La protesta en torno a la llegada del autobús de Hazte Oír al Palacio de San Telmo de Sevilla
La protesta en torno a la llegada del autobús de Hazte Oír al Palacio de San Telmo de Sevilla - J. M. SERRANO
POLEMICA

El autobús de Hazte Oír es recibido en Sevilla con empujones, insultos y agresiones a sus dirigentes

«Me gustan las peras, me gustan las manzanas y en la cama me acuesto con quien me da la gana», le han gritado

Los manifestantes han apedreado y arrancado el limpiaparabrisas del vehículo a su llegada al Palacio de San Telmo

SEVILLAActualizado:

El autobús de Hazte Oír que con un lema descafeinado lejos del polémico contra la transexualidad que lo hizo célebre ha llegado en la mañana de este miércoles a Sevilla en medio de las protestas de colectivos que defienden la libertad sexual que incluso han sacudido el autobús, le han arrancado el limpiaparabrisas, lo han apedreado y le han gritado «Sevilla no os quiere».

Los dirigentes de Hazte Oír no desvelaron hasta el último momento el punto de partida de este vehículo por motivos de seguridad y para evitar las concentraciones en contra a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla y del Parlamento de Andalucía. Finalmente, el autobús ha partido del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, donde ya estaban varias decenas de jóvenes esperando, algunos de los cuales han lanzado piedras, naranjas y huevos contra el autobús cuyo lema actual es «Respeto para todos. No al bullying».

Entre ellos se encontraba el jefe de prensa de la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, quien ha liderado en parte las protestas mientras iba vestido de mujer y portando sombrero, peluca, gafas y una bandera de apoyo al colectivo transexual.

Agresión física a un dirigente de Hazte Oír

De hecho, los colectivos en defensa de la transexualidad, varias decenas de jóvenes se han desplazado a las inmediaciones del Palacio de San Telmo donde han recibido al autobús entre empujones, insultos e incluso le han arrancado el limpiparabrisas. Les han tirado huevos y han apedreado el autobús. Seis furgones de la Policía Nacional se han desplazado al lugar y varios agentes han tenido que intervenir para evitar mayores incidentes ya que algunos de los jóvenes han empujado a Pablo Santana, uno de los dirigentes de Hazte Oír, que ha tenido que subrise rápidamente al vehículo tras haber sido víctima de la agresión. Los responsables del autobús han optado entonces por abordar el autocar para evitar más acciones de protesta que pudieran derivar en violencia.

Previamente, el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, ha explicado que tras hablar con la Policía Nacional y por motivos de seguridad han decidido que la entrada del autobús, que en un principio iba a partir de una gasolinera en San Juan de Aznalfarache, se hiciera desde otro punto de la ciudad que no ha desvelado hasta el ultimo momento para esquivar las concentraciones de colectivos que defienden la transexualidad.

Arsuaga, que durante su intervención ante los medios de comunicación ha sido interrumpido por media docena de personas que han gritado consignas a favor de toda opción sexual, ha explicado que han decidido cambiar el lema del autobús («los niños tienen pene, las niñas tienen vulva) por el actual «Respeto para todos, no al bullyng» que, según ha recalcado, no ofende a nadie. «Me gustan las peras, me gustan las manzanas y en la cama me acuesto con quien me da la gana», le han gritado varios jóvenes mientras el presidente de Hazte Oír hablaba con los medios de comunicación. «Hazte Oír, haztelo mirar», le han gritado. Además el autobús ha sido «tuneado» ya que los concentrados han pintado una vagina a la figura del niño y un pene y unos testículos a la figura de la niña.

Denuncia

A las puertas del Palacio de San Telmo se ha concentrado un grupo de varias decenas de personas que gritan «Libertad, libertad, detenidos por luchar» mientras numerosos agentes de Policía controlan la situación. Tras estos incidentes el presidente de Hazte Oír ha connenado la violencia y ha denunciado que los políticos les han puesto «en el punto de mira de minorías violentas que reclaman respeto para ellos peroque nos apedrean e impiden nuestra libertad de expresión».

Por ello Arsuaga, que ha pedido a las autoridades que actuén porque «están poniendo en peligro la integridad de ciudadanos libres» y que no ha podido etnregar en el Palacio de San Telmo el manifiesto que tenía preparado, ha anunciado que en la tarde de este miércoles presentará una denuncia contra los violentos adjuntando para ello pruebas gráficas tras confirmarle la Policía que había identificado a algunos de los «radicales».

De su lado, desde la Junta de Andalucía han invitado a Hazte Oír a «coger la carretera» y marcharse de Sevilla «porque han venido a provocar».