J. M. Serrano

El Alcázar de Sevilla, un palacio mudéjar abierto al mundo

¿Qué hacer para visitar el Alcázar de Sevilla? ¿Se puede entrar al Alcázar de Sevilla gratis? ¿Cuál es el horario?

Actualizado:

El Alcázar de Sevilla es uno de esos lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida. Por eso, si se viene a Sevilla es imprescindible entrar por la puerta de esta fortificación y pasear por sus estancias.

Está ubicado en el entorno de la Catedral de Sevilla y la Giralda. Un conjunto que, con el Archivo de Indias, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.

El Real Alcázar de Sevilla es un palacio mudéjar y un palacio gótico. Con unos jardines alucinantes. Además, ofrece estampas que deben ser inmortalizadas en fotos y en vídeos. También en el cine y en la tele. Y hay más: es el palacio real en uso más antiguo de Europa.

El Alcázar de Sevilla nos abre la puerta a una historia alucinante. Una historia llena de leyendas, romanticismo, venganzas y conquistas.

Con estos ingredientes no es de extrañar que sea el sexto monumento más visitado de toda España. Recibe unas visitas muy similares a las registradas en la Catedral de Sevilla: casi 1,8 millones al año.

Ha sido escenario de numerosas producciones audiovisuales. La última de ellas: la famosa serie de televisión Juego de Tronos.

Pero, ¿qué tengo que hacer para visitar el Alcázar de Sevilla? ¿Se puede entrar al Alcázar de Sevilla gratis? ¿Cuál es el horario?

Aquí te desvelamos algunas de las respuestas a estas preguntas y muchas más.

1. Alcázar de Sevilla: historia

Fachada mudejar del Alcazar.
Fachada mudejar del Alcazar. - ABC

El Alcázar de Sevilla gustará a aquellos a los que les fascine la Historia. Así, con mayúsculas. Por sus estancias han paseado reyes, se han firmado acuerdos, han dormido amantes reales e incluso se han cometido asesinatos. O eso cuentan las leyendas.

Y todo ello en el devenir de 11 siglos. Más de mil años en los que las paredes del Real Alcázar de Sevilla se han llenado de vida.

El solar que actualmente ocupa el Alcázar de Sevilla estaba ya ocupado ocho siglos antes de Cristo. Se han encontrado también restos de un edificio romano del siglo I.

Durante la etapa islámica, en el siglo X, se construyó una alcazaba que, más tarde, se amplió. A mediados del siglo XI, el rey Al-Mutamid volvió a ampliar la superficie del Alcázar de Sevilla. Añadió varios edificios palaciegos en su interior. Al-Mutamid era un reconocido poeta que hizo florecer la cultura en Sevilla.

Tras él, los almohades volvieron a ampliar la superficie del Real Alcázar de Sevilla. Las murallas de éste se comunicaban con otras fortificaciones defensivas de la ciudad.

Sin embargo, de todo este legado islámico sólo se conservan en el actual Alcázar de Sevilla algunos restos.

Con la conquista de la ciudad por Fernando III El Santo, el Real Alcázar de Sevilla inicia una nueva etapa. Aunque él no realizó ninguna actividad en estas edificaciones, su corte usó el Alcázar como residencia real.

Su hijo, Alfonso X El Sabio, sí actuó en el Alcázar. De hecho es el artífice de que se construyera el conocido Palacio Gótico del Alcázar de Sevilla. Además, se reformaron el resto de estancias.

En el siglo XIV, Pedro I (El Cruel o El Justiciero, según quien cuente la historia) construyó el también famoso Palacio Mudéjar del Alcázar de Sevilla. Este edificio, adosado al Palacio Gótico, es hoy uno de los más conocidos del Alcázar.

En los siglos posteriores se han hecho reformas y restauraciones que han dado lugar a la imagen actual del Alcázar de Sevilla. El resultado es un conjunto con una riqueza artística única en la que estilos como el renacentista, el islámico o el barroco se entrelazan.

2. El Alcázar de Sevilla y la realeza

Patio de la Montería
Patio de la Montería - ABC

El Alcázar de Sevilla ha sido residencia de numerosos reyes. De hecho, se considera el palacio real en uso más antiguo de Europa.

Ya en el siglo XIV era la residencia de la corte española. Se recibían en sus estancias a miembros de otras cortes.

Los Reyes Católicos vivieron en el Alcázar de Sevilla. Incluso tuvieron a un hijo aquí, Juan.

Su nieto, Carlos I de España y V de Alemania, celebró en el Alcázar de Sevilla su boda con Isabel de Portugal.

El Alcázar de Sevilla también ha sido residencia real de Fernando VII.

Hoy sigue siendo la residencia en la que se aloja la Familia Real española y otras personalidades relevantes cuando visitan Sevilla.

3. Qué ver en los Reales Alcázares de Sevilla

Palacio Gótico del Real Alcázar
Palacio Gótico del Real Alcázar - Vanessa Gómez

Como ya hemos dicho, el Alcázar de Sevilla es uno de los monumentos más visitados de toda España. Por ello, no es extraño que se formen colas en la entrada. Lo idóneo es que saques la entrada del Alcázar de Sevilla vía online y puedas tenerla con antelación.

El visitante entrará por la que se llama “Puerta del León”. Ubicada en la fachada roja del Alcázar de Sevilla es quien da la bienvenida a los visitantes. Esta puerta está dominada por un azulejo de un gran león que hasta finales del siglo XIX era una pintura.

Desde el Patio del León accedemos a la izquierda a la Sala de la Justicia. Es una estancia de estilo mudéjar en la que, seguramente, se reunía el consejo a impartir justicia. Y más adelante, el Patio de Yeso.

Palacio Mudéjar

Si continuamos por el Patio del León hacia adelante nos encontraremos con elPatio de la Montería y el Palacio Mudéjar de Pedro I. La auténtica joya de los Reales Alcázares. Si tienes poco tiempo para realizar la visita, te recomendamos que no dejes de visitar este palacio.

En él pasarás por el Patio de las Muñecas, uno de los lugares más reconocidos del Alcázar de Sevilla. También podrá conocerse el Cuarto del Príncipe, donde se cree que la Reina Isabel de Castilla tuvo a su hijo Juan. El Patio de las Doncellas nos muestra otra de las estampas clásicas del Alcázar de Sevilla. Cuenta con una gran alberca central y una cuidada decoración vegetal.

La Alcoba Real, el Salón de los Pasos Perdidos, el Salón del Techo de Carlos V o la Sala de los Infantes también forman parte de este palacio mudéjar. Completan este palacio de Pedro I el Salón de los Embajadores, el Salón del Techo de Felipe II o la Sala de los Reyes Católicos.

Palacio Gótico

Otro de los lugares característicos es el Palacio Gótico del Alcázar de Sevilla. Levantado años antes por Alfonso X, en él puede verse el Patio del Crucero, el Salón de los Tapices y la Capilla, la Sala de las Bóvedas. También forman parte de este palacio el Gran Salón y el Salón de los Tapices.

Baños de María de Padilla

Debajo de este palacio, una cripta y un aljibe dan lugar a los baños de María de Padilla. Estos últimos merecen una parada especial. Hace unos años se abrió esta estancia a las visitas. Es un espacio que ofrece al visitante una atmósfera especial.

Aunque es de época almohade, fue en el siglo XIII cuando se le añadió su característica bóveda de crucería, típico del gótico.

Toman su nombre de la amante del rey Pedro I. La leyenda cuenta que en estas aguas se bañaba María de Padilla. Una mujer a la que quería tanto el rey que la nombró reina después de muerta.

Cuarto Real

Otro lugar que merece una parada es el Cuarto Real Alto. Aquí se puede ver el dormitorio de Isabel La Católica y su capilla. Un antecomedor, comedor de Gala, una sala para fumar, el Mirador de los Reyes Católicos, el dormitorio del rey Pedro I, la Sala de audiencias y la Sala de billar. Hay una sala con una exposición de lozas y azulejos de Triana.

4. Jardines del Alcázar de Sevilla

Jardines del Alcázar de Sevilla
Jardines del Alcázar de Sevilla - Raúl Doblado

Sin duda uno de los grandes atractivos del Alcázar de Sevilla son sus jardines. Cuenta con más de 10 estancias, entre fuentes, jardines, estanques, cenadores o columnas.

Pasear por ellos es una de las experiencias más mágicas que pueda vivirse en este enclave.

El conocido estanque de Mercurio es, sin duda, uno de los lugares más reconocibles. Un gran estanque con una estatua del dios romano domina el paisaje.

Justo detrás se encuentra la Galería de Grutesco. Se trata de un muro de 160 metros de largo que divide los jardines en dos. En el siglo XVII el arquitecto Vermondo Resta fue quien transformó la muralla que había en esta singular galería.

El Jardín de la Danza, el Jardín de Troya, el Jardín de la Galera o el Jardín de las Flores se suman al catálogo de jardines del Real Alcázar de Sevilla. Éste se completa con el Jardín del Príncipe, el de las Damas, el de los Poetas, el Jardín Inglés o el Jardín del Marqués de la Vega-Inclán. También el Pabellón de Carlos V o el Cenador del León son parte de estos jardines.

5. El Alcázar de Sevilla y Juego de Tronos

Rodaje de la serie Juego de Tronos en los Reales Alcázares de Sevilla
Rodaje de la serie Juego de Tronos en los Reales Alcázares de Sevilla - ABC

El Alcázar de Sevilla ha sido escenario de una de las producciones televisivas más populares de los últimos años.

En concreto, desde la Galería de Grutesco podían observarse los Jardines del Agua del reino de Dorne. En esta superproducción también se captaron imágenes del Jardín de las Damas, del Laberinto, del Cenador de la Alcoba o los Baños de Doña María.

El Salón de los Embajadores fue otro de los enclaves en los se que grabó Juego de Tronos.

Ésta no ha sido la primera vez que los Reales Alcázares de Sevilla son filmados por las cámaras. En el cine también ha protagonizado escenas de películas como Lawrence de Arabia (1962), El Reino de los Cielos (2004) o Noche y Día (2010).

6. El Alcázar de Sevilla: horarios

El estanque y el jardín del león del Alcázar
El estanque y el jardín del león del Alcázar - Raúl Doblado

El Alcázar de Sevilla puede visitarse durante buena parte del día.

En los meses de octubre a marzo puede visitarse desde las 9.30 a las 17.00 horas. En estas fechas el Alcázar de Sevilla cerrará sus puertas a las 18.00 horas por lo que comenzará a desalojarse 15 minutos antes.

Desde abril a septiembre, el horario de acceso será de 9.30 a 19.00 horas. A las 19.15 horas comenzará su desalojo para cerrar sus puertas a las 20.00 horas.

Como buena parte de los monumentos de la ciudad, los días festivos 1 y 6 de enero, viernes santo y 25 de diciembre, el Alcázar de Sevilla permanecerá cerrado.

7. Alcázar de Sevilla: entradas

Una de las entradas al Alcázar
Una de las entradas al Alcázar - ABC

Las entradas al Alcázar de Sevilla pueden adquirirse en la web del Real Alcázarde Sevilla o en la taquilla del monumento. A todas las entradas adquiridas online hay que añadir un euro por gastos de gestión.

Dada la afluencia a este monumento, te recomendamos que saques tus entradas con tiempo.

Existen diversos tipos de visita al Alcázar de Sevilla. La visita general, en la que puede recorrerse la planta baja de los palacios y los jardines. Esta visita tiene un coste de 11,50 euros.

Los lunes es gratis acceder a los Reales Alcázares de Sevilla.

Hay una entrada reducida para pensionistas y estudiantes. El acceso es gratis para desempleados, menores de 16 (acompañados de un mayor) y discapacitados.

Además, si has nacido o resides en Sevilla también puedes hacer la visita general en el Alcázar de Sevilla gratis.

Si además quieres hacer una visita organizada al Cuarto Real Alto, hay que abonar 4,50 euros.

Al sacar la entrada general del Alcázar de Sevilla también puedes visitar el Antiquarium, el Museo de la Cerámica de Triana y otros espacios culturales gestionados por el Instituto de Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS).

8. Alcázar de Sevilla: Visitas nocturnas

Noche en los jardines del Real Alcázar
Noche en los jardines del Real Alcázar - Juan Flores

La visita nocturna al Alcázar de Sevilla es una de las opciones más populares entre los visitantes. Se trata de visitas guiadas teatralizadas que nos descubren los misterios de cada estancia.

En estas rutas, los visitantes conocerán la Sala de la Justicia y Patio del Yeso, la Casa de la Contratación y el Palacio del Rey Don Pedro. También descubrirán los Jardines de la Galera, Troya y Danzas, o los baños de Doña María de Padilla. Finalmente, la visita pasa por el Estanque de Mercurio, el Palacio Gótico y el Patio del Crucero. Esta visita tiene un coste de 14 euros.

9. Alcázar de Sevilla: Cómo llegar

Colas de turistas para la Catedral y el Alcázar
Colas de turistas para la Catedral y el Alcázar - Juan Flores

El Alcázar de Sevilla se encuentra ubicado en el límite del casco histórico, junto a la Catedral de Sevilla. Para llegar existen diversas posibilidades.

Puede llegarse en Metro. La parada de Puerta de Jerez deja muy cerca de la entrada del Alcázar. También lo hacen los autobuses de Tussam C4, C3, 5, 41, 42, C1 y C2. Paran en los Jardines del Cristina. También aquí para el autobús especial del aeropuerto (AE). Sólo hay que andar unos minutos para entrar en el Alcázar de Sevilla.

Si se ha optado por llegar en coche, hay un parking público en la Puerta de Jerez. Otras posibilidades son dejar el vehículo en el parking de los Jardines de Murillo, la Plaza Nueva o el Mercado del Arenal. Están más retirados pero puede llegarse al Alcázar de Sevilla dando un paseo.

El Metrocentro es una posibilidad para aquellos que hayan bajado del tren en la Estación de San Bernardo.

Y la bicicleta siempre será una buena alternativa. Aunque, cuidado con circular por sitios no permitidos. En la Avenida de la Constitución hay un carril bici y en la Puerta de Jerez una estación de Sevici para las bicicletas públicas.