Uno de los tres detenidos en el operativo policial desplegado en Los Remedios este martes
Uno de los tres detenidos en el operativo policial desplegado en Los Remedios este martes - @EmergenciasSev

El cabecilla del peligroso clan arrestado en Los Remedios no pisaba la cárcel desde 2016

Se trata de uno de los aluniceros más activos de la ciudad, vinculado a una organización de las Tres Mil Viviendas, con numerosos arrestos pero en la mayoría de las ocasiones se ha librado de la prisión

SevillaActualizado:

Los teléfonos móviles echaron humo en Los Remedios este martes, cuando dos peligrosos aluniceros cayeron detenidos en el interior de un comercio y en un bloque de viviendas. Los dos delincuentes huían de la Policía y habían intentado esconderse, internándose en el barrio. La escena fue seguida por decenas de vecinos desde la calle y los balcones de sus casas, colaborando incluso con la Policía. Móviles en mano, las detenciones fueron grabadas por estos improvisados testigos. Y el intercambio de imágenes por redes sociales hizo el resto para difundir la operación policial.

Pero el operativo que c onsiguió dar caza a tres conocidos aluniceros, vinculados a uno de los clanes más peligrosos del barrio de las Tres Mil Viviendas (los Mikhailovich), arrancó en el Aljarafe poco antes, donde la Guardia Civil detectó el vehículo donde viajaban estos delincuentes de largo historial a pesar de su juventud. José C. M., alias Cheíto, José Ángel S. L. y Marco Antonio S. P. viajaban en un Seat León robado que puso sobre la pista a los agentes de la Benemérita.

La Guardia Civil alertó a la Policía Nacional que el vehículo sospechoso se dirigía a Sevilla y el Cuerpo Nacional, junto a la Policía Local, montó una operación exprés para frenarlos en seco. Los aluniceros son conductores que van al límite cuando se ponen al volante. Ése es el miedo que tienen los investigadores, que en una de sus correrías se cobren la vida de un inocente.

El vehículo donde viajaba uno de los detenidos tras sufrir un accidente en 2017
El vehículo donde viajaba uno de los detenidos tras sufrir un accidente en 2017 - ABC

Ese temor policial no está infundado. En diciembre de 2017, uno de los tres detenidos ayer, José Ángel S. L., sufrió un accidente grave cuando huía de la Policía. El BMW que habían robado él y sus compinches para asaltar un comercio en Alcalá de Guadaíra, se salió de la carretera en la SE-40 y volcó. Otro de los ocupantes del vehículo falleció en el siniestro.

Días cotizados a la Seguridad Social: 0

A pesar de ser protagonista directo de una persecución de película, de viajar en un coche robado y de haber cometido presuntamente un asalto, José Ángel S. L. quedó en libertad. Algo habitual en este tipo de delincuentes reincidentes, capaces de provocar repuntes de la delincuencia en un corto periodo de tiempo. El último ejemplo se ha vivido este verano con los asaltos a comercios. Una sangría en pérdidas que ha llevado a los empresarios a demandar penas más severas, el cumplimiento íntegro y más recursos policiales.

El cabecilla del grupo apresado ayer, conocido como Cheito, es uno de los aluniceros más activos de Sevilla, a quien la Policía lo sitúa al frente de un grupo más o menos estable. El número de detenciones se cuentan por decenas y sin embargo, este delincuente ligado además a un clan peligroso de las Tres Mil, no pisa la cárcel desde noviembre de 2016. En aquella ocasión sólo estuvo 28 días entre rejas, según han confirmado fuentes judiciales. Muy breve también es su historial laboral. Según ha podido saber este periódico, al Cheito le constan 0 días cotizados a la Seguridad Social.

El tercer arrestado este martes, Marco Antonio S. P., no ha entrado en prisión nunca aunque ha sido arrestado varias veces. Los tres se encuentran ahora en los calabozos de la Jefatura Superior de Blas Infante a la espera de pasar a disposición judicial. Un grupo de la Udyco se ha hecho cargo de la investigación para establecer cuántos de los asaltos perpetrados en los últimos meses llevan la firma de este grupo de aluniceros. Fuentes policiales han confirmado que previsiblemente no serán entregados al juez hasta el viernes.