El puente de Alfonso XIII, almacenado en la dársena del Batán
El puente de Alfonso XIII, almacenado en la dársena del Batán - Rocío Ruz
Urbanismo

El Ayuntamiento desea ampliar el parque del Guadaíra hasta el río para sumarle el puente de Hierro

El gobierno municipal respalda la propuesta de plataformas ciudadanas de ampliar la actual zona verde hasta la dársena y convertir el puente en mirador

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, su área de Parques y Jardines, estudia una propuesta de las plataformas que surgieron para la defensa del puente de Alfonso XIII, popularmente conocido como puente de Hierro —que permanece desde 2003 almacenado y deteriorándose en la dársena del Batán, en terrenos de la Autoridad Portuaria—, que supondría la rehabilitación del mismo mediante su inclusión en una nueva zona verde para convertirlo en mirador. Concretamente, las asociaciones ciudadanas Planuente, Parque Vivo Guadaíra, Ecologistas en Acción y Ticcih (Comité Internacional para la Defensa del Patrimonio Industrial) en España elaboraron un documento hace varios días en el que denunciaban la situación de abandono de esta infraestructura, que sorprendentemente perdió su protección cuando fue desmontaba y colocada en el muelle de las Delicias en 1998.

En este documento, al que ABC ha tenido acceso, las entidades recuerdan que su propuesta fundamental para rehabilitar el puente es ampliar el parque del Guadaíra hasta la propia dársena, de modo que la zona verde (de reciente creación) «saltara» la avenida de las Razas y pasara a incluir la parcela del puerto donde se encuentra almacenada la estructura férrea, que se remozaría convenientemente para que quedara como el extremo oeste del citado parque. Las plataformas llevaron esa idea al Ayuntamiento y éste se mostró favorable a la misma. De hecho, mantuvieron un encuentro con el director de Parques y Jardines, Adolfo Fernández Palomares, en la que éste dio su visto bueno a la iniciativa, aceptando que el Ayuntamiento corriese con los gastos de la adecuación de ese espacio como zona verde. Fuentes municipales apuntaron que esa es la tesis actual del gobierno local, pero todo depende del Puerto de Sevilla.

La rehabilitación del puente en sí, de hecho, quedaría a cargo de la Autoridad Portuaria, bajo cuya custodia permanece el puente. Y lo hace a pesar de que, como este periódico adelantó, existe un conflicto de fondo acerca de la titularidad del propio puente, al no encontrarse documentación alguna que indique quién es su dueño. A pesar de ello, el Puerto de Sevilla se hizo cargo de su desmontaje, traslado y colocación en su lugar actual, pero el problema surge al afrontar cualquiera de los proyectos que hayan podido estar sobre la mesa al no hacerse cargo íntegramente ninguna de las administraciones públicas involucradas por falta de fondos y por esa carencia de papeles sobre su titularidad. Las entidades mostraron en un comunicado su «sorpresa» por la falta de documentación del puente «después de quince años abandonado y en pleno deterioro».

«No entendemos —indican— como ahora ese documento puede ser imprescindible, cuando nunca le hizo falta al Puerto para disponer del puente a su antojo: ni cuando lo desmontó, ni cuando lo demolió, ni cuando lo traslado, ni cuando lo almacenó. Ahora parece que no se puede hacer nada, ni pintarlo siquiera, ni adecentar la parcela en que se halla, sin ese documento. Parece todo más bien una mera excusa para no hacer nada, y eludir responsabilidades, derivándosela a otras administraciones. Y ello, a pesar de que es claro y notorio que el puente es propiedad del Puerto, y así ha sido reconocido por sus representantes en reiteradas ocasiones.

Las asociaciones insistieron en reclamar a las administraciones públicas que colaboren con la Autoridad Portuaria para la rehabilitación y conservación del puente en el emplazamiento actual, incorporando su parcela al perímetro del Parque del Guadaíra para que pueda ser disfrutado de forma inmediata». Estas entidades instan al Ayuntamiento, a la Delegación de Cultura y a Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía a que «tampoco falten a los compromisos adquiridos en su día con la ciudad de reubicación del puente como pasarela peatonal en un lugar digno, procurando la rehabilitación, recuperación, restauración, y reubicación, en su caso, del puente, con la recuperación de todos los elementos que han sido destruidos y malogrados por las actuaciones que sin control ni policía se han practicado sobre él, y que han provocado el deterioro y malogro de este bien patrimonial histórico de la ciudad».

Además, las plataformas añaden que no han «vuelto a tener noticia de la comisión que se constituyó en marzo de 2017 entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento para dar salida digna a la que consideramos, ignominiosa situación de este bien histórico de la ciudad de Sevilla, permaneciendo a la espera de la convocatoria de su próxima reunión de trabajo».