Robo en una tienda de ropa del Factory del Aeropuerto en Sevilla
Robo en una tienda de ropa del Factory del Aeropuerto en Sevilla - M.J.López
SUCESOS

Las bandas de aluniceros cometen en Sevilla más de una veintena de robos en el último mes

La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan a varios grupos dedicados a robar con este «modus operandi» tras el aumento de atracos en los dos últimos meses

SEVILLAActualizado:

Desde el 6 de julio y hasta ayer jueves Policía Nacional y Guardia Civil tienen contabilizados más de una veintena de robos por el método del alunizaje en Sevilla. Una proliferación que ha preocupado a los grupos de ambos cuerpos especializados en la investigación de estas bandas organizadas que están poniendo en jaque a los comercios de la ciudad. Los delincuentes son violentos, no dudan en utilizar la fuerza si es necesario y, además, ponen sus vidas y la de terceras personas en peligro cada vez que protagonizan una huida por la carretera.

Estas bandas son conscientes de lo que se mueve en el mercado negro. Perfumes, tabaco, gafas, ropa, teléfonos o directamente van a por el dinero en efectivo. No cesan en su actividad durante todo el año, pero en estos dos últimos meses han intensificado sus «palos» a los comercios. Parte de culpa la tiene la facilidad con la que entran y salen de prisión los ladrones y la falta de efectivos de seguridad. Mientras tanto, la Guardia Civil y la Policía Nacional sigue investigando a varios grupos dedicados a este tipo de delitos aunque por el momento no hay detenidos por los últimos robos. Aunque no es nada fácil, pues este tipo de jóvenes suelen actuar de imprevisto y cambiando de compinches.

Según información recabada por ABC de Sevilla, desde hace poco más de un mes estas bandas han dado más de una veintena de golpes en la provincia de Sevilla. Destacan las tiendas de perfumería, teléfonos, ópticas, estancos, cadenas de comida rápida y supermercados. Para ello utilizan vehículos de la marca BMW o Seat que roban gracias a la máquina con la que clonan las llaves de estos turismos. Todo fácil, rápido y lucrativo.

A pesar de que no suelen organizar sus robos como bandas organizadas, actúan igual. Mínimo cuatro personas. Un conductor y tres más que se encargan de entrar a las tiendas para desvalijar el establecimiento en el menor tiempo posible (así lo hicieron en el último asalto en el Factory del Aeropuerto). En ciertas ocasiones, cuando van a asaltar en más de una tienda en un mismo centro comercial van hasta siete personas en un mismo coche, como hicieron en el último robo al centro comercial de Nervión Plaza. Cuando saben que el escaparate o la puerta metálica que destrozan para entrar y sustraer la mercancia es de grandes dimesiones actúan con dos coches. Uno lo empotran y lo dejan a modo de tope para que el cierre se quede levantado y con el otro escapan. Claramente, ambos turismos son robados.

El último «palo»

Los últimos robos perpetrados ayer fueron cometidos por cuatro individuos. Primero sustrajeron un coche Seat León en la barriada de Montequinto (Dos Hermanas). Horas después robaron en un supermercado y un restaurante de comida rápida en el municipio nazareno. De ahí se marcharon hasta el Factory del Aeropuerto donde reventaron la puerta metálica y con una palanca accedieron a una tienda de ropa. Pero no fue el único golpe... Fueron hasta el centro comercial Aire Sur donde los guardias de seguridad evitaron el segundo robo en uno de sus establecimiento en menos de un mes.

Desde Castilleja de la Cuesta huyeron por la A-49 dirección Huelva tras una persecución con la Policía, que les perdió la pista en la carretera. Según fuentes de la investigación, los cacos llegaron hasta la ciudad onubense donde cometieron otro alunizaje en una tienda de telefonía y huyeron dirección Sevilla. La comunicación entre las autoridades previno a la Guardia Civil y Policía Nacional para que los aguardasen en la provincia hispalense. De esta manera, la Benemérita comenzó a seguirles por la autovía dirección Sevilla mientras que en la entrada a la ciudad aguardaba un amplio operativo. Pero los aluniceros consigueron despistar a los patrulleros metiéndose en el Aljarafe. Fue en Camas donde los perdieron de vista y allí se organizó una búsqueda, pero no hubo suerte. Se escaparon una vez más.

Huidas a 200 km/h

La velocidad que llegan a alcanzar estos delincuentes es un peligro para ellos y para los demás conductores. Hay que recordar la huida de película en la que murió un joven y otros tres resultaron heridos en la carretera SE-40. En las últimas persecuciones, explican las fuentes consultadas, estos ladrones no han mirado por nada ni por nadie y han puesto en peligro a ciudadanos y miembros de las fuerzas de seguridad.

Huyen por las principales carreteras de Sevilla, en las que pueden aprovechar las numerosas conexiones con los municipios para escapar de los patrulleros. Y desaparecen. Se investiga si estas bandas pudieran tener en los alrededores de la ciudad locales o naves donde guardan la mercancia y los vehículos robados porque sus desapariciones en plena fuga son ya muy reiteradas.

Y es que en Sevilla las autoridades siguen muy de cerca a varias bandas que hay localizadas en Torreblanca, Polígono Sur, San Pablo, Polígono Norte, Dos Hermanas, Bellavista o Alcalá de Guadaíra. Esperan a que cometan un fallo para poder detenerlos. Entre los aluniceros más famosos de la provincia están los hermanos Chincoa de Dos Hermanas, Ivi del Polígono Norte y Cheito del Polígono Sur. A sus espaldas tienen numerosos robos por el método del alunizaje. Estos individuos conducen coches de alta gama a pesar de que no se les conoce ningún oficio. Viven por encima de la ley.

El gran problema que tiene atados de pies y manos a los agentes de la ley es la facilidad con la que salen de la cárcel este tipo de delincuentes. Cada vez que consiguen derrocar a alguna banda y los jueces los meten en la cárcel hay meses que ni se producen robos por alunizajes, afirman las fuentes policiales consultadas. Y recuerdan que, de hecho, el pasado mes de marzo se acabó con un grupo del Polígono Sur y durante meses ha habido calma, hasta ahora.

Oleada de robos en agosto de 2016

Los expertos de la Policía no recordaban una oleada de robos tan seguida desde agosto del 2016. Afirman que fue un mes duro y de mucho trabajo por la cantidad de alunizajes que se produjeron. Casi uno por día. Este mes va por el mismo camino y por el momento no hay detenidos.