Las personas mayores de 65 años es el grupo mayoritario de riesgo
Las personas mayores de 65 años es el grupo mayoritario de riesgo - M.J.LÓPEZ OLMEDO
Ola de frío

«De cabeza para arriba, catarro. De cabeza para abajo, gripe»

Los grupos de riesgo tienen que vacunarse cuanto antes

SevillaActualizado:

El descenso de las temperaturas de estos días traerá consigio un aumento de los casos de gripe a Sevilla que la última semana del año, de la que se tiene registros hasta ahora, ya estaba en valores pre-epidémicos, en 31,97 casos por 100.000 habitantes por lo que Salud recomienda a los grupos de riesgo que se vacunen cuanto antes.

Así lo ha manifestado Fermín García Rodríguez, de la comisión asesora de vacunas de Andalucía, pediatra de la unidad de gestión clínica de Mairena del Aljarafe y vicepresidente segundo de la Asociación Española de Vacunología.

Este experto advierte de que la gripe «no es niguna tontería».

«A una persona sana como un roble—dice— puede resultarle como si le pasara un camión por encima pero a las que están en los grupos de riego les puede ocasionar la muerte».

Por eso urge a que se vacunen —ya hay un 6% más de personas vacunadas que el año pasado por estas fechas— pues la campaña de vacunación se ha ampliado y a finales de enero se espera el pico máximo de incidencia.

La Consejería de Salud inició, el pasado 22 de octubre la campaña de vacunación de la gripe para proteger a la población de riesgo y evitar complicaciones derivadas de esta enfermedad. Coincidiendo con la campaña de vacunación frente a la gripe, se recomienda también vacunarse frente al neumococo, una de las principales bacterias productoras de neumonía, y causante de otras infecciones, como la sinusitis y la otitis media. Así, se vacunará de forma sistemática a las personas mayores de 65 años que conviven en residencias y en centros de estancia diurna, así como a las personas entre 65 y 76 años, que no hayan sido vacunadas en años anteriores, ampliándose este año la cobertura un año más que en la temporada pasada.

La vacunación es una de las medidas más eficaces para prevenir determinadas enfermedades y existen también otras medidas de prevención para protegerse, basadas en medidas higiénicas sencillas, como taparse la boca, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos, ya que éste se transmite por el aire, al toser o estornudar.

Salud recomienda inmunizarse a las personas mayores de 65 años y las que padecen determinados problemas crónicos de salud, a las que la gripe puede producir un agravamiento de su enfermedad o traerle complicaciones —problemas respiratorios severos, cardiopatías, cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico— o que padezcan obesidad mórbida. Junto a estas poblaciones, también se insta a que se inmunicen las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación, los profesionales de la salud, los servicios comunitarios y los servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos), así como quienes trabajan en instituciones penitenciarias y centros de internamiento, por estar en contacto frecuente con personas en situación de riesgo, tanto para protegerse a sí mismos, como para evitar transmitir la gripe a las personas vulnerables a las que atienden.

Una cuestión que no pasa por alto García Rodríguez es la necesidad de reconocer los síntomas de la gripe y de un simple catarro. Así, explica que de «cabeza para arriba es catarro y de cabeza para abajo, gripe».

Es decir que un catarro cursa con moqueo, nariz congestionada, irritación ocular y una gripe con dolores en las piernas, los brazos y todo el cuerpo. Y con fiebre, aunque no siempre.

También advierte a la ciudadanía sana, o sea a la que no está en grupos de riesgo que, la gripe es un proceso que se cura con reposo, alimentacion correcta y medicación para bajar la fiebre por lo que recomienda que no vayan a los centros de salud ni a las urgencias hospitalarias demandando asistencia para ser curados.