El dinero obtenido de la venta de entradas se destinará a rehabilitación del patrimonio sevillano
El dinero obtenido de la venta de entradas se destinará a rehabilitación del patrimonio sevillano - J.M. SERRANO

El Alcázar pagará la restauración de la Ranilla y Miraflores

El sobrecoste de la entrada al monumento también se invertirá en Don Fadrique

El Alcázar de Sevilla, un palacio mudéjar abierto al mundo

SEVILLAActualizado:

El consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo envió ayer al Patronato del Real Alcázar el listado de «posibles» actuaciones a acometer en el patrimonio histórico municipal con cargo a los dos millones de euros que dicho organismo autónomo del Consistorio recibirá anualmente de la recaudación procedente de las taquillas del monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987 y buque insignia del turismo hispalense.

La idea del Ayuntamiento es que el Patronato del Real Alcázar marque sus «prioridades» en materia de rehabilitación de patrimonio histórico municipal, de manera que en el listado figuran por ejemplo obras de restauración aún pendientes en el sector del antiguo convento de Santa Clara perteneciente al Consistorio y remozado como espacio cultural; más obras en la antigua Fábrica de Artillería, edificada en 1782 y con 20.372 metros cuadrados de superficie; la casa palacio del Pumarejo, que data del siglo XVIII y cuya restauración integral tiene un coste total de 6,9 millones de euros; el pabellón de ingresos de la antigua cárcel de La Ranilla, la Hacienda de Miraflores, o la financiación que corresponde al Ayuntamiento en los nuevos proyectos de rehabilitación de la muralla almohade de la Macarena y la torre de Don Fadrique, cofinanciados por el Estado mediante el programa del 1,5 por ciento cultural.

En rueda de prensa, el concejal de Hábitat Urbano y Cultura, Antonio Muñoz, y el gerente de Urbanismo, Ignacio Pozuelo, recordaron ayer los nuevos convenios aprobados el pasado otoño con relación al destino de los fondos procedentes de la ingente recaudación que cosecha el Real Alcázar fruto de sus visitas turísticas, precisamente en un contexto en el que la capital andaluza prolonga su auge turístico.

Los convenios aprobados el pasado mes de noviembre sustituían al acuerdo de 2014, mediante el cual el Patronato del Real Alcázar venía destinando cada año un millón de euros de su recaudación al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), perteneciente también al Consistorio, al objeto de colaborar con los gastos de difusión de la cripta arqueológica de la plaza de la Encarnación, el espacio cultural creado en torno a las ruinas de lo que fuera el castillo de San Jorge y el Museo de Cerámica de Triana.

Dicho convenio fue objeto de fuertes críticas por parte de Ciudadanos, bajo la premisa de que el ICAS no habría destinado las transferencias del Alcázar a los fines descritos, sino a su «caja única», toda vez que las ordenanzas fiscales de 2018 incluían un alza de dos euros en la entrada general al Alcázar, de 9,5 a 11,5 euros, conectando el Ayuntamiento los ingresos adicionales derivados de dicho incremento de precios con actuaciones de mejora del patrimonio histórico de titularidad municipal.

Ya en noviembre del año pasado, el Patronato del Real Alcázar aprobaba por unanimidad los nuevos convenios según los cuales merced al montante de tres millones de euros procedente de la recaudación tarifaria del Alcázar y su alza de precios de 2018, el Ayuntamiento realizará una transferencia de dos millones de euros a la Gerencia de Urbanismo para inversiones en el patrimonio, y de un millón de euros al ICAS para compensar los gastos de conservación, dinamización, difusión o inversión en espacios como el Castillo de San Jorge, el Antiquarium, la colección expositiva Mariano Bellver o el Museo de la Cerámica.

En ese sentido, el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo ha tomado este miércoles conocimiento de tales convenios, que regirán al menos entre 2019 y 2022, designando a un técnico que formará parte de la comisión de seguimiento que se constituirá en torno a tal acuerdo.

En el marco de ello, según Ignacio Pozuelo, la Gerencia de Urbanismo ha remitido al Patronato del Real Alcázar un listado de «posibles» actuaciones a acometer o sufragar respecto al patrimonio histórico municipal con cargo a los dos millones de euros que le corresponden al citado organismo autónomo de la recaudación del monumento.

Por lo tanto, ese dinero servirá para rehabilitar una gran parte del patrimonio del Ayuntamiento, aunque los planes de rehabilitación más avanzados son los de Don Fadrique y la Muralla de la Macarena, que cuentan con apoyo estatal.