El lugar donde fue agredida sexualmente la joven en 2017
El lugar donde fue agredida sexualmente la joven en 2017 - ABC
Tribunales

La Audiencia condena a 14 años a los tres rumanos acusados de violar en grupo a una joven en Sevilla

Para el tribunal «no existe la menor duda» de la participación de los procesados en una agresión que perpetraron en un descampado cerca del Estadio Olímpico

SevillaActualizado:

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 14 años de cárcel a los tres acusados de agredir sexualmente a una joven en abril de 2017, en un descampado próximo al Estadio Olímpico. La sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía este martes, prohíbe a los procesados, que son de nacionalidad rumana, acercarse a la víctima a menos de 300 metros por cualquier medio o procedimiento durante 20 años; un periodo que se irá descontando con el tiempo que permanezcan en prisión.

Además de la pena de cárcel, los condenados, que se encuentran en prisión preventiva, deberán pagar 540 euros por un delito leve de lesiones e indemnizar con 84.315,55 euros a la víctima por las secuelas psicológicas y los daños físicos causados. El tribunal admite una circunstancia atenuante como es el estado de embriaguez en el que estaban los agresores. Pero también reconoce una circunstancia agravante en los hechos como es el abuso de superioridad.

La vista oral se celebró entre los meses de octubre y noviembre del año pasado a puerta cerrada. En la primera sesión, la Policía Nacional tuvo que desalojar los pasillos de la Audiencia donde se habían concentrado numerosos familiares de los condenados para apoyarles. Hubo escenas de nervios y algún que otro desvanecimiento. Para preservar la identidad de la víctima y por motivos de seguridad, los agentes optaron por despejar la planta del edificio judicial.

Los acusados negaron haber violado a la chica, de 27 años y nacionalidad paraguaya, y a la que conocieron en una discoteca. Aseguraron que lo ocurrido fue sexo consentido. Una versión que no ha convencido al tribunal.

Según relata la sentencia, la víctima fue a la discoteca en compañía de una conocida, quien le presentó a uno de los acusados, que en ese momento se encontraba acompañado por los otros dos condenados. Ambas mujeres «estuvieron hablando, bailando y consumiendo diversas bebidas alcohólicas» con los tres acusados hasta que, sobre las 7.00 de la mañana, la víctima, «que se encontraba bastante afectada por el consumo de alcohol», salió del local en compañía de los tres procesados y de una cuarta persona, que también fue detenida e investigada pero al final quedó fuera del caso.

La engañaron

«En la creencia de que la llevarían a su domicilio», la mujer se subió con ellos a un coche. En el trayecto, uno de los condenados «comenzó, con ánimo libidinoso, a realizarle tocamientos». Ella «se opuso y comenzó a gritar», por lo que otro de los encausados «la golpeó en la cabeza, le tapó la boca y la sujetó por los brazos». Sin posibilidad de defensa, uno de los acusados aprovechó para penetrarla vaginalmente. Ahí empezó la violación en grupo, en la que se fueron turnando los procesados.

Los tres condenados durante la primera sesión del juicio
Los tres condenados durante la primera sesión del juicio - ABCs

La agresión la ejecutaron en un descampado. La violencia ejercida contra la joven fue tal que la sacaron a rastras del coche. En la sentencia se detalla cómo uno de los acusados «la agarró por el pelo», la arrastró por el suelo y le golpeó en el rostro para proseguir con la violación.

Después abandonaron a la víctima junto a una cuneta, donde poco después un operario de la limpieza la encontró desorientada. «No existe la menor duda de la participación de los tres acusados en los hechos», dice la Audiencia, que se basa para condenar a los tres acusados en la declaración prestada por la mujer, la cual «aparece apoyada en corroboraciones periféricas que sirven para dotar de verosimilitud a su testimonio». Los forenses testificaron en el juicio, que la denunciante presentaba lesiones compatibles con una agresión sexual.

Dos de los acusados consignaron con anterioridad al juicio la suma de 2.500 euros cada uno en concepto de reparación del daño. La vista oral estuvo a punto de no celebrarse porque las partes estuvieron cerca de alcanzar un acuerdo. Pero uno de los procesados se negó a admitir los hechos a cambio de una rebaja de la pena que solicitaba la Fiscalía y que fijó en 23 años.