El Ayuntamiento atiende las protestas y afirma que los precios «no son definitivos»
Maribel Montaño, portavoz del gobierno municipal. NIEVES SANZ

El Ayuntamiento atiende las protestas y afirma que los precios «no son definitivos»

ABC. SEVILLA
Actualizado:

Las protestas generalizadas por las nuevas tarifas de autobús para 2009 han terminado obligando al Gobierno municipal a replantear la subida. Su portavoz, Maribel Montaño, mantuvo ayer un discurso muy prudente sobre las nuevas tarifas de Tussam anunciadas el pasado viernes y aseguró que «todavía no se ha tomado ninguna decisión concreta» al respecto.

Tras presentar la programación del Casino de la Exposición, Montaño subrayó que, aunque «todavía no se ha tomado ninguna decisión» al respecto, el Consistorio hispalense «actuará con responsabilidad».

En este sentido, la portavoz del gobierno municipal apostó por la «responsabilidad» como manera de «no dañar la economía de los ciudadanos más vulnerables y, atendiendo, al mismo tiempo, a la sostenibilidad de los recursos públicos».

La medida está pendiente de su aprobación por el comisión de Gobierno, por lo que no son definitivas. De hecho, las palabras de la portavoz municipal indican un cambio de postura respecto a la exposición inicial de las nuevas tarifas.

En este cambio de posicionamiento no es ajeno IU, una formación que ya el pasado año obligó a frenar el impulso alcista del PSOE. Aunque el primer teniente de alcalde y delegado de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos, se mostró comprensivo el lunes con la propuesta de nuevos precios, indcando que la propuesta empresarial responde a su situación contable y económica debido a la «brutal» subida del precio del carburante, dejó abierta la puerta a una correción a la baja por parte de IU, señalando que «ahora tiene que intervenir la política».

Así, Torrijos explicó que la propuesta definitiva se basará en «las necesidades sociales de los ciudadanos y los criterios de la empresa». En este sentido, apuntó que el equipo de gobierno estudiará la situación atendiendo a las partes afectadas, empresa y usuarios, y ya adelantó que este análisis hará que las tarifas sean más bajas que las propuestas por Tussam el pasado día 4. No obstante, defendió algunos aspectos de la misma, como el hecho de que el bonobús gratuito para las personas pde la tercera edad se aplique sólo a los ciudadanos con una renta mensual inferior a 1.500 euros. «Hay que preguntarse si es justo que un pensionista que cobre esta cantidad viaje gratis al igual que otro que cobre 3.000 euros», dijo. Por ello, el edil aseguró que los criterios de renta son más «progresivos» que los de edad ya que los ciudadanos de renta más alta «no tienen las mismas necesidades que los de renta baja».

Según el expediente en el que Tussam estableció el nuevo cuadro tarifario, en la capital hispalense los usuarios pagan el 40 por ciento del coste del viaje y el Ayuntamiento abona el 60 por ciento restante, una situación que ha llevado a la empresa a revisar las tarifas con el objetivo de que cada una de las partes abonen un 50 por ciento.

De esta manera, el billete univiaje costaría 1,30 euros, el bonobús de transbordo 7,20 y el bonobús sin transbordo pasaría a costar 6,50 euros. Además, si el Consistorio aprueba esta medida la tarjeta mensual tendría un importe de 35 euros.