Un murciélago
Un murciélago - ABC
Parques y Jardines

El Ayuntamiento protegerá a los murciélagos del Parque de María Luisa

Despliega un plan para que estos animales no se vean afectados por los trabajos de conservación del arbolado

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Parques y Jardines, está desplegando en el Parque de María Luisa un plan para la protección de la especie de murciélago nóctulo mayor (Nyctalus lasiopterus) en el marco de los trabajos de conservación y saneamiento de su arboleda.

El Consistorio ha explicado en un comunicado que esta protección se realiza conforme a las indicaciones de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Andalucía y del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), atendiendo al inventario sobre árboles de pernocta identificados por el propio CSIC.

Las labores para la conservación, mantenimiento y saneamiento de esos árboles cuyas cavidades son utilizadas por las colonias del nóctulo mayor, y que son de gran porte -algunos alcanzan los 35 metros de altura-, se efectúan en horario nocturno, con el objetivo de «incomodar lo menos posible a esta especie singular de murciélagos» del Parque de María Luisa, que sale al exterior tras la puesta del sol para alimentarse.

El personal de la empresa adjudicataria de las tareas y técnicos de Parques y Jardines acceden a la parte superior de los árboles a través de vehículos escala y analizan de forma manual troncos y ramas, con la intención de «localizar las colonias y proceder a podas y limpiezas de ramas sin provocar daños»".

«Se trata de un trabajo minucioso que exige una gran profesionalidad y, además, la experiencia de los técnicos y del conjunto del personal del Servicio de Parques y Jardines asignado a este parque histórico de Sevilla», ha explicado el delegado de Parques y Jardines del Ayuntamiento, David Guevara, que también ha indicado que se trata de «un murciélago que popularmente se conoce como nóctulo gigante, característico del parque María Luisa y que requiere una especial protección».

David Guevara ha supervisado los trabajos desarrollados con el nóctulo mayor en dos plataneros centenarios --de los primeros plantados en este histórico espacio verde--, junto con el director general de Medio Ambiente y Parques y Jardines, Adolfo Fernández.

«Las tareas específicas para la conservación y el mantenimiento de su arboleda son compatibles con la biodiversidad, respetando la fauna existente en el parque, y con especial miramiento hacia el nóctulo mayor, especie que no sólo hay que conservar, sino también aumentar en población», ha destacado el delegado.

De hecho, desde las áreas municipales de Parques y Jardines y de Bienestar Social y Empleo se han coordinado estrategias que configuran un plan integral de control de las especies exóticas invasoras y potenciación de las autóctonas, ya abordado en el Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal, y cuya primera fase se pondrá en marcha en el Parque de María Luisa en próximas semanas.

Concretamente, se instalará una serie de refugios artificiales y de cajas nido para el nóctulo mayor, cernícalo primilla y otras aves insectívoras en general, al tiempo que se facilitará el acceso a recursos alimenticios colocando comederos que «faciliten la supervivencia de esas aves en época de escasez".

En cuanto a las especies exóticas invasoras, sobre todo las cotorras de kramer y argentinas, el Ayuntamiento prevé la utilización de elementos de captura en vivo, como las jaulas trampa y lanza redes, la introducción de aves rapaces para realizar un control biológico, la esterilización de huevos o la modificación de espacios de anidamiento.