Diseño del estadio de Casablanca, con el que Marruecos quiere optar a un Mundial
Diseño del estadio de Casablanca, con el que Marruecos quiere optar a un Mundial - Cruz y Ortiz
Urbanismo y arquitectura

Los arquitectos sevillanos Cruz y Ortiz se lanzan a grandes proyectos del fútbol mundial

El estudio de arquitectura hispalense se hizo con el diseño del estadio con el que Marruecos quiere aspirar a un Mundial y de la ciudad deportiva del Dalian chino

SevillaActualizado:

El prestigioso estudio de arquitectura de los sevillanos Antonio Cruz y Antonio Ortiz se mantiene en primera línea internacional en su sector merced a grandes proyectos que reciben, que en los últimos tiempos están más cercanos al ámbito deportivo y, más concretamente, al fútbol, donde grandes grupos inversores están moviendo ingentes cantidades económicas. Así lo refrendan los dos encargos más recientes del despacho hispalense, ambos de enorme envergadura y relacionados con el llamado «deporte rey», donde «los Antonios» ya presentan un currículum de bastante fuste culminado, hasta el momento, con el flamante estadio Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid, que ha recibido numerosos elogios desde su estreno en 2017.

Ahora, los arquitectos sevillanos afrontan varios proyectos más del mundo del fútbol fuera de España en los que también están puestos muchos focos por la importancia de las iniciativas y el auge financiero de los países donde se van a desarrollar. El principal, al otro lado del Estrecho. Cruz y Ortiz Arquitectos se hizo con el proyecta del estadio con el que Marruecos quiere aspirar a albergar un Mundial de Fútbol, que tendrá una capacidad de 93.000 espectadores y se ubicará en Casablanca, la mayor de las ciudades del país. Este recinto proyectado por los sevillanos iba a encabezar la candidatura marroquí al Mundial de 2026, aunque éste se concedió finalmente a Canadá, Estados Unidos y México conjuntamente. Con todo, el encargo de la Federación Marroquí de Fútbol se mantuvo y el diseño se ha realizado para que este país mantenga su candidatura a las siguientes ediciones de la cita mundialista futbolera.

El proyecto, una vez ejecutado, sería el mayor realizado por esta firma. El estadio marroquí estaría cubierto en su totalidad, «lo que supone un gran desafío técnico y que ha sido desarrollado con las exigencias de las últimas normativas FIFA», según ha expuesto el estudio sevillano. «El reto que supone cubrir un estadio de estas dimensiones se convierte en una oportunidad para hacer de la cubierta el elemento que define la imagen del edificio. Se propone una gran cubierta autoportante de cables y membranas tensadas, que no necesitan de otros elementos auxiliares y cuyo peso es inferior a otro tipo de soluciones», se señala desde el estudio, donde se pone énfasis en que esa cubierta «ligera y dinámica es el elemento esencial de la imagen exterior de este estadio». Marruecos ha mostrado una apuesta decidida por organizar este gran evento y ha anunciado una inversión para estadios y campos de entrenamiento de unos 3.000 millones de dólares. El referente en este sentido será el estadio de Casablanca, diseñado por la firma sevillana y con cierto parecido al Metropolitano madrileño por esa cubierta tensada tan característica de este estudio —ya la usó en el Estadio de la Cartuja de Sevilla en 1999, ahora con desperfectos por la falta de un mantenimiento adecuado—.

Instalaciones de vanguardia

Lo que parece evidente es que Cruz y Ortiz, sobre todo a raíz de ese proyecto para el Atlético de Madrid, se ha convertido en una referencia también para los equipos que buscan construir o modernizar sus instalaciones. Recientemente, ha sido el equipo chino Dalian Yifang el que ha confiado en ellos para su ciudad deportiva. Las instalaciones de vanguardia y el fútbol van ya de la mano y los clubes ven como sus construcciones sirven también para atraer futbolistas desde tempranas edades para que se desarrollen sobre el terreno de juego y también como personas, por esto invierten para tener los últimos avances.

Ese es el ejemplo del club oriental. Con ese propósito de modernización y crecimiento, y con una importante solvencia económica, el Dalian Yifang decidió construir una nueva ciudad deportiva que integrase a todas sus categorías en una misma zona, para lo que abrió un concurso al que se presentó Cruz y Ortiz, con el aval del éxito del diseño del Metropolitano, uno de sus últimos grandes proyectos.

«El propósito, desde un principio, ha sido el de integrar los campos de juego, las torres de iluminación de los mismos y todos los edificios de la ciudad deportiva, formando de esta manera un conjunto ordenado y reconocible que, incorporando todos estos elementos genere un nuevo paisaje armónico, exacto e integrado», define el estudio español su proyecto, agregando, en torno al mismo, que no son «partidarios de una solución por acumulación, sino que se pretende evitar la simple yuxtaposición de elementos independientes. Es uno de nuestros primeros propósitos».

Esta ambiciosa instalación cuenta con 18 campos de fútbol reglamentarios y dos de fútbol 11 iluminados con un sistema de última generación que cuenta con un solo poste por terreno de juego que da luz a 360 grados. Además, incorpora a su alrededor edificios vanguardistas de grandes cristaleras para aprovechar al máximo la luz solar. Con un estilo muy metafórico, los bloques están situados en línea para «transmitir la sensación de ascenso» según los integrantes del Dalian Yifang vayan subiendo de categoría dentro del club. En la parte baja de la parcela se encuentra el equipo infantil y en el punto más álgido está situado el primer equipo, como símil del punto alto de la carrera. «Nuestra propuesta pretende dotar de unidad paisajística y coherencia geométrica al conjunto. Además, la adición de los edificios y la definición de entradas le dota de cierta independencia y la posibilidad de crecimiento», explica Cruz y Ortiz Arquitectos. La firma española, que cuenta con oficinas en Sevilla —su raíz—, Madrid y Ámsterdam, busca expandirse en el mercado asiático, que sigue creciendo en el fútbol, con este proyecto que situará al Dalian Yifang en la vanguardia de las ciudades deportivas.