El alcalde Juan Espadas saluda al portavoz del PP, Beltrán Pérez
El alcalde Juan Espadas saluda al portavoz del PP, Beltrán Pérez - Raúl Doblado

Ayuntamiento de Sevilla: Espadas toma aire presupuestario para afrontar lo que queda de 2019

Con críticas a la «mala gestión» del equipo de gobierno, el pleno aprueba un préstamo y cambios contables para que la ciudad no se paralice

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A pesar de que renunció a presentar al pleno unos presupuestos para el presente ejercicio 2019, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, podrá marcharse de vacaciones con la tranquilidad de haberse garantizado un presupuesto en materia de inversiones y mantenimiento de servicios públicos para afrontar lo que queda del ejercicio. Un día antes del inicio de agosto y del probable éxodo veraniego de los capitulares, el pleno del Ayuntamiento de Sevilla dio luz verde este miércoles, en sesión extraordinaria y de urgencia, a una «macrooperación presupuestaria» diseñada por el equipo de gobierno para los ejercicios 2019 y 2020 con el fin de garantizar el cumplimiento de los compromisos de pago, el correcto funcionamiento de los servicios públicos y el desarrollo de una batería de inversiones en la ciudad durante este año.

Aunque los partidos de la oposición afearon al equipo de gobierno que se les diera a conocer los expedientes -más de 1.100 páginas- con sólo 24 horas de antelación, todos los puntos sometidos a votación fueron aprobados en una sesión en la que imperó un tono respetuoso en las intervenciones.

Gracias a esta operación financiera, diseñada a cuenta del incumplimiento de la regla de gasto en 2018 -se ha sobrepasado en 4,8 millones de euros el límite permitido-, el Ayuntamiento toma aire económicamente y se asegura la estabilidad presupuestaria necesaria para que «la ciudad avance y se garantice la prestación de los servicios públicos de forma adecuada».

De una sola tacada, el equipo de gobierno logró, por un lado, la aprobación de una batería de modificaciones presupuestarias que suman 4,7 millones de euros y, de otro, el respaldo del pleno a una nueva línea de crédito por valor de 23,5 millones de euros para desarrollar un plan de inversiones, entre las que sobresale, como ya contó ayer ABC, una partida de 2,5 millones de euros para la compra de las casas del Patio de Banderas donde aparecieron los restos del Palacio de Almutamid con idea de incorporar esta estancia al recorrido del Alcázar.

Los 4,7 millones que logra el Gobierno mediante las modificaciones presupuestarias aprobadas -provenientes del capítulo 1- se destinarán al pago de sentencias y al de convenios nominativos de las áreas de Sevicios Sociales y Cultura; a los compromisos de pagos pendientes de servicios o inversiones; y al desarrollo de la programación cultural prevista para el último trimestre del año.

Lluvia de actuaciones

Amén de los 2,5 millones de euros que se destinarán a la adquisición a Patrimonio del Estado de las casas 7 y 8 del Patio de Banderas, la nueva línea de crédito con un préstamo de 23,5 millones de euros, aprobada con el respaldo del PSOE y Adelante y la abstención del resto de grupos, permitirá financiar inversiones como mejoras en los barrios, los colegios, el patrimonio histórico, viviendas, parques empresariales o instalaciones deportivas.

De entre la lluvia de actuaciones previstas gracias a este plan extraordinario de inversión destaca la cofinanciación de proyectos de climatización y eficiencia energética en una veintena de colegios así como la rehabilitación de otra decena de centros, sumando en total una partida cercana a los 2,7 millones de euros. Asimismo, se destinan 2,4 millones para el rescate de licencias en el sector del taxi; un millón para instalaciones deportivas; 1,2 millones de euros para la compra de 10 baldeadoras ligeras de Lipasam; cuatro millones para renovaciones en la flota de Tussam; 650.000 euros para parques empresariales y mercadillos o medio millón para aspectos de índole social.

La concejal socialista de Hacienda, Sonia Gaya, defendió esta macro operación prespuestaria asegurando que «el Ayuntamiento debe dar respuestas a la ciudadanía y mantener su ritmo de inversiones». «La administración no se puede paralizar porque las elecciones de mayo imposibilitaran un acuerdo con los grupos de la oposición para aprobar el presupuesto de 2019», indicó.