La estación del Carambolo de Emasesa será renovada en varias fases hasta 2023
La estación del Carambolo de Emasesa será renovada en varias fases hasta 2023 - M.J. López Olmedo

Cada sevillano gasta 113 litros de agua al día

El consumo de Emasesa ha descendido este año y ya está un 14 por ciento por debajo de la media nacional. La empresa cerrará 2018 con ocho millones de beneficio

SevillaActualizado:

Cada sevillano gasta 113 litros de agua al día. Este es el dato con el que Emasesa cerrará el ejercicio 2018, en el que se ha registrado un descenso del consumo gracias a las campañas de concienciación que ha impulsado la compañía metropolitana, pero que se traduce también en una bajada de ingresos. No obstante, el año se cerrará con un beneficio de ocho millones de euros. Los datos fueron aprobados en el último consejo de Emasesa, donde la ejecutiva presentó a los consejeros unas cifras en las que se certifica que el actual consumo es de 113 litros por habitante y día en 2018 —un 14,39 por ciento menos que la media nacional— lo que se traduce en una reducción del 1,5 por ciento de ingresos con respecto al presupuesto de 2017. Un dato curioso es que los meses de mayor consumo de los últimos cinco años han sido siempre junio y septiembre. El llenado de piscinas y la vuelta masiva de las vacaciones explican esta tendencia.

La empresa pública de aguas ha anunciado a sus consejeros que el 2018 se saldará con un superávit estimado de ocho millones de euros después de asumir la citada bajada de los ingresos provocada por el descenso en el consumo. En el consejo también se acordó que en el ejercicio 2019 no habrá un incremento de la tarifa del agua ni siquiera en lo referente a la actualización del IPC anual. «Esta decisión se acometerá sin que afecte a la mejora de la prestación del servicio y de la satisfacción de los usuarios, aumentando la eficiencia, mejorando los objetivos medioambientales y sociales, y manteniendo siempre el equilibrio económico», indica el informe de cuentas del año, en el que también se especifica que no habrá recortes en las inversiones.

El plan de inversión entre los años 2016 y 2020 alcanza los 198 millones de euros, según lo aprobado en el Consejo de Administración de septiembre de 2016, lo que ha supuesto un incremento del 68 por ciento respecto al periodo anterior.

Entre 2020 y 2023, la intervención de la Junta de Andalucía en mejora de infraestructuras en el área metropolitana permitirá a Emasesa tener más músculo inversor y acometer actuaciones por un valor estimado de más de 225 millones de euros.

Entre los principales proyectos pendientes están la ejecución de los depósitos de retención de aguas pluviales en Kansas City, en Sevilla, y Miguel Fleta, en Dos Hermanas; la renovación de grandes colectores como los localizados en calle Niebla y Avenida de la Libertad; y una inversión superior a los nueve millones de euros para la renovación de redes en barriadas vulnerables de Sevilla y el área metropolitana, como Cerro Blanco, Palmete, Tiro de Línea, Padre Pío y Carretera Su Eminencia, entre otras.

Además, Emasesa desarrollará un plan específico para cumplir los objetivos de eficiencia en la pérdida de agua por fugas mediante la mejora de la red de abastecimiento. Actualmente el dato de pérdidas es inferior al 20 por ciento establecido en el Plan Hidrológico del Guadalquivir, y menor del 15,5 por ciento acordado por la Unión Europea. A ello hay que sumar proyectos medioambientales de restauración hidrológico-forestal como la creación de un corredor ecológico en el río Guadaíra, el proyecto de mejora ambiental aguas abajo del embalse del Gergal, la revalorización de la Ladera de El Carambolo y la mejora autosuficiencia energética de todos los equipamientos.

Según defiende la dirección de Emasesa en su último informe, su objetivo es, «además de mejorar las redes haciendo más sostenible el sistema de abastecimiento y saneamiento, hacer nuestras calles más saludables, más accesibles, mejorando la movilidad y eliminando barreras arquitectónicas, en definitiva, mejorando la calidad de vida de los vecinos». En este aspecto, Emasesa hace mucho hincapié en que desde 2016 no se ha producido ningún corte por incapacidad económica. Y en 2018, 8.775 usuarios de Sevilla y el área metropolitana han podido acogerse a las ayudas sociales disponibles para familias en riesgo de exclusión social.

Atendiendo a todas estas previsiones, la empresa metropolitana de aguas prevé obtener unos ingresos estimados en 2019 de 162,5 millones de euros, una cifra ocho millones inferior a la registrada en 2017 —170,6 millones de euros— y también menor que la estimada para 2018 —167,3 millones de euros—, lo que prueba el paulatino descenso en el consumo. Lo curioso es que esta racionalización podría acabar provocando una paradoja: a menor consumo, mayor precio. Porque las cuentas son las cuentas.