en los jardines de murillo

El Alcázar prevé respetar la ubicación original de la guardería

Landa apela a la «función social» del centro docente y anuncia que el centro de recepción de visitantes será instalado en el monumento

sevilla Actualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Patronato del Real Alcázar, espera "preservar" finalmente en su enclave original el centro docente 'María Inmaculada', radicado en el entorno de los Jardines de Murillo, en el perímetro del conjunto palaciego, y "directamente" afectado por las propuestas contenidas en el plan especial de protección promovido para el monumento y todo su entorno histórico.

Aunque el documento de aprobación inicial de este instrumento de protección contemplaba la instalación de un centro de visitantes en el lugar que hoy ocupa dicha guardería, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento y delegado del Real Alcázar, Javier Landa, ha defendido la "función social" de la guardería para argumentar su "preservación" en los Jardines de Murillo.

Javier Landa ha recordado una de las principales iniciativas que sobrevuelan el futuro de este conjunto palaciego declarado Patrimonio de la Humanidad; el 'Plan Especial de Protección del Sector 6 del Conjunto Histórico de Sevilla: Real Alcázar'. Se trata de un plan especial de protección destinado a delimitar con exactitud, dentro de la trama urbana del histórico barrio de Santa Cruz, el recinto primigenio del Real Alcázar, identificando así las aproximadamente 90 fincas concretas afectadas por la protección de Bien de Interés Cultural (BIC) y las condiciones y regulaciones que pesan sobre cada una de ellas.

El plan especial del Real Alcázar

El documento en cuestión, redactado por los arquitectos Rafael Bermudo y Vicente Llanos, ejerce su influencia sobre un entramado urbano que comprende al norte hasta la plaza del Triunfo, la calle Joaquín Romero Murube y la Plaza de Alfaro; al este hasta la calle Mariscal, al sur hasta la avenida de Menéndez y Pelayo, la antigua Pasarela y la calle San Fernando, y al oeste hasta la calles San Gregorio, Mariana de Pineda, Deán de Miranda y la Plaza de la Contratación.

Este plan especial, así, determina los diferentes grados de protección que habrán de regir para cada alineación o inmueble y las intervenciones admitidas en cada finca. A tal efecto, Javier Landa ha recordado que el documento de aprobación inicial de este plan especial de protección contemplaba la instalación de un centro de recepción de visitantes en el lugar donde actualmente se alza el centro docente 'María Inmaculada', en los Jardines de Murillo.

De hecho, el periodo de información pública del documento de aprobación inicial de este plan especial concluyó con la desestimación de las alegaciones formuladas para conservar la ubicación de esta guardería.

"Una función social"

Y es que, según ha explicado Javier Landa, dada la "importante función social" de esta guardería, la "intención" del Gobierno municipal del PP "es preservarla e instalar el centro de recepción de visitantes en el propio Alcázar. En estos momentos, esa es nuestra intención", ha señalado Javier Landa, quien no obstante ha señalado que este aspecto, al igual que otros tantos, depende siempre de los criterios y determinaciones de los "técnicos" que trabajan sobre el documento en cuestión.

"La guardería desarrolla, en estos momentos, una función social muy importante, por lo que deberíamos garantizar su continuidad", ha insistido el delegado del Real Alcázar, quien ha reconocido que las propuestas de este plan especial de protección afectarían "directamente" al centro docente en cuestión. De tal manera, Landa ha explicado que el director del Real Alcázar, Jacinto Pérez Elliot, ha celebrado recientemente una serie de encuentros con los "expertos" que colaboraron en la redacción del documento, al objeto de avanzar en aspectos como el de la conservación de la guardería.