El convento de San Agustín, cerca de la Puerta de Carmona
El convento de San Agustín, cerca de la Puerta de Carmona - RAÚL DOBLADO

Convento San AgustínAprobado el plan para que el convento San Agustín de Sevilla se convierta en un hotel

Urbanismo da luz verde al proyecto de Cruz y Ortiz en el convento, que ahora deberá ir al pleno

SEVILLAActualizado:

El consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla aprobó ayer elevar al pleno municipal el documento definitivo del plan especial promovido por la entidad adjudicataria de los derechos de superficie del antiguo convento de San Agustín, declarado bien de interés cultural (BIC), para su restauración y uso como hotel mediante obras de nueva planta, según expuso el concejal de Hábitat Urbano y Cultura, Antonio Muñoz.

En julio de 2014, la junta de gobierno local aprobó inicialmente el plan especial de protección del convento, redactado por Cruz y Ortiz Arquitectos por encargo de la sociedad Convento de San Agustín S.L., que desde 2007 goza de los derechos de superficie de la parcela merced al concurso público que convocó el Ayuntamiento. Este plan especial definía las condiciones de rehabilitación y ampliación del antiguo edificio religioso para su uso como hotel, con distinción entre las zonas a remozar y las obras de nueva planta que podían efectuarse.

Aquel documento preveía rehabilitar el espacio constituido por los restos del antiguo convento, el refectorio y el claustro, recuperando la escalera principal y consolidando el artesonado, entre otras acciones, así como construir una nueva edificación en el solar donde se ubicaba la antigua iglesia. Las actuaciones de rehabilitación afectaban a 4.300 metros cuadrados, mientras las obras de nueva planta comprendían 3.600 metros cuadrados. Las consejerías de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía requirieron unas modificaciones que fueron incorporadas por Convento de San Agustín S.L., presentando una nueva redacción del plan especial que se aprobó de modo provisional por la junta de gobierno en marzo de 2015.

No obstante, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico evaluó dicho documento de aprobación provisional considerando «excesiva y no justificada» la edificabilidad y altura contempladas en el texto. Más pegas. Se determinaba que era necesario incluir en el plan especial un artículo que vinculase la parcela concreta y no sólo los restos del antiguo convento, la conveniencia de dibujar el entorno protegido por parcelas completas, la obligación de reflejar que la ocupación sobre rasante quedará supeditada al hallazgo de restos arqueológicos, su conservación y puesta en valor, y la necesidad de especificar en la ficha de catálogo la portada de Hernán Ruiz dentro del ámbito del BIC.

Tres años después, el pasado diciembre, la promotora llevó a Urbanismo una nueva redacción con las modificaciones exigidas, contando con un informe favorable de dicho departamento. La junta de gobierno aprobó en febrero el nuevo documento del plan especial, que tras cosechar el correspondiente informe de la Consejería de Cultura se ha transformado en texto definitivo para su votación en el pleno municipal.