Patinetes circulando por la Avenida de la Constitución - ROCÍO RUZ
MOVILIDAD

El Ayuntamiento de Sevilla reconoce «lagunas» legales con los patinetes eléctricos

Cabrera explica que el Consistorio pretende regular estos vehículos, que «se han descontrolado»

SevillaActualizado:

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, reconoció ayer que existe preocupación en el gobierno de la ciudad por la proliferación de los patinetes eléctricos sobre los que no existe una regulación específica. De esta forma, el concejal explicó que pese a que actualmente este tipo de vehículos se rigen por las mismas limitaciones que las bicicletas, «se están vendiendo aparatos donde no se controla la masa ni la potencia. Algunas son auténticas motos eléctricas y van a velocidades preocupantes, que pueden causar accidentes». Por ello, apostó por «ir a una mayor regulación».

Actualmente, están limitados por la ordenanza que ya existe. Deben contar con un permiso de movilidad y no pueden superar los 250 vatios de potencia. Asimismo, deben circular por los mismos espacios que las bicicletas: por el carril bici, si lo hubiera, a una velocidad máxima de 15 kilómetros por hora; y, si no, en zonas y espacios abiertos donde marca la prioridad el peatón.

Cabrera, no obstante, considera que algunas empresas de alquiler «se están aprovechando» de las «lagunas» que existen porque «la realidad ha ido más rápida que la normativa». Así, es consciente de que el Ayuntamiento deberá regular el uso de este tipo de vehículos que, incluso, «no tienen ningún elemento de seguridad, ni casco ni nada», explicó el delegado. Cabrera aboga por establecer limitaciones, buscando una «fórmula mixta» para evitar la prohibición de algunos de ellos. «Tendremos que ver dónde clasificarlos, pero considero que esto debe ser más un asunto de regulación estatal, a través del Reglamento General de Circulación, para que no vayamos cada ciudad por libre, ya que este problema es general en España», apuntó Cabrera.

Competencia municipal

Los patinetes eléctricos, hoverboard, segway o monociclos están clasificados como Vehículos de Movilidad Personal (VMP) por la Dirección General de Tráfico. En un documento recogido por ABC de Sevilla de la propia DGT, se expone que serán los ayuntamientos los que deben «establecer limitaciones a la circulación en las vías urbanas, dependiendo de la velocidad máxima por construcción, masa, capacidad, servicio u otros criterios que se consideren relevantes».

Así, deja vía libre a los gobiernos locales a establecer las normas que crean convenientes:«La autoridad municipal, no obstante, podrá autorizar su circulación por aceras, zonas peatonales, parques o habilitar carriles especiales con las prohibiciones y limitaciones que considere necesarias (relativas a masa, velocidad y servicio al que se destinan) para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía».

El problema estriba en que al no ser vehículos a motor, no requieren de autorización administrativa para circular y, hasta que no se regule, «no cabe exigir al usuario la titularidad de permiso o licencia de conducción».

Como aseguró ayer el delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, «la realidad ha ido más rápida que la normativa». Si bien en otras ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia existe una proliferación mucho mayor de este tipo de vehículos, con sistemas de alquiler por minutos, en Sevilla existen ya también empresas que han comenzado a aprovechar el auge que tienen en zonas urbanas. Y así, es cada vez más habitual cruzarse por las calles, muchas de ellas peatonales, usuarios con patinetes eléctricos a gran velocidad, poniendo incluso en peligro la seguridad para las personas.