Juan Espadas, con la delegada del distrito Macarena, Clara Isabel Macías
Juan Espadas, con la delegada del distrito Macarena, Clara Isabel Macías - Rocío Ruz
Urbanismo

El Ayuntamiento de Sevilla ofrece a los vecinos tres opciones para reurbanizar la avenida de la Cruz Roja

Espadas anunciar la reforma completa de la calle, que podría suponer su peatonalización completa

El gobierno local invertirá tres millones en el proyecto, financiado a medias con fondos europeos

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla va reurbanizar íntegramente otra de las principales arterias extramuros de la ciudad bajo el mismo modelo «amable y sostenible» con el que se está rematando la avenida de El Greco. Se trata de la avenida de la Cruz Roja, en la que ya estaba previsto actuar para cambiar el colector y los suministros por parte de la empresa metropolitana de aguas, Emasesa, y donde se va a acometer una reurbanización completa aprovechando esta actuación en el subsuelo. Para ello se contará esta vez no sólo con los fondos propios procedentes de la compañía de abastecimiento sino y también con una financiación del 55% de la obra procedente de la Unión Europea, merced a un programa de reurbanizaciones sostenibles al que ha podido incorporarse la capital andaluza. En total, está previsto invertir unos tres millones.

Eso sí, el proyecto cuenta con una importante peculiaridad: será escogido por vecinos, comerciantes y entidades de la zona y, como es obvio, afectadas por la reforma de la vía. Se ofrecerá, de este modo, la posibilidad de votar una de las tres propuestas expuestas este jueves por el propio alcalde, el socialista Juan Espadas, a informadores y entidades vecinales. Desde el mismo lunes y hasta que acabe marzo se podrá escoger mediante internet a través de la web del Ayuntamiento, pero también de manera presencial en el distrito o bien por correo ordinario a Emasesa, que informará del asunto por ese mecanismo a los residentes. Este proceso participativo es «muy necesario para conocer el detalle de las demandas de los ciudadanos y poder actuar sin cometer errores que otras veces se han dado». ha indicado el alcalde, que ha hecho especial mención, en ese sentido, al carril bici que se dispuso hace diez años por el gobierno local del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, un proyecto que Espadas ha criticado abiertamente y cuyos problemas conforman uno de los principales motivos por los que se ha decidido actuar en la avenida de la Cruz Roja. «Se diseñó un carril bici enorme, demasiado ancho, que más parece una pista para Fernando Alonso que un carril bici. Es más grande que la propia calzada, o eso parece al menos. Ha generado problemas importantes y no pasa nada por admitirlo y revisarlo».

Por ello, se va a actuar en la calle con una profunda renovación, que estará basada en los mismos criterios técnicos y medioambientales que la avenida de El Greco, con plataforma única, más espacio de acera y suelo poroso que filtre el agua para su aprovechamiento. Eso sí, queda por definir entre las tres alternativas. La primera, básicamente, es la peatonalización de la calle, con espacio para peatones y carril bici. Para poner en marcha esta opción habría que reordenar todo el tráfico de la zona y desplazar las cuatro líneas de autobús que por allí discurren a vías cercanas de mayor capacidad, como León XIII; en ese caso, también habría que lograr el respaldo del vecindario de esa calle afectada. La segunda alternativa y la tercera alternativa conlleva mantener la circulación de vehículos con las aceras más amplias, con la diferencia de que la primera de ellas incluye el carril bici (bifurcado, con una dirección en una acera y otra en la acera contraria) y la segunda supondría eliminar el carril bici y trasladarlo a la avenida de Miraflores.