Ignacio Valduérteles en una imagen de archivo
Ignacio Valduérteles en una imagen de archivo - ABC
SOLIDARIDAD

Azarías, el proyecto educativo y solidario de la hermandad de la Soledad de San Lorenzo

Trece alumnos del Polígono Sur de Sevilla se benefician de este programa de apoyo desde la ESO hasta la finalización de los estudios universitarios

SevillaActualizado:

Ignacio Valduérteles, hermano mayor de la hermandad de la Soledad de San Lorenzo, cuenta a ABC que «el proyecto Azarías lleva ya tres años pero una época de gestacion de siete años. No se trata de repartir dinero sino coger a un grupo de chavales de cuarto de ESO seleccionados por una empresa especializada en colegios institutos de barriadas con problemas socioeconómicos y proporcionarles todo el apoyo para sus estudios que tendría una familia con recursos suficientes».

El programa incluye clases de apoyo y refuerzo de asignaturas en academias, así como tutores (profesores de instituto en activo o jubiladfos) que les hacen un seguimiento muy exhaustivo. «Algunas veces, muy pocas, el chico o la chica no ha respondido y hemos tenido que sustituirlo para que su plaza la pudiera aprovechar otra persona -cuenta Valduérteles-. Somos muy exigentes y la mayoría entran en la Universidad, ya hay algunos, de hecho, y les mantenemos todo el apoyo y el seguimiento. Les financiaremos cursos en el extranjero, refuerzos de informática o idiomas. Y si esos alumnos quieren estudiar en el IESE o en Harvard, haremos todo lo posible para que puedan hacerlo. Ese es nuestro objetivo y todo se andará. No vamos a ponerles ningún límite; el límite se lo ponen ellos», asegura.

Este proyecto solidario empezó por casualidad, como tantas cosas, a través de una profesora del colegio Romero Murube, situado en el Polígono Sur, que conocía a un hermano de la Soledad al que le pidió ayuda. «Hay una asociación muy bien diseñada que gratuitamente nos la organizó un bufete muy conocido. Todo está muy profesionalizado, aunque aquí nadie ha cobrado un euro salvo las academias», añade Valduérteles.

Actualmente hay trece chicos en el programa, todos del Polígono Sur. «Creo que esto es un nuevo concepto de caridad que debemos asumir las hermandades sevillanas», asegura el hermano mayor de la Soledad de San Lorenzo.