos meses será «una realidad» la recuperación de la jornada laboral de 35 horas semanales para la plantilla municipal.