El Alcázar de Sevilla es uno de los monumentos más visitados de España
El Alcázar de Sevilla es uno de los monumentos más visitados de España - J. M. Serrano

El Alcázar carece de medios para podas en altura

Sólo puede actuar a 15 metros a pesar de que cuenta con árboles de incluso más de 30 metros

A.G.R.
SevillaActualizado:

Más allá de la repercusión que los informes técnicos puedan tener sobre la responsabilidad del Ayuntamiento en el accidente que provocó la muerte de una persona el pasado 16 de mayo, los expertos apuntan en todo caso a una situación de fondo que resulta llamativa: el Alcázar no tiene medios propios para podar en altura, por lo que los árboles de gran tamaño no pueden ser saneados por el personal de jardinería del monumento.

Las escaleras de poda que tiene la plantilla no superan los 15 metros, por lo que sólo se pueden cortar las ramas de la parte baja de aquellos árboles que superan esta estatura, como es el caso del palo borracho desprendido, un ejemplar que supera los 30 metros. Cuando hay que actuar en la zona alta hay que recurrir a una empresa externa, que sólo trabaja en estos ejemplares cuando el Alcázar se lo reclama. Es decir, no hay un mantenimiento continuado de estas especies por falta de medios y por falta de personal cualificado, ya que la plantilla no cuenta con ningún ingeniero agrícola. Sólo cuando un peón detecta un problema avisa a la dirección y se actúa.

Esta situación llama la atención sobre todo porque el Alcázar tiene un superávit en el banco de casi 15 millones de euros. Es un monumento que genera muchos beneficios económicos, pero que, paradójicamente, cuenta con una plantilla y unos medios muy limitados. El propio gobierno municipal lo admite y lamenta la actual situación de «tasa de reposición cero» impuesta a nivel estatal, que impide contratar más personal.

Entretanto, el cruce de acusaciones entre la oposición y el gobierno municipal continúa. Ayer el PP y Ciudadanos remitieron una carta conjunta al alcalde para poner de manifiesto su «profundo malestar» por la gestión del Alcázar. El concejal del grupo popular Rafael Belmonte criticó que «el alcalde no sólo está ocultando información sobre las circunstancias relacionadas con el trágico accidente del pasado mes de mayo, circunstancia por la que el PP ha forzado a convocar con carácter extraordinario el Consejo del Patronato, sino que además acusa a los grupos de la oposición de querer dañar la imagen del monumento, algo que resulta inadmisible. Es precisamente la actitud del alcalde la que está haciendo que el Alcázar sea protagonista de hechos indeseables y de graves críticas que no benefician a un monumento de las características del Real Alcázar», explicó.

Belmonte denunció que «la oposición ha de hacer su trabajo y velar por los intereses generales, por lo que el PP va a seguir en la línea de responsabilidad y seriedad que lo caracteriza exigiendo toda la información que sea precisa para aclarar lo ocurrido, para evitar que se repita, y para asegurar que la gestión del Alcázar sea la correcta, algo que no está sucediendo por diversos motivos como la gestión del arbolado o la financiación arbitraria de gastos del ICAS con los fondos del monumento».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, lamentó que «el PSOE quiere poner al servicio del gobierno con fines políticos una institución como el Patronato del Alcázar, que debe usarse para velar por el monumento», ya que en su opinión es «vergonzoso e insólito que el alcalde del PSOE use el Alcázar para atacar a la oposición». El gobierno, en cambio, criticó la «dejación de funciones de PP y Ciudadanos en el último Patronato».