Alicia Martínez ha sido concejal en el Ayuntamiento de Sevilla y ahora es diputada andaluza, especializada en temas de vivienda y urbanismo
Alicia Martínez ha sido concejal en el Ayuntamiento de Sevilla y ahora es diputada andaluza, especializada en temas de vivienda y urbanismo - Juan Flores
Entrevista a Alicia Martínez

Alicia Martínez, diputada del PP: «Quedan viviendas sociales vacías en el edificio de la Junta de San Bernardo»

La parlamentaria del PP Alicia Martínez dice que para la Junta de Andalucía debe ser una prioridad poner ascensores en edificios con personas con discapacidad

SevillaActualizado:

La arquitecta Alicia Martínez (Sevilla, 1963, reelegida diputada al Parlamento andaluz, es hoy vicesecretaria del PP sevilla, un partido que ha sufrido una importante crisis. Funcionaria en la Diputación de Sevilla, hizo durante más de 14 años muchos proyectos para los municipios, desde casas ayuntamiento, como el de Arahal o Almensilla, a casas de Cultura, edificios para cazadores, la pista de atletismo de la UPO... En 2003 entró en política de la mano de Jaime Raynaud, que fue candidato a la Alcaldía de Sevilla, y desde entonces ha ocupado diferentes puestos en la ejecutiva regional. Especializada en vivienda y urbanismo, esta diputada reclama que el futuro Gobierno PP-Cs acometa la Ley de Ordenación del Territorio y derogue la Ley de tanteo y retracto en desahucios de viviendas porque la Junta no tiene dinero para ello.

Usted ha sido muchos años responsable de vivienda en el PP. ¿Ha aprovechado la Junta los fondos del Plan estatal de la Vivienda en Andalucía ?

No. En los años 2014 a 2017 Andalucía tuvo a su disposición casi 546 millones de euros del Ministerio de Fomento. Del total, 197 millones era para programas de vivienda de alquiler y rehabilitación. Pues bien, de ese dinero, 81 millones de euros no se han usado. El el programa del PP a las elecciones autonómicas, la vivienda ha sido un tema fundamental y sobre todo la gestión del parque público de viviendas porque Andalucía dispone de 84.000 viviendas de titularidad de la Junta que tienen que estar a disposición de los andaluces y la lucha con los desahucios ha sido un sello del PP. Cuando llegó Mariano Rajoy al Gobierno de la nación paralizó los desahucios de los colectivos más vulnerables.

El Defensor del Pueblo Andaluz ha llegado a calificar de «estafa» las ayudas al alquiler de vivienda que ofrece la Junta porque generan expectativas que no llegan.

Eso ha ocurrido por falta de personal para gestionarlas de la sociedad pública andaluza Avra y de las delegaciones provinciales. Hay que reducir burocracia y aumentar el personal.

¿Sigue habiendo viviendas sociales vacías en el edificio del barrio de San Bernardo que construyó la Junta a través Avra?

Sí, me dicen los vecinos que al menos quedan 10 viviendas vacías y eso no puede ser.

Los empresarios dicen que la VPO es imposible de construir porque no hay ayudas públicas y porque tiene muchas limitaciones a la hora de transmitirse. ¿Qué habría que cambiar?

Efectivamente la VPO se equipara en precio a la vivienda libre en determinados sitios y por eso en el plan estatal se contemplan medidas para hacer viviendas protegidas en alquiler, especialmente para gente joven. En este momento los desahucios por impago de alquiler suponen ya el 50% de los desahucios, cuando antes eran más los que se producían por ejecuciones hipotecarias.

¿Por qué la mayoría de ayudas para la rehabilitación de viviendas son rechazadas por la Junta?

El problema es que hay una gran burocracia en la gestión de esas ayudas, a pesar de que la Junta trató de rodearse de agentes para gestionar esas ayudas. Básicamente esas ayudas se usan para instalar ascensores en edificios para facilitar la accesibilidad de personas con discapacidad. El PP ha propuesto que la Administración lidere los planes de accesibilidad porque hay determinadas barriadas con cinco edificios iguales y tiene más sentido instalar los cinco ascensores al mismo tiempo a que los vecinos tengan que hacer el proyecto, gastarse el dinero... porque hay familias que no pueden destinar un dinero para instalar un ascensor. Para la Junta debería se una prioridad en materia de política social que las personas que viven en un cuarto piso sin ascensor puedan bajar a la calle para ir al médico o para comprar, por ejemplo. Además, también podrían articularse mecanismos para permutar esas viviendas por otra más accesibles.

Finalmente se ha producido el acuerdo PP-Cs para gobernar. Uno de los escollos ha sido eliminar los aforamientos de los políticos. ¿Cree que los diputados necesariamente tienen que estar aforados?

Particularmente no tengo inconveniente en que se eliminen los aforamientos.

Alicia Martínez, vicesecretaria del PP de Sevilla
Alicia Martínez, vicesecretaria del PP de Sevilla - Juan Flores

Gobierno PP-Cs

¿Qué leyes aprobadas por la Junta cree que debían derogarse si Juan Manuel Moreno llega a ser presidente?

Por ejemplo, la ley que establece el derecho de tanto y retracto en desahucios de viviendas en Andalucía porque no tiene ninguna eficacia, ya que la Junta no tiene presupuesto para eso y además no entrará en vigor hasta el año 2020 porque había un problema de inconstitucionalidad. Es una ley propaganda. Otra ley que tendría que modificarse en la Ley de Ordenación del Suelo en Andalucía (Loua), para la que ya se había iniciado el trámite para su reforma. Es una ley fundamental para la agilización de los procedimientos urbanísticos en los distintos municipios, para que los inversores puedan llegar a implantar un proyecto, para agilizar las licencias y los planes generales... ¡Es que no puede ser que un Plan General de Ordenación Urbana tarde diez años en aprobarse o que haya todavía muchos municipios con la regularización de viviendas! En cuanto a la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, nuestra propuest es la de nuestro presidente, Pablo Casado: una Ley de Concordia.

El PP ha pasado de 47 a 26 diputados y a pesar de eso es más que posible que Juan Manuel Moreno termine siendo presidente. ¿Han pesado más los casos de corrupción a nivel nacional o la división en el PP andaluz y sevillano?

Bueno, tengo que decir que Juan Manuel Moreno, que va a ser presidente de la Junta, representa la ilusión del cambio. En los resultados electorales ha pesado un escenario político diferente, que deviene de la fragmentación política nacional. Han entrado fuerzas nuevas y ha habido más opciones. Si no hubiera sido así, a lo mejor estaríamos hablando de otros resultados. En cuanto a la autocrítica, creo que siempre hay que hacerla porque para crecer hay que saber dónde se está y somos conscientes de dónde estamos, de que tenemos que trabajar, convencer y hacerlo bien. Nos toca a los políticos trabajar porque nadie entendería que no fuéramos capaces de acordar un programa, de establecer una hoja de ruta para los próximos años en Andalucía. Hay que empezar ya.

¿Habrá estabilidad de Gobierno sin que Vox forme para del mismo, lo que obligará a PP y CS a consensuar sus medidas con esa formación?

Pienso que sí porque Vox ha dejado claro que no quiere entrar en el Gobierno. La estabilidad es un objetivo que hay que lograrlo día a día y por encima de todo pero los acuerdos tienen que ser para cada tema.