«El bunker», como denominan a la biblioteca de Derecho
«El bunker», como denominan a la biblioteca de Derecho - ABC
Universidad

Bibliotecas abiertas este domingo en Sevilla

Los estudiantes apuran las últimas horas en las salas de estudio antes de los exámenes de septiembre que comienzan el lunes

SevillaActualizado:

Los exámenes de septiembre ya están aquí. A partir del próximo día 2 de septiembre la mayoría de Facultades, escuelas y colegios han convocado las pruebas extraordinarias para superar las asignaturas que quedaron pendiente a algunos estudiantes. A partir del lunes día 2 comienzan esos exámenes en algunos grados, lo mismo que ocurre con los de lo estudiantes de Bachillerato. Y a eso se une que la convocatoria extraordinaria de Selectividad de septiembre está prevista para los próximos días 11,12 y 13 septiembre.

Por eso, estos días las bibliotecas públicas de Sevilla están llenas y tienen un horario especial. De hecho, este fin de semana han abierto algunas de las salas de estudio de la US.

Ayer sábado estuvieron a disposición del estudiante, en horario ininterrumpido de 9 a 21 horas, las de CRAI Antonio de Ulloa (en el campus de Reina Mercedes), la de Derecho y Ciencias del Trabajo (en la avenida Ramón y Cajal), Humanidades (en el Rectorado) y la de Ingeniería (en la Cartuja). Este domingo, 1 de septiembre, abrirá la primera durante todo el día.

Sólo hay que darse una vuelta por alguna de estas bibliotecas de la Hispalense para comprobar que la mayoría están llenas de jóvenes que no levantan cabeza. Desde primeras horas de la mañana suelen estar muy frecuentadas. Algunas como el «bunker», en uno de los sótanos de la Facultad de Derecho, es de las más transitadas.

Coger sitio

La mayoría de los estudiantes llega temprano para coger sitio porque además, según deja claro un cartel colgado en la puerta, no está permitido reservar sitio. Y hay más normas: «si te ausentas por más de media hora pierdes tu asiente». Además se anuncia que se debe preguntar en el mostrador cómo se puede acceder a un sitio vacante por demora en su ocupación.

El pasado viernes la biblioteca estaba prácticamente llena. Apenas se oía una mosca pues la mayoría de los estudiantes parecían muy aplicados. Sólo se veían algunos huecos de los que habían salido a darse un respiro o tomar un café. Porque, de hecho, la mayoría de los estudiantes acuden por la mañana temprano y sólo hacen algún pequeño descanso para beber agua o ir al baño.

Les queda poco tiempo y lo saben. Antonio, un joven estudiante de Ingeniería de Tecnologías Industriales, era uno de esos jóvenes que lleva casi todo el verano frecuentando esa biblioteca. Aunque la de la Cartuja es la suya, como vive cerca de Pirotecnia, le pilla mejor «el bunker». Allí se ha pasado casi todo el verano. Con excepción de unos días en julio, que se marchó a la playa y los fines de semana, el resto del tiempo ha frecuentado esa sala de estudio. A ver si recupera una de las cuatro asignaturas que tiene pendientes.

«Prefiero venirme a la biblioteca, hay más ambiente de estudio. En casa me distraigo más. Pongo la tele y me dan ganas de bajarme a la piscina», explica. Y por si acaso también avisa: «No me saques en la foto que mi madre se cree que estoy perdiendo el tiempo». Apenas les quedan unas horas para los exámenes de septiembre. Luego tendrán unos días de descanso y la vuelta a las aulas, El curso en la Universidad de Sevilla comienza en la segunda quincena de septiembre.