El delegado Juan Manuel Flores, junto al director general de Protección Animal, Antonio Sánchez Tosina
El delegado Juan Manuel Flores, junto al director general de Protección Animal, Antonio Sánchez Tosina - JM SERRANO

Ayuntamiento de SevillaUna nueva ordenanza municipal pasará a considerar a las mascotas como «seres vivientes» en Sevilla

El Ayuntamiento piensa implementar el próximo otoño una ordenanza para la tenencia responsable de animales

SEVILLAActualizado:

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores, ha informado en la mañana de este lunes cómo será la nueva ordenanza municipal sobre tenencia responsable de animales, protección y bienestar de los mismos, que será votada en la próxima Junta de Gobierno para su aprobación. Entre las novedades de esta ordenación destaca la consideración de los animales como «seres vivientes», instando a sus propietarios a un correcto «cuidado», con su correspondiente «responsabilidad y exigencia», así como la condena del «maltrato psicológico» que puedan sufrir sus mascotas.

Este «blindaje» a los animales domésticos cumple con los compromisos adquiridos desde el Ayuntamiento con diversas entidades animalistas, entre los que se encontraba la constitución del Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal (C.O.M.P.B.A.), organismo creado durante el anterior mandato socialista.

Juan Manuel Flores insistió en la importancia de la nueva consideración de las mascotas, pasando a denominarse «seres vivientes»: «Esta medida responsabiliza a los seres humanos y a los vecinos de Sevilla frente a los seres vivientes, quienes deberán ser cuidados y tratados de la mejor maner. Con esta ordenanza damos un salto cualitativo sobre las medidas contra el abandono y maltrato animal, ampliando nuestra lucha contra el sufrimiento psicológico de los mismo».

El delegado municipal asegura que este compromiso con las entidades animalistas se implementará el próximo otoño, ya que se ha retrasado por las elecciones municipales y su posterior constitución del nuevo órgano de gobierno.

«Con esta ordenanza marcamos también el desarrollo de las nuevas estrategias para las colonias felinas, repondiendo así con las demandas de las asociaciones en defensa de los animales. Para ello hemos hemos creado el método CER (Control, Estabilización y Retorno) para trabajar con estas plagas felinas», afirma el concejal.

«Marcamos así un nuevo tiempo en el que mejoraremos la convivencia de los sevillanos con los animales. Nuestra intención no es sólo concienciar a los adultos, sino que llevaremos programas educativos para que las nuevas generaciones entiendan los valores y respetos necesarios para mejorar la coexistencia».

El orín de los perros, un problema sin solución

La nueva ordenanza municipal, que tanto «mejorará la convivencia» de los sevillanos con las mascotas, sólo recoge los derechos que los «seres vivientes» tendrán frente a los ciudadanos, destacando la ausencia de una normativa para concienciar a los propietarios de uno de los verdaderos problemas de la ciudad: la suciedad e insalubridad generada por no fregar el orín de los perros.

Respondiendo a las preguntas de ABC de Sevilla, Juan Manuel Flores, aseguró que no existe en la actualidad ningún plan de choque contra esta problemática: «En un primer momento se pensó en obligar a los propietarios a llevar una botella de agua para verterla, pero es que resulta que esos charcos pueden provocar la aparición de aves que vengan a beber. Queremos ver cómo funcionan las experiencias en otras ciudades. Es un tema que nos preocupa y cuando la tengamos más clara se instaurará».