La Gavidia, Altadis, los suelos de Batán o el paseo Marqués de Contadero, aún pendientes de la Administración con tramitaciones interminables
La Gavidia, Altadis, los suelos de Batán o el paseo Marqués de Contadero, aún pendientes de la Administración con tramitaciones interminables - Vanessa Gómez
SEVILLA

La burocracia mantiene atrapados ocho grandes proyectos de Sevilla

La Gavidia, Altadis, los suelos de Batán o el paseo Marqués de Contadero, aún pendientes de la Administración con tramitaciones interminables

SevillaActualizado:

La presentación del proyecto Jardines de las Cigarreras ha generado una tremenda expectación entre los sevillanos, que se han encontrado, casi por sorpresa, con el desarrollo de un suelo que durante años se ha destinado a mero aparcamiento en superficie. La duda que le surge ahora al ciudadano es si esta iniciativa se terminará viendo frenada por la burocracia, que se ha convertido en el principal obstáculo que tienen que salvar los promotores.

Hay excepciones notables, sin embargo. Recientemente, los promotores de Residencial Argos, la urbanización de casi mil viviendas en Sevilla Este, alababan la gestión eficaz de la Gerencia de Urbanismo para desbloquear los suelos, pero en otros casos, la iniciativa privada o pública se enmaraña con una interminable sucesión de trámites que no parecen tener final.

Ralentización de cualquier iniciativa

En muchos casos, la ralentización de cualquier iniciativa no se debe a la ausencia de inversores o la falta de financiación. El largo recorrido administrativo es lo que mantiene a la mayoría de ellos en un limbo. Si bien es cierto que en lo que va de año se han desatascado importantes desarrollos, como el nuevo barrio de Palmas Altas, los suelos de Cisneo Alto -sobre los que ya se construyen promociones- o la reparcelación de los terrenos de la Cruz del Campo, los asuntos todavía pendientes dan para un serial que ABC ha enumerado.

Este recorrido parte del edificio de la Gavidia, que tras quince años cerrado, vuelve al punto de partida para convertirse en un hotel, un centro cultural o multiusos y hasta un gimnasio. Esas son algunas de las posibilidades que le dará el cambio de uso en el que trabaja el Ayuntamiento. El último paso ha sido la solicitud a la Junta del informe ambiental, que es requisito obligatorio para cualquier modificación del PGOU. Este paso necesita de una aprobación inicial, provisional y definitiva en el pleno y superar, igualmente, el periodo de alegaciones.

De forma paralela se trabaja también en el cambio de titularidad, pues el céntrico inmueble todavía está en manos del Ministerio del Interior, que pide como pago suelo para construir una nueva comisaría. La parcela prevista para este equipamiento policial está en los terrenos de la antigua fábrica de Cruzcampo, que requiere también del informe ambiental de la Junta.

Importantes cadenas hoteleras han anunciado públicamente sus intenciones de reconvertir el edificio
Importantes cadenas hoteleras han anunciado públicamente sus intenciones de reconvertir el edificio- J.M. Serrano

En una eterna espera continúa igualmente la factoría de Altadis, diez años después de su cierre. La paralización del convenio, que firmó el anterior equipo de Gobierno, devolvió el asunto a la casilla de salida y actualmente se está elaborando un catálogo de las propiedades y elementos a conservar antes de plantear cualquier iniciativa. ComoLa

Para no caer en los errores del pasado, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, aguarda a que este catálogo esté listo para presentarlo ante la Junta y seguir avanzando sobre seguro. Según lo acordado con la empresa, Altadis tendría un uso eminentemente público, por un lado, y podrá ser explotado como equipamiento deportivo, comercial u hotelero, por el otro.

Lo pactado entre el consistorio y la compañía es sólo una declaración de intenciones, todo es negociable. Como también es negociable el futuro de las nuevas instalaciones del paseo Marqués de Contadero.

Tras acabar las obras, el Ayuntamiento se encontró con unos locales que no son suyos y de los que únicamente puede disponer hasta 2020, en base al convenio firmado. El equipo de Espadas ya venía negociando con el Ministerio de Hacienda, propietario de este suelo, y ahora confía en retomar las conversaciones con el nuevo Gobierno.

Otro de los asuntos que tendrá que abordar con la ministra es la adquisición de las casas del Patio de Banderas, más aún tras la confirmación de que en el número 8 se encuentran restos del palacio de Al-Mutamid, construidos en el siglo X. Fuentes municipales aclaran que se ha previsto que la compra de estas propiedades pueda computar como «inversiones financieras sostenibles», pero el asunto también tendrá que pasar por el pleno municipal.

Es negociable el futuro de las nuevas instalaciones del paseo Marqués de Contadero
Es negociable el futuro de las nuevas instalaciones del paseo Marqués de Contadero- Raúl Doblado

Un ultimátum llegaron a dar los adjudicatarios de los terrenos del muelle de Batán, en el Puerto de Sevilla, para construir el ambicioso complejo Sevilla Park, el recinto para eventos musicales y deportivos cubierto más grande de España, con capacidad para 21.000 espectadores, junto al puente de las Delicias. La aprobación provisional del proyecto se hizo la pasada primavera y queda todavía dar el visto bueno al informe y la aprobación definitiva. El Ayuntamiento entiende que todavía van en plazo según lo estipulado, pues esperan tenerlo resuelto de aquí a final de año. Sin embargo, aún habría que elaborar el plan especial que ha de presentar la adjudicataria, así como poner en marcha el traslado de los almacenes de hidrocarburos de CLH.

Otro de los edificios que sigue abandonado es el convento de San Agustín, cedido de forma temporal al estudio de arquitectura Cruz y Ortiz para reconvertirlo en un hotel de lujo. Los arquitectos realizan catas arqueológicas y preparan un nuevo proyecto tras los dos rechazos sufridos por la Comisión de Patrimonio. Esperan que este tercero tenga viabilidad.

El Ayuntamiento trató días atrás con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la cesión de la SE-20, de la que quedán aún muchos capítulos por escribirse. Este paso es fundamental para el desarrollo de San Nicolás Norte, el Higuerón y la zona de Buen Aire, completamente paralizados y por los que se han interesado numerosas empresas que no encuentran seguridad tal como están las cosas.